El Lenguaje de las Banderas

rajoy-eeuu14Existe desde la necesidad del entendimiento un muy antiguo código internacional de señales a base da banderas de diferentes formas y colores. La razón es muy sencilla, se trata de transmitir un mensaje y que todo el mundo lo entienda desde la distancia.

La Bandera, la de una Nación, sigue teniendo esa finalidad de entendimiento, transmitir un mensaje, sin equivocaciones ni confusiones. Es un lenguaje internacional que cada nación simboliza con mayor o menor énfasis pero de manera rotunda y sin ambages. La Bandera y el himno son el símbolo de la soberanía y tiene el valor de ser la representación de todos los ciudadanos. En los Estados Unidos de América todos conocen el Juramento de Lealtad (Pledge of Allegiance), que suele recitarse en acontecimientos públicos y a diario en la mayoría de colegios al comenzar las clases:

“Prometo lealtad a la bandera de los Estados Unidos de América y a la República que representa, una nación bajo Dios, indivisible, con libertad y justicia para todos”.

En España tenemos una antigua tradición de juramento a la bandera con una profunda fórmula que a pesar de los cambios mantiene su esencia y trascendencia.

jura_bandera“¡Soldados! ¿Juráis o prometéis por vuestra conciencia y honor cumplir fielmente vuestras obligaciones militares, guardar y hacer guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, obedecer y respetar al Rey y a vuestros jefes, no abandonarlos nunca y, si preciso fuera, entregar vuestra vida en defensa de España?”. La visita oficial de Rajoy a los Estados Unidos de América pretendía transmitir un mensaje de recuperación económica respaldado por la gran Nación americana. Pero una vez más nos hemos dado cuenta que no sólo de pan vive el hombre y que esta visita tiene mensajes que pueden pasar desapercibidos para algunos. Nadie en los Estados Unidos de América ha olvidado aquella ofensa a su Nación cuando el Señor Zapatero no se levantó al paso de su bandera. Tampoco olvidan que abandonamos Irak aumentando el riesgo para sus soldados; ni la  petición pública del Presidente Zapatero para que el resto de naciones también les abandonase. Hay cosas que no se olvidan y hay que repararlas visitando Arlington y depositando una corona ante la tumba del soldado desconocido. Allí estaba el Presidente de España con la bandera, la de España, rindiendo honores a los soldados americanos. Es el lenguaje de la dignidad transmitido por  las banderas, el lenguaje de la historia, de unos pueblos con sus encuentros y también sus diferencias, pero que están por encima de los caprichos o ideologías individuales.VISITA DEL PRESIDENTE DEL GOBIERNO, MARIANO RAJOY, A WASHINGTON Sus banderas se rinden mutuos honores por lo que han sido, son y serán. No tiene otra ley que la del amor a la patria, indivisible, con libertad y justicia para todos. Luego vendrá eso de la economía, tan importante y decisivo, pero primero pase usted por Arlington, que no sólo de pan vive el hombre. Allí están enterrados los soldados gracias a los cuales tenemos unidad, libertad y justicia.

General de División (R)