VISUS MILITIS (Teniente General Alamán) 29 mayo 2016

difasdos 29 de mayo de 2016

  EL PACIFISTA Y UN HOMBRE DE PAZ

Hoy,  mientras permanece en “descanso a discreción” en la Plaza de La Lealtad, a la espera de rendir Honores a los caídos por España, el soldado observa, con tristeza e indignación pero no resignado, cómo se ha mancillado, de forma simultánea  en dos ocasiones, el valor de la PAZ. Valor  que sigue siendo su objetivo permanente y por el que  se compromete a entregar su vida si preciso fuera.

“SI VIS   PACEM PARA BELLUM”

La primera la ha causado la  autoproclamación de “pacifista” por parte del aspirante a diputado del partido Podemos en Almería, que al tiempo que cambia de circunscripción,  también se declara “antimilitarista”, después de más de cuarenta años de uniforme y haber ocupado el más alto cargo dentro de la milicia. Creo que los almerienses deben preguntarse: ¿Cuando era sincero este pájaro trepador, pero con pocas horas de vuelo, que les han colado los del circulo morado ?

La segunda, más sangrante aún, se materializó con la solemne acogida, por parte del Parlamento catalán,  de un miembro confeso y convicto de ETA, considerándole “hombre de paz” a pesar a los asesinatos execrables cometidos por la banda terrorista con máximo ensañamiento y cobardía. Sin embargo, esta sociedad incomprensible en que se ha convertido la española, no descarta, ni parece importarle que esta zorra pueda ponerse a cuidar las gallinas (nunca mejor dicho lo de la zorra y las gallinas).

Mientras tanto, los tres Poderes que deben velar y proteger todo Estado de Derecho, no están precisamente en “descanso a discreción” y si en un absoluto  “rompan filas”.

El cornetín toca ¡Atención! Llega la Autoridad, la asistencia popular es bastante menor que la participante en la última Final de Copa.

El soldado abandona su mirada y pensamiento, para prestarse a rendir honores a los españoles caídos por España.    Los que cayeron durante el  mando de “el pacifista” por Almería y los asesinados por los etarras compañeros del “hombre de paz” homenajeado en el Parlamento secesionista de Cataluña.

LO DEMANDÓ EL HONOR Y OBEDECIERON”…

Emilio Pérez Alamán Teniente General (R)