ALGUNAS IDEAS SOBRE EL SEPARATISMO (II)

barcelona-independenciaLa gravedad de lo que está por acontecer, en los próximos meses, en Cataluña, obliga a insistir y reiterar ideas, ya expuestas con anterioridad por quien les escribe – y otros muchos – una y otra vez. Todo cuanto se escriba y difunda es poco ante la amenaza que se cierne sobre nuestra Patria.

En su Tratado de la Guerra, Clausewitz decía que la guerra era la continuación de la política por otros medios. Aplicando aquello de que el orden de los factores no altera el producto podríamos decir lo contrario. Es decir, que la política es la continuación de la guerra por otros medios. Si esto fuera así cabría reflexionar sí los principios aplicados a las contiendas armadas pueden ser considerados de aplicación a las relaciones sociales y políticas en las que se desenvuelve una sociedad.15-14-clausewitz-foto

No hay duda que si una asociación compuesta por personas de una misma ideología – en este caso, los secesionistas catalanes – tiene la posibilidad de decidir y ejecutar sus planes para alcanzar los fines para los que se ha constituido , a pesar de la voluntad o deseo de sus adversarios, tiene lo que se conoce como libertad de acción, y si al mismo tiempo es capaz de conseguir la concurrencia de acciones y planes de cuantos elementos participan en la escena social, para la consecución del fin anhelado, podemos considerar que obtendrá una baza decisiva cara al alcance de éste. De la misma forma, si los nacionalistas separatistas saben aprovecharse de los éxitos obtenidos, beneficiándose de la minoración de las capacidades del resto de los españoles, estarían en condiciones óptimas de alcanzar su “victoria”.

Clausewitz en estado puro aplicado a la política.

No hay peor ciego que el que no quiere ver. Lo que está sucediendo hoy en Cataluña es real. Por desgracia, hoy, un elevado número de catalanes asumen como deseable la segregación de Cataluña de España y constituir una nueva nación. Las incontables muestras que en forma de manifestaciones vemos casi todos los días son una realidad que no se puede obviar. Sin embargo leo y observo reacciones que minimizan este hecho y tan solo aspiran a solucionarlo mediante la aplicación estricta de la Ley, si bien siempre desde una posición relativista, ya que no pierden de vista nunca sus posiciones de partido y sus intereses.Parlamento-Cataluna-aprueba-ley_sucesion_MDSVID20140919_0196_7

En un Estado de derecho las normas están para cumplirse, y así deberá ser, pero nadie piense que esta actitud dará solución a un problema nacional y menos desde la debilidad con la que se defiende aquel.

Que en Cataluña ha existido siempre un cierto sentimiento nacionalista segregador es algo que no se puede negar, si bien, hay que ser claros, circunscrito históricamente, hasta ayer, solamente a una minoría de la población. Eso sí, una minoría dominante que ha sabido en los últimos tiempos ciertamente manipular y adoctrinar hasta límites insospechados al conjunto de la población. Y he aquí el problema. Lo han hecho muy bien.

Hoy, nos encontramos con la realidad de que determinadas élites sociales han conseguido que la identidad nacional española atraviese una de sus peores crisis históricas. Y por cierto, no olvidemos que parte de esas élites, en concreto algún sector de la burguesía, es la misma que fervorosamente recibía y agasajaba con entusiasmo, no hace mucho, al mismísimo General Franco, lo que pone de manifiesto que en el fondo lo único que le interesa es la defensa de sus intereses particulares y nada más. Es la historia de siempre en la que las masas populares son manejadas al arbitrio de los que detentan los instrumentos del poder, en especial los de la opinión y la educación.

Lo que ha sucedido en Cataluña –todo cuanto digo es extrapolable también al País Vasco– es simplemente que su población ha estado sometida a un intenso adoctrinamiento en el que las ideas nacionalistas se han incrustado en su núcleo hasta extremos preocupantes.

Pleno-del-Parlament-de-Catalun_54363030436_51351706917_600_226Cataluña ha sido objeto de una especie de guerra sicológica de carácter doctrinal y sectaria que ha movilizado emociones a través de las ideas influyendo en los comportamientos individuales y colectivos.

Vaya por delante que si el adoctrinamiento en las sociedades democráticas no va acompañado de agresividad, exclusión, intransigencia ni confrontación social es algo absolutamente legítimo. El ser humano necesita doctrina para alimentar su conciencia y guiar su conducta a lo largo de la vida.

Ahora bien, aquí no ha sucedido nada de esto. Todo lo contrario. El problema del adoctrinamiento al que nos enfrentamos es que determinadas políticas nacionalistas al amparo de la inacción de muchos responsables – todo hay que decirlo – han impartido su doctrina recurriendo a procesos que rayan en la imposición, la manipulación y el engaño no dejando libertad de opción a los catalanes que están siendo objeto de cambio de ideas, creencias o valores.

El ensañamiento con la nación española ha alcanzado límites inconcebibles a través del uso continuado de la mentira y la tergiversación de la historia. Y, lo que es peor – lo repito – ante la inacción de aquellos, que ofuscados con solucionar sus problemas de partido, no han sido capaces de evitarlo, mientras que otros se avienen a todo tipo de componendas. En ambos casos la terminología militar considera esta situación como muy cercana a la rendición.ANTIGUO-RECORTABLE-DEL-REGRESO-A-GERONA-DE-LOS-VOLUNTARIOS-CATALANES-DE-LA-GUERRA-DE-AFRICA-DIA-14-DE-MAYO-DE-1860-Imprenta-Pla-Dalmau-de-Gerona-295-x-395-cms

A mi todo este proceso me recuerda, en gran medida, lo que la historia nos enseña del nacional socialismo en la Alemania de los años treinta. Sin duda Leni Riefenstahl hubiera sido feliz de haber podido filmar todo este proceso y sus manifestaciones públicas, por ejemplo, las dos últimas “Diadas” y no digamos las que se nos vienen encima a partir del próximo 11 de septiembre y 27 del mismo mes.

En la Alemania nazi el Estado totalitario se constituyó en el depositario máximo de los mecanismos de adoctrinamiento a través de la educación, en los procesos de socialización primaria. Todo el Estado se volcó en adoctrinar a su población para que aceptaran el estatus político de su nación aislando a aquellos disidentes opuestos al curso de los acontecimientos.

Lo que vemos en las expresiones de todos aquellos que han vivido reverencialmente las “Diadas” es algo “deja vu”.

El adoctrinamiento de la población catalana ha conseguido efectos sobre ésta que rayan en la abducción. Basta con observar como recientemente hasta renombrados deportistas que siempre han defendido los colores españoles con entusiasmo se decantan ahora por las posiciones separatistas. Esta es la realidad y negarlo sería necio.

¿Recuerdan a los Gasol, Pique, ……etc, cantando aquello de ” yo soy español”…. ? ¿ y a Xavi gritando Viva España?

¿Es que son unos cínicos o tienen miedo?

En absoluto. Son el producto típico del adoctrinamiento. Están abducidos.

Sin embargo, a partir de este reconocimiento, de ninguna manera cabe la posibilidad de caer en la tentación de rendirse a esta evidencia, por su inconsistencia histórica e ilegal. Es hora de mantener la vigencia de valores superiores como son de una parte los del imperio de la Ley y de otra – a ver si se entera alguien – que Cataluña es España desde hace 500 años, y que no se puede romper por los anhelos interesados de unos pocos Iluminados que han sabido manipular, adoctrinar y abducir a una población susceptible a todo ello con tanta facilidad.Lamina-extraída-de-la-HISTORIA-DEL-GENERAL-PRIM.-BATALLA-DE-CASTILLEJOS-1-723x1024

Y, ¿ahora qué?

Ante todo cumplir la Ley con todas sus consecuencias, pero a partir de aquí se deberán establecer cuantas acciones sean necesarias para que la verdad y el sentido común recuperen su sentido en la sociedad catalana.

Hay que denunciar las tentaciones de todos aquellos que suplantan las conciencias de los catalanes con ideas que convergen con sus programas políticos a fin de manejarlos como simples objetos de su política.

Una detallada lectura de lo que el lingüista Noam Chomsky –profesor emérito en el Instituto Tecnológico de Massachussets– desarrolla a propósito de las “Estrategias de Manipulación Mediática ” puede dar luz a aquellos que aún no han sabido comprender qué es lo que ha pasado en Cataluña.

Todo está clarísimo y es de libro. Es arriesgado que los responsables del mantenimiento de la unidad de España se mantengan a la defensiva y vayan siempre un paso por detrás de las ideas secesionistas. Siguiendo a Clausewitz, otra vez, recordemos que la inacción es incompatible con la acción del mando y esta sólo conduce a la derrota.

Daría lo que fuera por estar equivocado, pero el espectáculo al que vamos a asistir a partir del próximo día 11 de septiembre y de lo que vendrá después me temo que me va a dar la razón.

General de División Infantería de Marina (R) Juan Chicharro Ortega

16 Mayo 2015