SUPERCALIFRAGILISTICOESPIALIDOSO

mary-poppins

SUPERCALIFRAGILISTICOESPIALIDOSO

¿Recuerdan esta palabra casi milagrosa de la niñera mágica Mary Poppins?

Con ella descubría la forma de salir airoso de situaciones difíciles, cuando no se tienen palabras usuales para describir lo que se siente aunque suene “extravagante, raro y espantoso” pero “si se dice con soltura sonará armonioso”

 A la simple inspección de los acontecimientos y actitudes que suceden y se contemplan, dentro y fuera de nuestras fronteras, parece que los/as  magos/as   políticos/as, que nada tienen de mágicos/as como la niñera de la ficción, han encontrado la palabra milagrosa para salir airosos/as en sus explicaciones para describir tanto lo que sienten, o no, como lo que sucede de forma no premeditada, o sí. Esta palabra no resulta irreal, ni tiene más de treinta caracteres, ni siquiera es imaginativa  para pronunciarla al revés en un alarde de habilidad.

El sustantivo elegido es sencillo real y fácil de pronunciar. Es tan simple y complejo a la vez como ”Democracia” con sus derivados y sinónimos.

descarga

Democracia Griega

Tengan la seguridad que no me refiero al respetado significado del término: “Sistema político que defiende la soberanía y el derecho del pueblo a elegir y controlar a sus gobernantes”  estoy subrayando el uso y abuso que de tan importante palabra hacen los que más deberían cuidar la pureza de su contenido, es decir, aquellos que la utilizan, desde el poder representativo que se les ha otorgado, con la intención de salir airosos en situaciones y conductas para las que no encuentran la palabra adecuada que les justifique ante quienes les delegaron la soberanía.

Si en una Democracia Constitucional, que da origen al Estado de Derecho, la Constitución limita los distintos poderes y controla  el funcionamiento del Gobierno,  es difícil entender que se hable de partidos constitucionalistas, deduciéndose en consecuencia, que hay otros que no lo son. Lo cual resulta incomprensible en una Democracia auténtica, en la que nada puede estar por encima de la Ley, ni se puede entender cómo la norma electoral permite que formen parte de la Institución que representa la soberanía de todo el pueblo español  partidos que no asumen ni respetan  la norma suprema del ordenamiento jurídico español, a la que están sujetos los poderes públicos y todos los  ciudadanos.

En nombre de la Democracia se respetan los Derechos Humanos como el de la libertad de expresión pero no se comprende que cuando ese Derecho transciende al delito, como el insulto a los símbolos nacionales, no se limite dicho Derecho y se aplique la Ley.

1181447553_850215_0000000002_sumario_normal

E.T.A. No debe haber concesiones ¡NUNCA!

Es necesario ser conscientes de que en determinadas circunstancias, la regla de la mayoría puede volverse antidemocrática cuando afecte a Derechos Fundamentales, como puede ser el caso de la negociación con los terroristas y alterar los tiempos y condiciones de condenas en firme por intereses políticos, hasta el punto de que los partidos, sin previo conocimiento de sus electores o haciendo lo contrario de lo ofrecido, permitan la presencia de terroristas o sus cómplices en Instituciones Democráticas.

También es frecuente escuchar como se antepone la palabra democrática a una  actitud que incumple la Constitución, justificando “el derecho a decidir” parcialmente sobre la ruptura de la Unidad de España o la declaración de secesión de una parte de España en la sede parlamentaria de la Autonomía,,,etc. Todo ello admitido por mor de la Democracia y con la inmensa duda que produce la existencia de una auténtica división de poderes con la consiguiente independencia del judicial.

Constitución_Española_de_1978

Constitución Española d 1978

Tampoco vamos a olvidar el uso de la palabra clave cuando se  apela a salvar la democracia, ni las llamadas a la unidad de los demócratas, cuando los que han recibido el poder, por mandato de los que tienen la soberanía, no aciertan o son incapaces de resolver problemas como el terrorismo, inmigración irregular….etc.

Por supuesto que en la denominada Democracia indirecta la soberanía popular se delega, mediante sus votos, en representantes a través de los partidos políticos, pero esta representación, en pureza democrática, debería tener unos límites que permitieran  a los votantes una mayor proximidad a quienes les representan y no terminar su participación una vez depositada la papeleta en la “fiesta de la democracia” (otra frase tópica sobre el tema). De hecho la Ley electoral (1977) contiene grandes carencias democráticas, empezando por la desigualdad de su proporcionalidad, aún así, ningún partido la ha modificado en 40 años por mero interés partidista.

Aunque considero que hay  más deficiencias  en este Sistema que nos han ofrecido como “la purga de Benito” para resolver nuestros problemas, termino, por espacio, haciendo mención a la bola de cristal que poseen los analistas para saber a ciencia cierta lo que queremos los votantes. No ven que un tercio se quedó en casa, que otros apostaron por una opción por miedo a otra o tapándose la nariz o que otros votaron contra el oponente por indignación. Sin embargo los asesores políticos y sus comunicadores nos hicieron llegar que los votos habían dejado el mensaje claro de que se pactase para tener un Gobierno estable y por ello, parece que veremos, una vez más, que los que no deberían sentarse en el Parlamento español, por no considerarse tales, serán clave para la gobernanza de “este País” al que desprecian sin disimulo, pero del que succionan lo que los constitucionalistas les dan de los impuestos de todos, cumplimentando el deseo que de forma democrática les han demandado en las urnas, según sus visionarios.

Madrid 12 06 14 Preparativos para la coronacion de Felipe VI de la proxima semana en el hemiciclo del Congreso de los Diputados FOTO JOSE LUIS ROCA

Madrid 12 06 14 Preparativos para la coronacion de Felipe VI de la proxima semana en el hemiciclo del Congreso de los Diputados FOTO JOSE LUIS ROCA

Porque creo que somos muchos los que observamos las deficiencias de nuestra Democracia, considero que es necesario revindicar el espíritu y la letra tal como la define nuestro Diccionario, manteniendo el sentido aristotélico del “Gobierno de los más” , es decir de la  mayoría con respeto a las minorías, pero no de la mayoría condicionada por una minoría (llave o bisagra).

Para lograrlo es necesario que los representantes del pueblo decidan transformar de una vez las normas que vienen deteriorando progresivamente la convivencia y el estado del bienestar de los gobernados.

Aunque son muchas las promesas que se oyen en todo el espectro parlamentario en ese sentido transformador, cuesta confiar en que lo hagan en la dirección necesaria, sino que lo harán en la  contraria, como nos han enseñado con anterioridad.

poppinsMientras tanto y hasta que los responsables de corregir estas carencias democráticas lo hagan, para preservar, al menos, la integridad del concepto DEMOCRACIA, sería  constructivo que antes de  nombrarla, como justificación o en vano,  utilicen  un vocablo que sirva para expresar lo que uno siente cuando se queda sin palabras ni argumentos  para justificarse. Podría valer, por ejemplo, la que empleaba en dichas ocasiones la niñera mágica Mary Poppins:

“SUPERCALIFRAGILISTICOESPIALIDOSO”

 

                        Emilio Pérez Alamán    Teniente General (R)