OPERACIONES ESPECIALES (II) MISIONES Y PROCEDIMIENTOS

150px-Emblem_of_the_Spanish_Army_Special_Operations_Forces.svgEn esta segunda entrega sobre las operaciones especiales, pretendo abordar dos temas cruciales: Qué son y cómo se realizan. En otras palabras, qué tipos de operaciones desarrollan y qué procedimientos aplican para alcanzar sus objetivos los soldados de operaciones especiales, a los que ya me he referido en una entrada precedente.

Misiones de operaciones especiales

Grosso modo, hay tres bloques de misiones para las que han de estar adiestradas y equipadas las Unidades de Operaciones Especiales (UOES)

42 equipo de asaltoEl primero, denominado “acción directa” implica el uso de la fuerza o la amenaza de usarla. No piensen exclusivamente en el clásico “golpe de mano” o ataque puntual sobre un objetivo fijo, o la emboscada sobre un objetivo en movimiento. Se trata de un concepto mucho más amplio que puede ir desde la ocupación temprana y temporal de algún objetivo de alto valor estratégico, la captura o neutralización de un líder (i.e. Bin Laden), la conducción final de misiles de guía terminal, o la liberación de rehenes.

El segundo bloque lo constituyen los “Reconocimientos especiales” que son aquellos que requieren el posicionamiento de equipos OES para la adquisición de información muy detallada, obtenida y transmitidas por medios muy sofisticados, que exigen continuidad, presencia sobre el terreno y que normalmente se obtiene a grandes distancias de los despliegues propios. Piensen en el establecimiento de 3 ojos sobre el objetivoobservatorios próximos sobre una lanzadera de misiles de forma continuada durante un cierto periodo de tiempo, de día y de noche y en cualquier situación meteorológica. O sobre puntos críticos de líneas de comunicaciones o la localización de líderes insurgentes; completando o supliendo la que otros medios (cazas, aviones no tripulados, otros medios terrestres) tienen más dificultades de obtener.

Finalmente, la “asistencia militar” cierra esta trilogía de misiones. Se trata de aprovechar y robustecer capacidades de fuerzas indígenas amigas y coordinarlas para utilizarlas en beneficio propio; o al menos, para que no interfieran en los propósitos del mando propio. Son misiones que van más allá del mero adiestramiento de unidades locales. Incluyen el asistirles en el planeamiento y el acompañamiento “asesoramiento” en sus primeras operaciones.

Todas estas misiones tienen en común una ecuación difícil de conjugar. Por un lado persiguen objetivos de alto valor y por el otro, requieren sorpresa, basada en el más absoluto secreto, dada la vulnerabilidad de las UOES una vez empeñadas en una operación, y la protección que el adversario otorgará a tales objetivos. Por otro requieren la aceptación de unos riesgos, físicos e incluso políticos, no asociados a las fuerzas convencionales. Por lo tanto, los procedimientos, como veremos más adelante, tienen que responder a tales premisas.

Con todo, las misiones de operaciones especiales pueden ser desarrolladas en todo el espectro de un conflicto, desde las operaciones de apoyo a la paz hasta las puramente bélicas. Las UOES han de adaptar sus procedimientos a esos escenarios y a las misiones concretas que se les asignen. De esta manera se configuraran diferentes perfiles que van desde las operaciones abiertas, en las que no perjudica que se conozca la identidad de la unidad ni la naturaleza de la misión, pues no están sujetas a especiales medidas de seguridad operativa (por ejemplo, las misiones que realiza el francotirador en la película del mismo nombre). Misiones encubiertas, en las que se trata de mantener oculta la identidad de la unidad; o misiones discretas, cuando lo que se trata de ocultar es la naturaleza de la misión. Este sería el caso del rescate de los niños rehenes que plantea la serie televisiva “Los nuestros”.

Los procedimientos

74descargando la balsaBásicamente una operación especial tiene tres fases: El movimiento hasta la zona de objetivos, mediante la inserción en normalmente plataformas navales (incluso submarinos), aéreas (aviones o helicópteros especialmente equipados) o incluso vehículos terrestres civiles o militares según la naturaleza de la misión. A veces una combinación de varios medios, el lanzamiento en paracaídas, uso de kayaks, motos, caballerías o cualquier medio imaginable. Normalmente va seguida de una infiltración a pie hasta la zona del objetivo. A continuación se realiza la acción o acciones sobre el objetivo, Esta fase es naturalmente la más delicada, porque, además de que en ella se materializan el cumplimiento de la misión. Particularmente en misiones de acción directa, se suele perder la sorpresa, por lo que el equipo operativo que la realiza se convierte en extremadamente vulnerable. Finalmente, una vez cumplida la misión, o cuando esta se aborta, se desarrolla la fase de recuperación, precedida o no por una exfiltración a pie hasta un punto de reunión predeterminado desde el que se realiza la extracción hasta la base propia por medios análogos a la primera fase.79 spie ring

Las operaciones especiales se planean normalmente de atrás adelante. Se calcula todo minuciosamente, se evalúan las capacidades y los efectivos necesarios para asegurar cada una de las acciones que coadyuden al cumplimiento de la misión, el fraccionamiento de la unidad, la distribución del armamento municiones y equipo necesario. Se prueba todo, se coordina todo dentro del equipo y con otras fuerzas amigas. Desde que se recibe la misión, la unidad que la va a realizar se somete a un aislamiento para evitar fugas de información y asegurar la concentración y compenetración de los miembros del equipo. Nada se deja al azar. Se ensaya la operación una y otra vez, llegando a construir reproducciones reales o maquetas del objetivo. Es el procedimiento habitual. En operaciones especiales se ajustan tanto las medidas de seguridad que cualquier error en medio de la acción puede ser fatal, y lo que es peor, dar al traste con la misión.

Desechen desde ya la imagen que puedan tener de un grupo de comandos destrozando a culatazos o con explosivos el objetivo. Las operaciones especiales se han tecnificado mucho. En la mayoría casos no se trata de destruir, y aunque así fuese, se requiere extraer toda la información posible mediante la obtención de evidencias, rastros o cualquier indicio que se pueda explotar con posterioridad. Esto puede incluir la extracción de toda información digitalizada, o la recolección de pruebas forenses (Technical Explotation Operations). Tales son los procedimientos a los que se tienen que ajustar en la actualidad las UOES para hacer frente con eficacia a la sofisticación de los grupos insurgentes.

Entre todos estos procedimientos, no habrán visto ninguno que, ni por asomo, tenga que ver con disparar a bocajarro a un enemigo desarmado y abatido, como se mostraba en el segundo capítulo de “los nuestros” acto repugnante que no tiene ninguna justificación operativa y es condenable moral y legalmente. Vaya, un acto de cobardía ajeno a la conducta de cualquier soldado que se precie.97-1infiltracion

Si les han parecido interesantes estos temas, les emplazo para la última entrada sobre operaciones especiales en este foro, en el que abordaré un aspecto que seguro han echado en falta hasta el momento: Cómo se organizan los hombres y mujeres de operaciones especiales – de los que les hablaba en la primera entrega – para cumplir las misiones que he tratado en ésta misma. Les hablaré de las Unidades de Operaciones Especiales.

Adolfo Coloma Contreras. GB (R) del ET

Fotos amablemente cedidas por Vicente Bataller. GB (R) ET

11 Marzo 2015