COMENTARIO DEL DÍA: “TRES RECOMENDACIONES: UNA PELÍCULA, UN LIBRO, UNA WEB” General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Tres recomendaciones

Llega el fin de semana con un lunes festivo. Buen tiempo y ganas de evadirse de la rutina y mediocridad que nos rodea. Vacaciones para quien pueda y para quien se las merezca. Ustedes saben mejor que yo quienes no son merecedores de ellas y quiénes no.

En fin vamos a disfrutar de esta incipiente primavera. Para ello les hago tres recomendaciones con la esperanza de que sean de su agrado.

Una película: Zona Hostil. Española y de las buenas. De las que hay que ver. Por fin nuestros soldados sin melifluas composiciones ni adulteradas escenas del buenismo al uso. La cruel realidad de sus misiones y el permanente cara a cara con la muerte. Nuestros soldados, la Legión, la verdad y su crudeza. Buen guión, interpretación y dirección. Próximamente les daré con más detalles mi opinión que ahora les adelanto como recomendación para que la vean y nos transmitan su parecer.

Un libro: 1936. Fraude y Violencia en las Elecciones del Frente Popular de Manuel Álvarez Tardío y Roberto Villa. Imprescindible para aquellos que quieren saber la verdad de las elecciones del 16 de febrero de 1936. Riguroso e inédito documento que narra la Historia y no las historias que pretenden que nos traguemos incluso recurriendo a una ley sectaria. Un fraude en la votación, en el reparto de escaños, que dio el triunfo al Frente Popular y desató una violencia que ha dejado profundas huellas que parecen imborrables por el pretendido afán de insistir en el enfrentamiento y el error. Fácil de leer y abrumador en su contenido y conclusiones.

Por último una web: Patrimoniocultural.defensa.gob.es

El ministerio de defensa acaba de presentar esta web que permite a cualquier ciudadano acceder a los contenidos e información sobre los archivos, bibliotecas y museos del ministerio de defensa.

Un patrimonio cultural digno de tener en cuenta, hasta ahora desconocido, y de acceso muy especializado, que debe convertirse en algo popular y al alcance de cualquiera. Patrimonio bibliográfico, mueble e inmueble, científico, técnico, etnográfico, que esperamos despierten su interés.

Un paso adelante en la difusión de la cultura de defensa por el que nos congratulamos. Cada vez se hace más necesario un esfuerzo hasta conseguir que todos los documentos estén digitalizados y al alcance de cualquiera sin necesidad de desplazamientos.

Solo decirles que lo disfruten y compartan con nosotros sus impresiones. No dejen de entra en este blog y repasen los artículos donde comprobarán que la lucha continúa sin tregua.

Por España. Todo por España.

Feliz Día del padre y felicidades a los que celebran su onomástica: San José, esposo de la Virgen María.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

17 marzo 2017

EL COMENTARIO DEL DIA: DICTAMEN DEL CONSEJO DE ESTADO SOBRE EL ACCIDENTE DEL YAK-42 (TG. Emilio Pérez Alamán)

defensa-federico-trebisonda-trabzon-turquia_ediima20170103_0380_19

Una foto que habla por sí misma

Ayer un medio publicaba un informe de la Comisión Permanente del Consejo de Estado que, con fecha 20 de octubre del año pasado, reconocía trece años después, la responsabilidad del Ministerio de Defensa en el accidente que el 26 de mayo de 2003 costó la vida a 62 soldados que regresaban de cumplir su Misión en Afganistán.

Como la mayoría de los españoles, no conozco en profundidad el funcionamiento detallado de este Consejo, pero sí que sus miembros son, en su mayoría, ex-altos cargos de las Instituciones del Estado y que constituyen el máximo órgano consultivo del Gobierno. Por este desconocimiento general, me pregunto:

¿Cómo y porqué se trató este asunto en dicho Consejo? después de haberse juzgado en más de una ocasión con sentencias firmes. Pero sobre todo ¿Por qué si el dictamen es de 20 de octubre pasado los españoles de a pie se enteran por la prensa casi tres meses después?

Consecuencia de este inexplicable desconcierto, uno más de los que nos tienen acostumbrados los administradores a los administrados, cunden las voces de dimisiones y solicitud de responsabilidades, etc., lo cual me parece muy correcto, aunque este tema se debería haber sustanciado hace ya trece años.

En aquellas fechas, el firmante de este comentario estaba al mando de la División Mecanizada “BRUNETE” y veinte de aquellos Soldados pertenecían al Regimiento de Ingenieros de la Gran Unidad.

Aunque por mi destino estaba al margen de los procedimientos y controles de contratación de los aviones que ahora se esgrimen para pedir responsabilidades, como Jefe de la Unidad, reuní a todos los componentes de la División y nuestra prioridad fue atender a las familias de nuestros compañeros, acompañarles en su dolor y procurar resolver las infinitas inquietudes y ansiedades que sentían por recoger los restos de sus seres queridos.

Como máximo responsable, asumí la tarea de contactar con los escalones superiores que se encargaban de los trámites necesarios de identificación y repatriación de los fallecidos. En dicha gestión fui consciente de la ignominia con que se trataban las diligencias para llevar a cabo la difícil, penosa y larga actividad de identificar adecuadamente los cadáveres para su correcta entrega a sus allegados. Sin embargo todo eran prisas, tratando de ocultar la verdad con engaños, artimañas y presiones con el fin de desviar la atención sobre la responsabilidad del Ministerio que, con su titular a la cabeza, acompañado por sus colaboradores directos, algunos uniformados por desgracia, en un acto más servil que de servicio, maltrataron indignamente lo más sagrado que debe esperar un soldado si pierde la vida en el cumplimento de la Misión, precisamente por quien se la asignó.

Fue entonces cuando se debía haber privado de toda oportunidad de ostentar ningún cargo que exigiera máxima dignidad a los responsables. Aunque se haga ahora (ya veremos), la ejemplaridad que tanto necesita nuestra España llega tarde una vez más.

Emilio Pérez Alamán Teniente General (R.)

SOLDADOS DE ESPAÑA. EMOCIONES CONTENIDAS General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

1479572030_818151_1479572122_album_normal

La ministra de defensa en su primera visita a las tropas

‹‹Se me llenan los ojos de lágrimas y el corazón de emoción con vuestra labor››.

Estamos acostumbrados a que el ministerio de defensa lo ocupe gente que nada sabe de lo militar, incluso que no lo siente; alguno ha llegado hasta el repudio. En cualquier caso conviene estar bien rodeado porque este es un oficio, el de las armas, en el que poco se habla, pero todo se sabe. El primero en enterarse es el afectado, pero estamos en un momento en el que nadie se cuestiona nada. Es el mejor camino para lograr la disciplina de la desgana junto a la obediencia de mínimos. Lo preciso del deber sin que la propia voluntad adelante cosa alguna. La derrota. Directamente a la moral. Los soldados de verdad saben que ese no es el camino y están en guardia. Siempre y en todas direcciones.

No saber no es pecado. No sentir lo es, pero mortal. Si entras como enemigo, tendrás que luchar y, aunque a ti te lo parezca, jamás vencerás. Ejemplos múltiples. Algunos de los que han pasado por ese ministerio lo intentaron, pero son hoy unos derrotados. Aunque su peligrosa inercia continúa haciendo daño.

Aquí cualquier brisa es analizada en el laboratorio del alma.

1479572030_818151_1479572127_album_normal

La ministra de defensa a bordo

‹‹Se me llenan los ojos de lágrimas y el corazón de emoción con vuestra labor››. Dice la ministra de defensa en su primera visita a las tropas españolas en misión fuera de España.

Tenemos memoria y sentimientos, aunque rara vez se nos refleja en el rostro. No olvidamos sus primeras palabras en el debate de investidura como presidenta de Castilla-La Mancha en recuerdo a los soldados que acababan de sufrir un atentado en Afganistán.

Los primeros análisis se enmarcan en la esperanza y el sentimiento. Sentir no lo es todo, pero es mucho, muchísimo. Fluyen las lágrimas desde el corazón. Es una sensación que experimentan con frecuencia los soldados.

Nadie espera de usted, señora ministra, que sea un soldado. Sí que tengamos, sin fisuras, idéntica misión: ‹‹garantizar la soberanía e independencia de España, defender su integridad territorial y el ordenamiento constitucional››.

Se hace cargo, señora ministra, de los mejores soldados del mundo. No lo dude. Allí donde esté un soldado español jamás habrá derrota. Ya quisieran todos los países que sufren el horror de la violencia y la guerra tener con ellos una unidad de soldados españoles. La inseguridad huye ante ellos. A ellos no les oirá hablar con frecuencia de sus cosas; a sus familias tampoco. Ya sabe. Lo ha oído en más de una ocasión en sus visitas a la Academia de Infantería.

Aquí la más principal

hazaña es obedecer,

y el modo cómo ha de ser

es ni pedir ni rehusar.

dgc-150620-graducacion-irak-05-g

Soldados españoles en Irak

También a ellos y a sus familias se les llenan de lágrimas los ojos y el corazón de emoción. Usted lo ha descubierto al hablar con sentimiento, en directo, sin palabras de gabinete, insensibles y preparadas. Hacen falta. Una arenga no se prepara. Al militar hay que arengarle y no alabarle. A los soldados las alabanzas y elogios les suenan a quimeras lejanas, a promesas siempre incumplidas. El elogio no forma parte de su fortaleza. No se prestan al juego mediático y huyen de los discursos y brillante literatura. Sus leyes por difíciles son escasas y sencillas. Escritas con el honor, el valor, la tradición y el ejemplo de sus héroes.

Señora ministra. Estoy seguro que le han dejado una herencia larga en necesidades. Esperemos que esté completa.

El presupuesto, la deuda… ¿¡Cuántas veces se lo habrán repetido!?

Los Programas Especiales de Armamento, el vehículo 8×8, las ininteligibles Brigadas Polivalentes, aviones de transporte, reabastecimiento en vuelo, submarinos (fallidos sin explicación), la industria armamentística…, y, cómo no, la revisión de los despliegues en el exterior. Muchas cosas que atender y poco dinero para repartir. Para colmo Europa se asusta, de repente, y aprieta. ¡A las Armas! ¡El presupuesto! También le habrán dicho que la mayor parte del dinero se va en gastos de personal. ¡Qué cosas! Habría que analizar qué personal sobra y excede.

Porque aquí a la sangre excede

el  lugar que uno se hace

Duro es que el tiempo, el corto y sacrificado tiempo de servicios a la Patria, el beso agradecido, te lleve a engrosar la lista del paro sin que nadie tenga respuesta. Ocurre en mal momento. En esos momentos nadie se acuerda de Irak, Líbano, Índico… ¿No lo sabía? Pues es una prioridad, quizá la más importante. Dar una salida digna a nuestros soldados cuando la Patria decide prescindir de sus servicios. Una urgente tarea.

Todo lo que se hace fuera, los éxitos en cada misión, dependen de lo que se hace aquí dentro. Formación, instrucción, adiestramiento e ilusión. Eso también es una prioridad de la que pocos hablan. Ni pedir ni rehusar no debe ser una excusa para mirar a otro lado.

Escribo de España y sus soldados que son la prioridad del ministro de defensa. De usted depende el orden de prioridad de las muchas tareas que tiene pendiente su ministerio.

Por primera vez como ministra de defensa ha visto el rostro de nuestros soldados. La severidad de su mirada refleja una acostumbrada actitud a ver pasar los acontecimientos con cierta indiferencia. Mientras te miran sobrecoge ver como escrudiñan y analizan el más mínimo gesto, hasta la más ligera brisa. Vigilancia extrema a través de la austeridad de su mirada. Solo comparten su canción con quien con ellos va.

Respondiole el marinero

tal respuesta le fue a dar

yo no digo mi canción

sino a quien conmigo va.

España es su canción. Este es su ministerio señora ministra. Con leyes muy antiguas, no rancias, y ancladas en la tradición. Pocas leyes, pero severas. Subraye alguna de ellas y cúmplalas y hágalas cumplir. Este es un ministerio de emociones contenidas.

Porque aquí a la sangre excede

el lugar que uno se hace

y sin mirar cómo se hace

se mira cómo procede.

presentacic3b3n1

España es su canción

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez