CEREMONIAL MARÍTIMO

CHILE ESPA-AMagnifica explicación la que el General Coloma nos dejó días atrás sobre el origen y significado del “sábado legionario”, acto militar, emotivo donde los haya. Los ejércitos mantienen vivas sus tradiciones, algunas centenarias, a través de numerosas manifestaciones. La Armada, al igual que sus ejércitos hermanos también. Hoy estas líneas pretenden trasladarles al mundo naval; un ambiente desconocido – sobre todo tierra adentro – por gran parte de nuestros compatriotas pese al hecho incontestable de ser España una nación eminentemente marítima y que debe gran parte de su esencia a esta circunstancia.

Azorín, el escritor de la clara luz mediterránea, glosaba con frecuencia aquel verso que otro compañero suyo dedicaba a la meseta:

“Desgraciada Castilla porque no puede ver el mar.” Azorín repetía: “La solitaria y melancólica Castilla no puede ver el mar. ¿Cómo es el mar? ¿Qué dice el mar? ¿Qué se hace en el mar?” Pero de España se ha dicho que tiene dos mares, uno a cada banda, que le van de los pies a la cabeza. Y ¿cómo a un pueblo como el nuestro, que lo envuelve la mar de la testa a la planta, se le va a olvidar esa tradición esencial de su vida?”

mg_1736Son numerosas las placas recitando viejas consejas militares las que adornan la Escuela Naval Militar; de todas ellas hay una que dice: “Vivir no es necesario. Navegar sí “. Nunca entendí bien su significado. Hoy sí. Y es que sólo Dios sabe de la grandeza de los pueblos y de sus gestas venideras. Pero una cosa es cierta: la historia de España está entrañablemente unida al de nuestra condición marinera. Mientras el español navegue, su destino estará alerta, vivo, presente en la comunidad internacional. “Navigare, necesse est.” La historia de España se ha medido por singladuras.PLACA CONMEMORATIVA SUPERVIVIENTES DE LA PRIMERA VUELTA AL MUNDO

Del prólogo del libro “Buques de Guerra Españoles. 1885-1971”, de Aguilera y Elías, publicado por Editorial San Martín en 1968, extraigo aquí algunos conceptos.

Los buques son ciudades movibles, cambiantes, que se adaptan a climas antagónicos, tórridos o gélidos, y que vencen a los elementos naturales, como las olas y los vientos, para alcanzar el rumbo o el destino deseados, enfrentándose con ellos. Las naves de guerra tienen más ceñida personalidad que las del tráfico mercantil. Sus hombres están ligados por una vigorosa disciplina, y el código del honor inspira a las tripulaciones una conducta ética que desborda del estricto reglamento para elevarse a una categoría moral. Un navío tiene el alma de sus jefes, y la historia dramática y emocionada de estos buques lo demuestra. Cada uno es un trozo del pasado reciente de España, y en casi todos ellos ha dejado el transcurso de los años estelas de sacrificio y cicatrices de gloria”

Ya he dicho que la Armada mantiene vigorosamente el apego a sus tradiciones y algunas de ellas son las que ahora paso a describir; y para ello comienzo por las relacionadas con la Bandera toda vez que ella es el símbolo básico de nuestra Patria por lo que significa.

WL-112-71924Los barcos de guerra ostentan orgullosos su Bandera, que los identifican como defensores del honor y es el símbolo de una causa trascendente, emblema de grandezas, triunfos y tragedias. Toda la tradición que rodea la forma de lucir la Bandera se cifra en mostrarla orgullosamente en lugar preeminente donde pueda ser vista, saludada y respetada. Siempre ondeando en la mar donde nunca se arría y a popa en puerto.

Más desconocida es la Bandera conocida como de tajamar o torrotito y que se iza a proa siempre en días festivos, en puerto extranjero o cuando se ordena engalanado general. Es una Bandera especial, específica de la Armada, con las armas de Castilla y Aragón.14717148525_5651c64a5d_b

Tanto el izado como arriado de la Bandera, en puerto, están sujetos a un ceremonial específico ligados a un resonar de chifles así como a ordenes relativas a los relevos de las guardias militares.

La sensación de pequeñez humana ante la grandeza del cielo y la mar ha ocasionado que desde tiempo inmemorial en los barcos se rece al Señor de los ejércitos. La manifestación de esta fe la vemos todos los días, al anochecer, cuando se reúne la dotación, libre de servicio, formada en cubierta, y en posición de saludo militar canta a coro la Oración Marinera.

03Tú que dispones de cielo y mar, haces la calma y la tempestad, ten de nosotros Señor piedad, piedad Señor, Señor piedad”.

Es una tradición tan antigua como la propia Armada Española y pocos momentos hay tan emocionantes como el canto de la Oración en cubierta, en la mar, con las filas de hombres oscilando con el balance cantando con voces fuertes implorando la protección divina.

Otro Acto militar por excelencia en nuestra Armada es el acto semanal de las “Leyes Penales”, tradición secular, en el que forma toda la dotación en cubierta y que es el símbolo de la importancia que la Armada siempre dio al mantenimiento de la disciplina a bordo. Mediante este acto el Comandante ve de cerca a sus hombres y es visto por ellos, promoviendo con ello la disciplina y policía no sólo de hombres y mujeres sino también el estado de conservación y limpieza del buque o instalación. Mientras el Contramaestre de cargo da una pitada de atención, la guardia militar pone las armas sobre el hombro y se da lectura a los textos penales escogidos. Terminada la lectura, el Comandante da un grito de “Viva España”, contestando toda la dotación al unísono.9304319513_47a8fda034_b

Hasta aquí una breve descripción de algunos aspectos del “Ceremonial Marítimo” al que la Armada presta una especialísima atención como muestra de que son los hombres los que manejan las máquinas. Es el espíritu el que anima a los hombres a luchar y la Armada, compuesta por buques e infantería de marina, sabe y conoce donde radica la verdadera eficacia de una fuerza armada. Y el respeto a las tradiciones forma parte de la cohesión de los ejércitos que son la columna vertebral de lo que fue y es nuestra Patria España.reyes-3-z

General de División de Infantería de Marina (R) Juan Chicharro Ortega

9 Junio 2015