ÓPERA CARMEN EN PARÍS. DEL ARTE Y OTRAS MANIFESTACIONES General de Brigada (R.) Adolfo Coloma Contreras

Un esperpento en París

Cualquier tiempo pasado no necesariamente fue mejor. Esto lo venimos sosteniendo los componentes de este blog por más que alguno nos tache de retrógrados o anticuados. La defensa de la unidad de España y la salvaguarda de los valores inherentes a sus fuerzas armadas, es lo que nos ocupa y nos preocupa. No por un absurdo afán de militarizar la sociedad ¡en pleno siglo XXI! sino por fomentar y difundir esos valores en el seno de una sociedad en un tiempo en el que la suspensión del servicio militar priva a muchos jóvenes de entrar en contacto con ellos. Los defendemos y los divulgamos porque queremos que la sociedad los haga suyos y al hacerlos, exija a sus Fuerzas Armadas su cumplimiento.

Los militares nos hemos adaptado a los cambios que nos ha exigido la sociedad sin ninguna demora, otra cosa es que nos gusten más o menos, pero para eso hemos sido educados en la disciplina y en la lealtad. Hemos acogido a la mujer en nuestras filas, hemos visto reducir drásticamente nuestros efectivos, hemos transitado de un ejército de soldados conscriptos a un ejército profesional y hemos mirado siempre hacia adelante con la confianza puesta en el mando y tratando de convencer a los subordinados.

Una ofensa a España y a la Legión

Claro, que los militares no vivimos aislados ni somos ajenos a lo que nos rodea. Valoramos las tradiciones por lo que tienen de raíz, de sentimiento, de motor de energía; y allá donde vamos destinados, nos adaptamos y las compartimos. Nos gusta la cultura como el compendio que es de vida, costumbres y expresiones artísticas, y en esto, créanme no nos anclamos para nada en las glorias del pasado. Está en la naturaleza del soldado, en su mentalidad de enfrentar un posible enemigo que tratará en todo momento de sorprenderlo, el innovar las tácticas, los sistemas de armas, los procedimientos para combatir. Queremos ser vanguardia en el arte de la guerra como en todas sus manifestaciones en el más amplio sentido de la palabra arte.

Puede ser el arte clásico, tradicional, o transgresor y modernista. Pero amigo, también el arte tiene sus reglas, sus valores y hasta sus límites. No todo vale en el arte ni es arte todo lo que uno discurre. Como tantas veces hemos sostenido desde este blog, la clave está en el respeto. Respeto a unos elementales principios éticos y estéticos y desde luego al público al que va destinada una obra y a las personas de las que trata la misma.

La ópera Carmen en París. No se atrevería a hacerlo con la Legión Francesa o la bandera de Francia

Ninguno de estos requisitos los cumple la adaptación de la – por otro lado inmortal – ópera “Carmen”, obra cumbre del francés George Bizet, que se está representando en París desde hace más de un mes, bajo la dirección de Calixto Bieito un castellano burgalés, que reside en Basilea, dirige el teatro Arriaga de Bilbao y ahora representa en la capital de Francia. Un autor que ha construido su fama sobre la interpretación radical de óperas clásicas y que, en el caso actual, aunque ya se había estrenado hace años ahora vuelve a poner en escena, los más rancios clichés sobre todo lo español, destrozando la historia creada por Merimée, a la vez que exhibe sobre el escenario un puñado de soldados vestidos de legionarios (¡cómo no!) trasladando al espectador una imagen de orgía desenfrenada, mientras pasean la bandera de España por el suelo del escenario o azotan con ella a un soldado. Y cosas más reprobables.

Hiere con todo ello a una gran parte del público mayoritariamente francés. Prueba de ello es que la aparición de Bieito en el escenario al finalizar el estreno fue acogida con más silbidos y abucheos que con muestras de agrado. Y hiere sobre todo a una inmensa parte de la sociedad española que en su conjunto ha hecho del respeto entre todos y fundamentalmente de los signos que nos representan una de sus normas de convivencia en paz.

“No se atrevería hacerlo con la Legión Francesa o la bandera de Francia”- argumentaba anoche en televisión José Manuel García Margallo, exministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, al tiempo que anunciaba que, en su calidad de parlamentario del Partido Popular por Alicante, había hecho una pregunta parlamentaria al gobierno preguntándole si estaba informado y las medidas que iba a tomar al respecto. Nos conforta la actitud decidida del Sr. García Margallo, que confiamos ver secundada por el partido que apoya mayoritariamente al gobierno, tanto como echamos en falta actitudes similares en otros partidos porque una vez más insistimos, los símbolos de la nación y sus Fuerzas Armadas no son patrimonio de ningún partido, sino de la nación entera.

Carmen en París ¿De qué cultura?

Ya podría ser retirada de cartel tan esperpéntica y ofensiva distorsión de un clásico universal que, a juzgar por las críticas, no gusta ni a los verdaderos aficionados al bel canto, ni a los que anteponen la innovación. Solo puede ser del agrado de aquellos que disfrutan creando el pánico en una ciudad devota de sus tradiciones, como Sevilla en su “madrugá”.  Hierra pues gravemente el ínclito director teatral, por más que le adornen algunos premios y reconocimientos del mundo de la cultura, pero ¿De qué cultura?

Comenzaba esta reflexión aseverando que no todo el tiempo pasado fue mejor, no señor. Si recuerdan hace un tiempo los aseos públicos o privados de cualquier establecimiento, solían estar ilustrados con pintadas y expresiones de todo tipo, la mayor parte de las veces, bastante soeces, costumbre si no del todo erradicada, si a punto de serlo. Pero había quien argumentaba que “aquello era cultura”, que venía a ser un genuino canal de la libertad de expresión. Tié q’haber gente pa’tó”, que diría un taurino. Y con razón, porque hubo quien dejó en la puerta del cubículo su impronta con unas palabras que hoy se me antojan certeramente dedicadas al director artístico de esta representación de Carmen:

“si la basura es pintura

y tus manos son pinceles

píntate los….

y no pintes en las paredes”

Aplíquese el cuento, Sr Bieito.

 

Adolfo Coloma

GB (R) del ET

Blog: generaldavila.com

19 abril 2017

“Iberia” Andrés Manrique. Teniente (R.)

Bandera de España

Un eufemismo nos sirve para expresar con otras palabras algo que no queremos llamarlo por su propio nombre, por estar mal visto o por motivos variopintos. Supone un circunloquio para suavizar expresiones que podrían ser de mal gusto en determinados momentos, porque incluso en el lenguaje hay que ser elegantes.

Para suavizar situaciones se emplea lo de “faltar a la verdad” en vez de “mentir” y para ser amable se oculta lo de “feo” por “poco agraciado”. En muchos casos se emplea el eufemismo para no herir sensibilidades de determinados grupos humanos, sociales, etc. Supone una amabilidad del lenguaje en resumidas cuentas. El uso de estos eufemismos refleja en muchas ocasiones educación y saber estar, algo a lo que jamás hay que renunciar.

Siendo todo esto verdad, se puede discrepar su utilización, sobre todo en aquellos casos en los que se aprecian ciertas intencionalidades y en lo que se ha puesto de moda en los últimos años que no es otra cosa que el lenguaje “políticamente correcto”, con el que Juan Soldado está en un amable pero  absoluto desacuerdo.

 

Para Juan Soldado, por lo anteriormente dicho, esto tiene un pase, pero lo que le resulta indigerible es aplicar eufemismos a la palabra o concepto de  España. Este término es maldito para gran parte de la periferia española (y no sólo). No, por ahí no pasa Juan. Y no pasa porque aprecia una deliberada intencionalidad en su eliminación. Veamos. Habrá que emplear “España”, “este país”, “la península ibérica”, “el Estado”, ”contexto” o  el  “entorno” cuando corresponda, tampoco hay que ser recurrente con el término, pero se debe de evitar hacer circunloquios ridículos para eludirla. ¡Ojo! que no son sólo algunos periféricos quienes evitan emplear el término; aquellos tienen su justificación particular interna, pero y ¿los demás?…

Juan Soldado, que hoy viene un tanto irónico y que está harto de estas cosas, no ve solución alguna, por eso y  con su cansancio histórico se le ocurrió cierto día elevar una propuesta para cambiar el término España por otro que fuera menos ofensivo. Sí, pensó, eso es. Y se puso manos a la obra.

Había varias posibilidades. La primera era la de llamarla Hispania, término utilizado por fenicios y romanos, pero como estos fueron imperialistas en su época, quizás no sería aceptado hoy el término por el “buenismo” imperante. No, se dijo. Otra posibilidad era Celtia pero al tener connotaciones galo-británicas…ya se sabe. Betia, pensó. Pero no, pues suena a fútbol y no hay que distraerse en esto.

Después de pasar por procesos febriles y alteraciones en la presión sanguínea un buen día pensó ¡Iberia! Exacto… Se dijo. Topónimo adjudicado por geógrafos en la antigüedad que, aun cuando sólo se aplicaba a la costa mediterránea, se extendió a toda la península ¡Claro! Así, algunos periférico-mediterráneos no podrán eludir sus raíces. A partir de ahora todos podremos decir sin tapujos, sin eufemismos… ¡Somos Ibéricos! ¡Viva Iberia! ¡Tenemos un pasado común inexcusable! Qué felicidad poder desprenderse del término España, siempre casposa para los mismos, opresora para otros. Esa pátina, ese barniz españolista desaparecerá. Da lo mismo layetanos e ilergetes que vetones y vacceos ¡Somos ibéricos todos! …. ¡como el jamón!

Juan Soldado se viene arriba con su descubrimiento y, eufórico,  piensa en que ya no harán el ridículo los del tiempo (hoy “los de la Méteo”) con aquello de “mañana lloverá en todo el estado”. Nada, ya  podrán decir, tanto centralistas incómodos como periféricos, que “lloverá en toda Iberia”… En el deporte, La Vuelta al País Vasco, así como la Volta a Cataluña seguirá igual pero la vuelta Ciclista a España, que llevan años llamándola “La Vuelta”,… a partir de ahora ya se podrá decir “La Vuelta a Iberia”. Hasta los ingleses que la llamaban Spanish Omelet, pues ahora será ¡tortilla ibérica! ¡Qué bonito!,  pero sobre todo… ¡Qué alivio”.

Y así es como el bueno de Juan Soldado pensó que tenía resuelto este problema.

Un saludo.

Iberia

Nota: Para tranquilidad de  los lectores de este blog hay que decir que Juan Soldado después de pasar por esta crisis febril ha vuelto a la coherencia y a sus principios irrenunciables.

Andrés Manrique

Teniente (R.)

Blog: generaldavila.com

18 abril 2017

“ESPAÑA SIGUE SIENDO CATÓLICA” General Emilio Pérez Alamán

España sigue siendo católica

Sirva este comentario como contraposición a la decepcionante, por sectaria,  frase España ha dejado de ser católica que dejó para la Historia  el diputado republicano y Ministro de la Guerra  D. Manuel Azaña en la sesión del 14 de Octubre de 1931 en el Congreso  dentro de una brillante pieza oratoria con la que preparaba la redacción de la Constitución de la II República que habían proclamado en el mes de Abril, ignorando toda la legalidad en vigor. El discurso que se iniciaba con carácter general:

“La revolución política, es decir, la expulsión de la dinastía y la restauración de las libertades públicas no ha hecho más que plantear y enunciar aquellos otros problemas que ha de transformar el Estado y la sociedad española hasta la raíz: las autonomías locales, problema social más urgente y aguda reforma de la propiedad y problema religioso que es en rigor la implantación del laicismo en el Estado con todas sus inevitables y rigurosas consecuencias”

 De los tres problemas enunciados, fue al tercero  al que se dedicó D. Manuel en profundidad durante la sesión que mencionamos, sin duda buscando la redacción sectaria y anti católica que pretendía para el artículo 26 de la Constitución republicana. Recomiendo la lectura del discurso completo para conocer la base que propició los horrores y el martirio que sufrieron en los años siguientes todos los que no abjuraron de su Fe Cristiana. Así comienza su amplio argumento:

España ha dejado de ser católica (Azaña)

La ministra de Defensa en Málaga

“Lo que llaman el problema religioso, la premisa de este problema, hoy político, la formulo yo de esta manera: ESPAÑA HA DEJADO DE SER CATÓLICA. El problema político consiguiente es organizar el Estado en forma tal que quede adecuado a esta fase nueva e histórica el pueblo español”

 Desgraciadamente hoy, 86 años después, sus aprendices, los que predican el progreso, pretenden llevarnos un siglo atrás. Eso sí, ya quisieran hacerlo con la categoría de expresión y presencia de sus predecesores. Pero cuidado, han aprendido que las prisas e ir por derecho lleva al fracaso y usan procedimientos sibilinos y pausados, aprovechando los momentos y medios del siglo XXI, lo que tiene mayor peligro y es preciso combatirlos con más constancia y valores que con la fuerza.

Por ello la actitud demostrada por esa gran mayoría silenciosa y su forma masiva de celebrar la Semana más señalada para los católicos, ha sido ejemplar y seguro que habrá hecho pensar a los malos aprendices de Azaña

España sigue siendo católica

La Legión con su Cristo de la Buena Muerte

Acertada ha sido la decisión del Gobierno en la difusión dada a los acontecimientos religiosos de la Semana Santa, empezando por las disposiciones tomadas por el Ministerio de Defensa para que las Unidades rindieran Honores a a las Imágenes a las que escoltaban y que las Banderas ondearan a media asta en señal de duelo, como se hizo siempre hasta que la Ministra Chacón lo prohibió.

Sería un buen síntoma que el Partido menos alejado de lo que es España y el sentimiento de los españoles recuperara estas formas en lugar de querer hacer clientes cediendo soberanía territorial y de valores a los que intentan retomar lo preconizado por los responsables de la II República.

Por supuesto que es necesario atender a otras muchas facetas en las que la pasividad ha superado al empeño prometido y no cumplido, pero dadas las realidades vividas estos días de millones de españoles, no turistas, y la reciente encuesta de DYM-WIN/GIA sobre religiosidad que muestra que solo el 15 por cien de los españoles son ateos, el 49 por cien creen en Dios y uno de cada dos españoles son creyentes, aunque los comprendidos entre los 14 y 25 años solo lo sean uno de cada cuatro, por una razón tan sencilla como es el adoctrinamiento que imparte el permanente cambio en los planes de educación, siempre en busca de un mayor laicismo inconstitucional.

la Guardia Civil con la Expiración (Málaga)

Por supuesto que ya conocemos la preferencia de los políticos por el corto plazo,  pero si un partido en lugar de preocuparse solo de sí mismo y de las próximas elecciones obrara pensando en las siguientes generaciones, debería contemplar el hecho evidente de que el porcentaje de creyentes supera al que obtiene en la intención de voto el partido más favorecido.

Aunque ese Gobierno deseado debe tener en cuenta otros muchos problemas, como decía Azaña, que empiece por convencerse, que tanto por la práctica vivida como por las encuestas:

ESPAÑA SIGUE SIENDO CATÓLICA (Gracias a Dios)

¡FELIZ PASCUA DE RESURRECCIÓN!

Emilio Pérez Alamán Teniente General (R.)

Blog: generaldavila.com

17 abril 2017

EFEMÉRIDES DE LA SEMANA Semana del 17 al 23 de abril General de División (R.) Juan Chicharro Ortega

San hermenegildo

En Tarragona, actual España, resulta decapitado Hermenegildo por los soldados de su padre, el rey godo Leovigildo. Este es el remate a la lucha intestina que Hermenegildo entabló contra su padre Leovigildo, en 579 al abjurar del arrianismo para convertirse al cristianismo. En 1585, a petición del rey Felipe II, Hermenegildo será canonizado por el Papa Sixto V como patrono de los conversos. (Hace 1432 años)

La Real y Militar Orden que recompensa y distingue a los oficiales y suboficiales de las FAS, por su constancia e intachable conducta en el servicio, está bajo la advocación de San Hermenegildo.

Blog: generaldavila.com

17 abril 2017

 

VISUS MILITIS 16 DE abril de 2017 General de División (R.) Juan Chicharro Ortega

Muchos son los acontecimientos de la semana pasada de los que podría hablar el viejo soldado hoy: entre otros, el mortal atentado habido en Estocolmo o el fallecimiento inesperado de la que fuera Ministra de Defensa,  pero  ante todo conmueve la barbarie yihaddista cometida en Egipto contra los cristianos coptos, un gravísimo suceso que ha tenido una efímera actualidad especialmente si la comparamos con la que se le dio hace tiempo a los blasfemos y degenerados del “je suis Charlie”. Y el sacrificio de estos cristianos reviste para el viejo soldado la meditación profunda que esta semana propicia cuando vemos a nuestros soldados de los tres ejércitos acompañando al Cristo crucificado y a su madre dolorosa.

Sí, la cruz y la espada, simbología profunda en la que se ha forjado nuestra Patria y la que le da la esencia más pura de su ser. Una Patria amenazada por el materialismo que nos atenaza de nuevo  y por un relativismo moral de parte de nuestra sociedad que sólo mira a su interés personal.

No hay que extrañarse por tanto de los continuados ataques a la Iglesia Católica y al Ejército. Son ahora su objetivo principal.

JUAN CHICHARRO ORTEGA

GENERAL DE DIVISIÓN DE INFANTERÍA DE MARINA (R.)

Blog generaldavila.com

16 abril 2017

SANTÍSIMO CRISTO DE LA FE. CRISTO DE LOS ALABARDEROS General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Cristo de la Fe. Cristo de los Alabarderos saliendo del Palacio Real de Madrid

 

Es una larga historia que guardo en la recámara del alma. Ese lugar que se descubre cuando entras en el silencio interno:
‹‹Pero tú, cuando te pongas a orar, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre, que está en lo secreto. Así tu padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará››.
Viernes Santo en Madrid. Noche del silencio. Catequesis popular que inunda las calles. Cada uno busca su devoción, su encuentro en privado y lanza su plegaria. Él nos lo dijo. ‹‹Pedid y se os dará››, y allí, a ello vamos mientras damos gracias agradecidos. Tiene que haber un rincón en alguna de las calles, un recodo del recorrido donde desde lo oculto pueda dirigir mi plegaria al Cristo de la Fe con el que mantengo una relación desde la intimidad hace muchos años. http://www.cristoalabarderos.es/Pregon/Pregon2008.pdf
Fue una lejana mañana cuando, casi sin querer, tuvimos el primer encuentro en la Iglesia de San Sebastián de Madrid. Pero esa es otra historia que algún día tendré que contar. Hoy buscaba la mirada entre los dos, sin intermediarios, de soldado a soldado. Como aquel de la Fe, el Centurión de Cafarnaúm. Algo parecido tenía yo que tratar. Petición por medio; en nuestra debilidad siempre pedimos más que damos. Él lo sabe, pero espera, creo que le gusta que se lo cuentes, aunque lo sepa de antemano.
Había mucho ruido en Madrid. El silencio se hace necesidad en ciertos momentos, sobre todo cuando buscas un encuentro en secreto. El Sacramento, recordé. Era el mejor lugar para, a la luz de las tímidas farolas, encontrarnos en silencio. La calle del Sacramento tiene una larga historia de alabarderos y de fe. Allí está la Iglesia Catedral Castrense, la Casa de nuestro Cristo de la Fe, el de los Alabarderos.
Me aposté en la calle Sacramento, esperando su paso, el encuentro disimulado. El olor del incienso lo anunciaba, se acercaba ya con el gesto que este Cristo de la Fe tiene que parece que mientras te mira -siempre te mira- quiere bajarse de la Cruz y andar como alabardero a tu lado. Es un Cristo cercano, protector como sus titulares alabarderos. Quizá porque estuvo muchos años alejado, guardado en una pequeña capilla, esperando. La fe es algo sencillo, como Él, que muchas veces tenemos escondida y olvidada. Todo se encuentra en ese misterio. El resto viene por añadidura. En esas andaba cuando… Se detiene el Cristo y con Él hablo…
Pero me interrumpe algo, voces conocidas.
¡Buenas noches mi general!
¡Buenas noches mi general!
Creo que me ha mirado. Me llega su mirada a través de los ojos penitentes de sus hermanos: El Mayordomo Capataz, Antonio Calahorro y Nico S. Camacho.
Nos conducen a mi mujer y  mí ante el Cristo. Conduce la Fe y ante Él nos llevan: ‹‹aquí están››, el general tiene algo que decirte. Allí de repente nos encontramos. Delante del penitente, un solo de miradas, peticiones al aire, el Cristo que mira, la Fe ¡Ay la fe si se pierde! Y claro que hablamos. Como hablan los soldados. Breve y concreto. Muy claro. Obediencia y entusiasmo. A los ojos el mensaje y a sus órdenes estamos.
Hubo mucho tiempo en aquel minuto que duró todo. Fue mayor la intimidad que la que yo esperaba. Cara a cara, entre Madrid rebosando de gente, se hizo el silencio que necesitaba. Gracias hermanos.
Quizá entendí más que nunca, allí delante de aquella bendita imagen, empujado por amigos de fe, lo que otro soldado dijo:
‹‹Verdaderamente este hombre era el Hijo de Dios››
Ya estaba todo hablado. Ya todo estaba consumado.
SEÑOR MÍO Y DIOS MÍO
CRISTO DE LA SANTA FE
TENME SIEMPRE A TUS PIES
Y ESCLAVO DE TU AMOR.
DAME TU GRACIA SEÑOR
Y NO ME DEJES, QUE YO QUIERO
COMO UN FIEL ALABARDERO
LLEVAR A LA CRUZ EN TU HONOR.
SEA MÍ TU DOLOR
Y TU LUZ ME LLEVE AL CIELO
PUES DE TU BONDAD ESPERO
ALCANZAR EL REINO ETERNO
Y ALABARTE POR TODOS LOS SIGLOS.
AMEN.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

15 abril 2107

EL CARNICERO DE MONDRAGÓN General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

El carnicero de Mondragón y una representante de (?)

Es la imagen más repugnante de esta España nuestra que tal y cómo están las cosas parece más de unos que de otros. Se puede ser malo, pero la maldad humana alcanza aspectos incomprensibles ante un personaje que dice:

‹‹Yo no he asesinado a nadie, yo he ejecutado. No me arrepiento››.

Alguien cuya su vida se resume en 20 atentados terroristas, 17 asesinatos y 30 años de prisión. Ahora está en la calle. Esto es la ETA, este personaje es una muestra del arrepentimiento de la ETA. Conviene no olvidarlo y contarlo cada día, que no se olvide, que no se repita, que no siembren su semilla como están haciendo. Una sola oportunidad y volverán. Son artesanos del crimen, solo saben practicar el arte del asesinato.

‹‹Traed de vuelta a casa a los prisioneros››, se escuchaba en Bayona en la vergonzosa escenificación, una burla al dolor que ha sobrecogido a España durante casi 40 años. Todavía suenan los atentados, todavía gritan los asesinados, todavía hay, siempre habrá, mucho dolor e indignación.

Con el condenado por 20 atentados terrorista, por 17 asesinatos, uno de un niño, que no se arrepiente de sus ‹‹ejecuciones›› charlaba amigablemente la presidenta del Parlamento Navarro. Tomen nota y sigan votando, sigan pasando y sigan pensando. Este es el resultado de cerca de mil asesinatos, de una España que cada mañana se levantaba con las bombas en sus calles y el tiro en la nuca. ¡Y ahora habla Europa y el mundo de terrorismo! ¡Qué horror! ¿Cómo puede ser que esto ocurra? La policía del mundo entero busca terroristas por todos los sitios. Aquí en España los tenemos muy recientes. Pasean y disfrutan de la vida cuando para ellos la vida fue la artesanía del asesinato.

No sé si debería confesar mi pecado. Pero no perdono. Desde luego al que no voy a consultar lo del perdón es al obispo de Bayona. Prefiero hablar de justicia; lo del perdón es cosa de cada uno.

Estos personajes no son nada ni nadie, cobardes donde los haya, pero ¡han hecho tanto daño! Quizá el problema no sea mío, no perdonar, sino que la indignación vaya más allá por una justicia que permite que personajes como este vayan mostrando su soberbia y sean exhibidos y abrazados como ejemplares ciudadanos. Una justicia que nosotros nos hemos dado, porque legislan esos que dicen que nos representan y dicen ser la voz del pueblo. A mí que no me señalen porque para esta pantomima no les he votado. Esto es lo que entre unos y otros nos han dejado. La ETA ya ha ganado. El perdón y la libertad se la ha dado una injusta justicia, ¿la que hemos votado?

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Blog: generaldavila.com

15 abril 2017