LA LEGIÓN QUE NOS UNE: ANÉCDOTAS CON HISTORIA Por FRANCISCO JOSÉ GONZÁLEZ DEL PIÑAL JURADO

    150px-legion-esp-svg En la Legión encontramos un equilibrio espiritual muy acentuado que ningún político, nunca, podría suprimir.  Acudimos voluntariamente los de esta casta (no hace falta aclarar demasiado, a los más susceptibles, que me estoy refiriendo a la casta legionaria, naturalmente) en oración ante el Santísimo Cristo de la Buena Muerte, a través de tres virtudes, que viene a testimoniarle nuestra fe, que nos estimula, a los que creemos; la esperanza que nos impulsa; así como la caridad que nos compromete. Hay que evitar perder el estilo, la cuna, el origen u oriundez,  la educación, la tradición, la docencia heredada, la escuela, evitando así también  caer en el vertedero, como nos advirtió el n.º 468 de nuestra Revista. Un recorrido espiritual, sentimental o devocional, por y para nuestros adentros, no tiene por qué ser ni onírico, ni apócrifo, sino auténtico. imgp6601Sin embargo, y para los más “retorcíos” -como dicen en mi tierra-, hagamos la pregunta al revés: ¿ Qué se es sin bandera, sin himno, sin patria, sin idioma, sin religión, sin tradiciones, sin raza …; ni orden, ni valores, ni cultura … ? Hoy, la chismografía y la falta de modales está de moda. Negarse a portar el guión de la Unidad en procesión; o desfilar dentro de una Unidad de Música Militar un suboficial con su instrumento en ristre, detrás de una imagen en procesión también es un fenómeno al uso, sea arraigada o tradicional o no lo sea; porque por otro canal podría constituir algo más serio dejar abandonado al jefe, y lo menos malo, sería negarse a “arrimar el hombro”, dejando al jefe tirado en la cuneta ante una situación no obligatoria (vamos, recogida en los papeles). ¿ Se imagina el lector que llegue, alguna vez, el día en que no existan voluntarios para portar a nuestro Cristo solemnemente ? Yo, por supuesto, no lo creo porque sería anticonstitucional en diversos aspectos, un tanto largos de debatir … Dice mi admirado amigo, el conocido periodista y escritor -ex-director de ABC, y autor de numerosos artículos, libros y programas de TV, y admirador de La Legión-, Nicolás Jesús Salas, lamentándose, que “con reiteración, algunos investigadores se acercan a las fuentes documentales y a los testimonios orales con un prejuicio favorable a sus propias ideas”.

imgp6603-1

Escribir una leyenda

De historia y de fe trataremos en próximas oportunidades. Hoy contemplaré anécdotas con historia, a pesar del tono desenfadado que plasmo  ( ¿ o no es historia la primera corrida de toros celebrada en el desierto ? ). En el Sáhara  – a manera de titular de anécdota- existían gallofas para todos los gustos en dos modalidades: legionarias y morunas; plasmándose las mismas desde dos perspectivas, la ingesta extraña o novedosa -una vez, quien escribe, comió en un restaurante autóctono paella moruna, y resultó ser el remedio mas “eficaz” para evacuaciones intestinales repentinas sin previo aviso, pues el toque de generala llegaba tarde- y la otra modalidad versaba en cuentos, chismes e, incluso, “macutazos”. Siguiendo en el terreno anecdótico, también habrá ocasión de contar la “crisis” del gas freón (fluido utilizado como agente frigorífico), aunque la misma no duró ni cuatro horas.

Al mismo capitán de la XII de la AGM, ya narrado en capítulo anterior, un día le solicité hablar con él privadamente para pedirle consejo -me llamaron del Cuartel General para un asunto civil que no me esperaba- sobre un destino que me habían ofrecido en unas explotaciones madereras, propiedad del Estado Español, con unos haberes mensuales nada menos que de 47.000 pesetas -toda una fortuna para la época- en la aun bisoña República de Guinea Ecuatorial -antigua Guinea Española-, y me habló con una expresión muy de él, la del “dedo volador”, dando a entender -de buena fe- que se solían hacer más cosas a dedo que tener en cuenta la valía del voluntario que la solicitaba. imgp6621Al final, no llegué a decidirme. Hubo otro capitán de la misma promoción, aunque no digo el Arma ni nada, que allá en tierras desérticas sería un modelo a seguir, intachable, muy admirado y valorado por el jefe de la Unidad, pero con los años cambió radicalmente, convirtiéndose en un conocido incordiador, aflorando una conducta extravagante que jamás hubiera pensado que adoptaría, y aquí lo vamos a dejar. Ya muchos años después, en la península, hubo un alto mando, exquisito, inteligente, trabajador, buena persona  … que tras el toque vespertino de  ¡ alto !  solía ir alguna vez a la cantina a charlar y tomarse una cerveza con la tropa, con su gente, y aquí, los estrategas de la obstrucción, le dieron un tirón de orejas, y creo que le quitaron el mando …

Verán ustedes que de vez en cuando en mis publicaciones me arrimo a los vehículos. En alguna próxima entrega, si se me permite, también me dedicaré con detalles curiosos e históricos a los vehículos militares más representativos; pues soy un romántico de los vehículos históricos -tengo dos-, y cuando escribo sobre ellos les pongo mucho mimo.

Por hoy termino con la anécdota histórica más simpática del capítulo. El día 20 de Septiembre de 1970 sería la fecha elegida para celebrar en España el L aniversario de la Fundación de La Legión, porque sería el 20 de Septiembre de 1920 cuando se apuntó el primer legionario (su creación sería aprobada el 28 de Enero de 1920). Esto lo digo para el lector más despistado… En fín, a lo que vamos : Tanto en los 4 Tercios como en la entonces imgp6630Subinspección se celebraron, con carácter extraordinario, corridas de toros. En Villa Cisneros (tal cual lo cuenta el teniente general Mariñas en su libro “El Sáhara y La Legión”, páginas 489-491), se incluyeron en los actos representaciones de lo que entonces se conocía como los “Festivales de España”, con la participación de excelentes instrumentistas, grandes voces y hasta “ballets”. Volviendo a los acontecimientos taurinos, debía ser la única corrida de toros que se celebraría en el desierto (ignoro qué ocurrió en el Tercio 3 tal efemérides), porque para su celebración hubo que empezar por el coso taurino, y sus “avíos”: burladeros, puertas de toriles, tendidos, asientos y palcos. La arena del ruedo, naturalmente, sería una gran ventaja autóctona, y lo único que se escapó de la instalación fueron los tendidos de sombra. En la distribución de tendidos y graderíos pusieron dos curiosos carteles que decían : SOL  y   MÁS SOL. Los saharauis acudieron en masa. Los espadas participantes, anunciados en los correspondientes y reglamentarios carteles, eran dos legionarios que, tras matar a los astados, hubo de retirarlos del ruedo (a manera de “caballería”, como no podía ser de otra manera) arrastrados por una autoametralladora del Grupo Ligero Sahariano II, ante la inexistencia de las mulillas (arrimándome al vehículo, a tenor de lo que dejé entrever más arriba, cuando se disolvió en Grupo de Caballería, ya en la plaza de Ronda, algunos vehículos-autoametralladoras, ya en desuso, conformaron la ordenación del acuartelamiento de nuevo asentamiento del Tercio 4. Un grupo de mandos de Logística, destinados en el Tercio, consiguió arrancar uno -con todo el motor inundado de agua durante tantos años- hace unos meses, y que hoy funciona perfectamente e, incluso, desfila en las solemnidades del “Alejandro Farnesio”, y  “ganándose a pulso” el vehículo la cadena de fotografías de las que se ha hecho acreedor).

imgp6633

Escribir una leyenda

No me gustaría tenerlo que decir, pero por hoy se agotó el espacio.

FRANCISCO JOSÉ GONZÁLEZ DEL PIÑAL JURADO

Anuncios

3 pensamientos en “LA LEGIÓN QUE NOS UNE: ANÉCDOTAS CON HISTORIA Por FRANCISCO JOSÉ GONZÁLEZ DEL PIÑAL JURADO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s