OPERACIONES ESPECIALES (I) EL ELEMENTO HUMANO

resizer (1)Recientemente se han puesto en escena películas, como “el francotirador”, de la factoría Hollywood o la serie televisiva “los nuestros” que han traído a primera fila las Unidades de Operaciones Especiales (UOES) y muy en particular los soldados que las desarrollan. Hombres y más recientemente mujeres considerados la élite en muchos ejércitos.

aniversarioSe trata de unidades del ejército regular muy pequeñas ligeras y flexibles que basan su actuación en la sorpresa, en la cohesión entre sus miembros y en las capacidades que les otorga una instrucción, armamento y equipo muy sofisticados y que les permiten alcanzar, de forma casi quirúrgica objetivos – hasta de nivel estratégico- muy difíciles de conseguir por otros medios. Como ejemplo, podríamos citar la captura de Bin Laden, por el conocido equipo “Team six” de las Fuerzas de Operaciones Especiales de la US Navy (SEALS) o, en ámbito más doméstico, la captura del destacamento marroquí en el Islote de Perejil (Julio 2002) por un equipo operativo del Mando de Operaciones Espaciales del ET (MOE) o el rescate de rehenes en el Indico por parte de equipos de la Fuerza de Guerra Naval Especial de la Armada (FGNE).

Baso estas reflexiones en mis nueve años de experiencia en UOES de la Legión, del ET en su conjunto y de la OTAN. Pero para no aburrir al lector que se acerca a este foro, me propongo tratar el tema de las operaciones especiales en tres entradas en las que abordaré desde las misiones que pueden realizar, pasando por su organización hasta el personal que las integran. Para ello, aunque no parezca muy metodológico empezaré por el elemento humano dado el interés que concitado las películas a las que me refería al principio. En todo caso trataré estos asuntos en bases a fuentes abiertas, lo que los militares llamamos “sin clasificar”.56591

Los militares de operaciones especiales son conocidos coloquialmente como “guerrilleros” denominación que tiene sus orígenes en ese tipo de guerra irregular que tanto contribuyó a los éxitos nacionales contra las tropas invasoras napoleónicas durante la Guerra de la Independencia. Esta denominación hizo fortuna en las primeras unidades que se crearon en el Ejercito de Tierra (COES) y en el curso en el que se formaban sus mandos en la Escuela Militar de Montaña (hoy en día “y de Operaciones Especiales”) en Jaca (Huesca)

Antigua_1Es muy notable la evolución en el reclutamiento y la formación de mandos y tropa que ha experimentados las unidades de operaciones especiales (UOES) sufrido desde las primigenias COES, constituidas por soldados de reemplazo y cuya acción se orientaba fundamentalmente al combate irregular, dentro del territorio nacional; a la actualidad, en la que los soldados son todos profesionales y sus misiones se orientan a las operaciones en el exterior. Conviene no olvidar que, en cualquier caso, la misión última de las FAS, y por ende de las UOES viene señalada en el Art. 8 de la Constitución Española: la integridad del territorio nacional, la soberanía, la independencia y el orden constitucional.

Me voy a centrar pues en los aspectos de reclutamiento y formación de las UOES en la actualidad. Aunque conozco bien las UOES de la Armada (FGNE) y del Ejercito del Aire, alguno de cuyos efectivos he tenido el honor de tener a mis órdenes cuando fui designado Jefe del Componente de Operaciones Especiales de la fuerza de Reacción de la OTAN en el año 2007, basaré mis reflexiones en las UOES del ET que son las que mejor conozco.foto4

Un buen reclutamiento es la base para constituir una sólida unidad militar. Máxime en Operaciones Especiales a cuyos miembros se les va a exigir unas capacidades intelectuales, técnicas, físicas y morales que exceden con mucho a las de los componentes de otras Unidades del Ejército. Esta selección puede hacerse bien desde que un soldado sienta plaza en el Ejercito o bien reclutando soldados ya formados en otras Unidades. Lo mismo podemos decir de los cuadros de mandos, oficiales y suboficiales, que se pueden captar desde su salida de las respectivas academias o procedentes de otras Unidades. Lo esencial es, como vengo exponiendo, una buena selección basada en criterios lo más objetivos posibles pero que abarque todos los aspectos, desde los intelectuales, técnicos y físicos a los que antes me refería hasta otros aspectos psicológicos, de salud o que aporten capacidades específicas muy necesarias en estas unidades.

delta20forceew4La experiencia reciente muestra que si la selección se hace bien, la superación del duro periodo de formación (curso básico OES) que le sigue antes de que un soldado se integre en un grupo operativo, es cuantitativamente muy superior entre los aspirantes procedentes de otras unidades que entre los de nuevo ingreso. Lo mismo sucede con los oficiales y suboficiales, si bien su acceso a las UOES se realiza después de haber superado el curso superior OES en Jaca. Y la razón es clara, un soldado ya formado hecho a la rutina del cuartel, a sus servicios, horarios, maniobras y sobre todo hecho a la disciplina militar tiene mucho ganado. Solo hay que formarle en los aspectos específicos de operaciones especiales, pues como vengo argumentando, la diferencia entre un soldado de OES y otro de una unidad convencional no está más que en las técnicas que emplea y el adiestramiento al que está sometido. Y eso es la base de su formación como combatiente de operaciones especiales.220px-G36KE_del_E.T.

En efecto es su formación muy amplia y compleja y en ella se le somete a las más duras pruebas que ponen a los aspirantes siempre al límite de sus capacidades. ¿Se trata pues de fabricar superhombres? No, en absoluto. Se busca el formar un combatiente muy equilibrado, que vaya adquiriendo las capacidades necesarias básicas y comunes a todo aquel que aspire a llevar una boina verde, al tiempo que se le endurece físicamente y se le somete a una gran tensión para que se acostumbre a mantener el equilibrio psíquico y emocional, sea capaz de tomar decisiones acertadas en todo momento y sumar sus acciones a las del resto de su equipo. Los oficiales y suboficiales han de adquirir además los conocimientos prácticos para el mando, organización, liderazgo de estas unidades y el planeamiento y conducción de operaciones especiales que adquieren el Curso de Mando de UOES.

Las UOES han de estar adiestradas y equipadas para actuar sin estar encuadradas en otras unidades, en grandes espacio sin control e incluso tras las líneas enemigas. Eso explica que tengan que ser en gran medida autosuficientes. Hay que llevarlo todo encima, enlazar, transmitir y recibir información muy detallada por medios muy sofisticados. Transitar grandes distancias sin ayudas externas. Mantener la salud, o asistir a los heridos proporcionándoles unos socorros de urgencia por sus propios compañeros. Vivir sobre el terreno alimentarse, moverse y protegerse de las adversidades climatológicas; en otras palabras, han de aprender técnicas de supervivencia. Disparar bien, muy bien, especialmente de noche sin derrochar munición ya que cuentan con la justa; y además, conocer otros sistemas de armas no reglamentarios en su unidad en caso de pérdida de eficacia del suyo propio.aguaDominar las técnicas de infiltración por tierra, mar o aire. En resumen, dada la precariedad en la que desarrollan sus misiones no se puede obviar que corren un riesgo mayor de que su unidad sea dispersada e incluso que algún miembro sea hecho prisionero. Nada se deja al azar, habrá que instruirles igualmente en las técnicas en las que pueden ser interrogados y sobre todo en la forma de resistirse a tales interrogatorios para ganar unas horas que den una oportunidad al resto de su unidad y poner en práctica planes de evasión y escape.

Este es, a vuela pluma, el perfil del combatiente de operaciones especiales. Como se verá poco tiene en común con el de alguno de los “protas” de la serie “Los nuestros”, más próximo a un estereotipo de “Rambo” que el que se busca en nuestras UOES.Antigua_2

Adolfo Coloma Contreras

GB (R) del ET

Fue Jefe del Mando de Operaciones Especiales.

9 Marzo 2015