EFEMÉRIDES SEMANA DEL 20-26-XI (General Adolfo Coloma-R.-)

visus-militis-20-y-22-de-noviembre

Anuncios

21 pensamientos en “EFEMÉRIDES SEMANA DEL 20-26-XI (General Adolfo Coloma-R.-)

  1. Sr. García Oliver:
    Esa es la idea que perseguimos con la publicación de las efemérides además de hacer justicia con los protagonistas de los hechos que resaltamos.
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  2. Nada que añadir a lo dicho por el general Coloma, más allá de suscribirlo plenamente.
    Pero al hilo de lo que dice Quillo García Oliver, es oportuno no olvidar que en el segundo periodo de paz y prosperidad, España ha dejado de ser Una, Grande y Libre.
    Ya no es Una, porque está fragmentada en 17 taifas que la hacen económica y políticamente inviable.
    Ya no es Grande, porque reniega de la grandeza de su historia
    Y ya no es libre, porque ha hipotecado su soberanía… así en lo político como en lo económico.
    Las consecuencias de ello están todavía por escribir en el libro de la historia.

    Me gusta

  3. El 22 de julio de 1969 Su Excelencia el Jefe del Estado, Francisco Franco Bahamonde, acudió al Palacio de las Cortes para pronunciar un importante e histórico discurso en el que anunció su sucesión. En aquel discurso Franco reivindicó la vigencia del Movimiento Nacional como creativo y necesario para España. Hizo a continuación un breve repaso a los hitos legislativos desde 1938, año de la promulgación del Fuero del Trabajo, siguiendo con la Ley constitutiva de las Cortes, el Fuero de los Españoles, la Ley de Referéndum Nacional, la de Sucesión en la Jefatura del Estado, la de Principios del Movimiento y la Ley Orgánica del Estado, respaldada por los votos de los españoles en el referéndum del 14 de diciembre de 1966. Por aquella decisión del Pueblo Español la sucesión en la Jefatura del Estado volvía a la la institución monárquica secular propia de nuestra tradición. A continuación lanzó una advertencia al decir que “Si la democracia inorgánica de los partidos políticos puede constituir para otros pueblos un sistema, si no de felicidad al menos llevadero, ya se vio por dos veces en nuestra historia lo que la República representó para nuestra Patria. El mal no residía en sus hombres, sino en el sistema”. “No hay estabilidad sin la unidad en la asistencia pública. Los edificios se levantan de abajo a arriba y no se comienzan por el tejado”.
    Franco afirmó que “el Reino que nosotros, con el asentimiento de la Nación, hemos establecido, nada debe al pasado; nace de aquel acto decisivo del 18 de julio, que constituye un hecho histórico trascendente que no admite pactos, ni condiciones”
    Todo el discurso giró en torno a los principios del Movimiento Nacional y a la comunión entre estos y los españoles, lo que había redundado en un fructífero periodo de paz, institucionalidad y progreso moral y material. Fue Franco, el que como Jefe del Estado con la competencia legal para hacerlo, designó al Príncipe D. Juan Carlos de Borbón como persona idónea, y no a otro. Y ello por dos razones: Por ser conforme con el carácter de nuestra tradición, y por servir a la Patria, asegurando su unidad y la permanencia de los Principios del Movimiento Nacional. Y para finalizar, añadió: “Ha de quedar claro y bien entendido, ante los españoles de hoy y ante las generaciones futuras, que esta Monarquía es la que con el asenso clamoroso de la Nación fue instaurada con la Ley de Sucesión el 7 de julio de 1947, perfeccionada por la Ley Orgánica del Estado de 10 de enero de 1967; Monarquía del Movimiento Nacional continuadora perenne de sus principios e instituciones y de la gloriosa tradición española. Por ello, para cumplir las previsiones sucesorias, se instaurará, en su día, la Corona en la persona que hoy proponemos como sucesor, mediante la aprobación de la Ley a que va a dar lectura el señor Presidente de las Cortes.»
    Para quien no esté al corriente de los Principios del Movimiento, yo se los resumiría mediante unas pocas palabras clave, que serían: Dios, Patria, Justicia, Bien común y Participación social natural (ni rastro de partidos políticos ni lucha de clases ni separatismos).
    El propuesto juró el 22 de noviembre de 1975 ante las Cortes Españolas.

    Me gusta

  4. Lorenzo, Celedonio:
    Conforme con vuestros planteamientos. La cuestión que se nos presenta ahora es cómo transmitir a las nuevas generaciones los valores en los que creemos, las esencias de lo que ha sido nuestra historia mirando al futuro. Y en este envite estamos desde luego en desventaja. Una propaganda sectaria, una educación cívica que se fragmenta, como dice Lorenzo en 17 pedazos, en el que cada uno lo cuenta como quiere y apoyar todo lo que nos une.
    No he pisado yo muchas alfombras en palacio, las estrictamente necesarias cuando se me ha convocado, pero desde luego soy de los que piensa que con todos los matices que uno quiera, la corona es de las instituciones que más unen a los españoles
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  5. General Coloma, con el debido respeto, ¿somos conscientes de lo que votaron nuestros padres, de lo que juraron los Padres de la Patria y de cómo luego (casi inmediatamente) se desdijeron? Las cabriolas en política (en sentido amplio del término) nunca salen bien. Y de aquellos polvos vienen estos lodos.

    Me gusta

  6. Este poema no es mío, él lo he copiado de la revista Tierra, Mar Y Aire. Del mes de noviembre de este año.

    Lo pongo aquí al pensar que despertará el interés de la mayoría y quizás más de una persona sienta un nudo en la garganta.

    Atentamente: Ramón Lencero Nieto

    La espada mellada
    ———————————————————————
    En el patio “Los naranjos” A los pies de la Alcazaba
    Le preguntaba un chiquillo a su abuelo que allí estaba
    Por un escudo de armas con tres espadas pintadas,
    “Se mellaron defendiendo” era el lema que rezaba.

    “Abuelo, una espada rota hoy no sirve para nada”
    ¿Por qué las ponen en cuadros cuando habría que tirarlas;
    El abuelo lo miró con cariño y mucha calma:
    Escucha buen hijo mío, que es una historia muy larga.

    “Esas espadas que ves fueron con valor forjadas
    Y de tanto defender sus hojas están melladas,
    Representan el ayer de nuestras fuerzas armadas;
    Son parte de nuestra historia que jamás será olvidada.

    Asiendo la empuñadura ya una manopla acerada,
    Pues jamás faltó una mano que quisiera levantarlas;
    Siempre defendió la Patria cuando se sintió atacada
    Y el vermello del blasón es la sangre derramada.

    En ellas está la esencia de los cuerpos y las armas.
    Todo el que llevó uniforme para la gloria de España
    Siente como suyo el puño. Sueña con desenvainarlas.
    Le mana ese ardor interno que fluye de sus entrañas.

    Se mellaron defendiendo. Lema que todo lo abarca,
    No existe mejor soldado de quien defendiendo ataca.
    Ya que lo haga por tierra, por el aire o la mar brava.
    Se convierte en invencible quien defiende lo que ama.

    Por eso no se te olvide al llamarles veteranos
    Que las espadas que hoy con gallardía empuñamos
    Ayer les sacaron filos y las limpiaron sus manos
    Esos soldados que ves peinando cabellos canos.

    Entiendes ahora niño. Comprendes de qué te hablo,
    Entiendes lo que es la espada y de cómo se mellaron;
    De por qué tiene blasón con una corona orlado.
    Entiendes de la importancia de este escudo venerado.

    “Sí…. Ya lo entiendo todo. Tal y cómo lo has contado.
    Ahora al igual que tú también quiero ser soldado
    Y cuando pasen los años y terminen mis hazañas,
    Cuando mi pelo sea blanco y curtido en mil batallas.
    Medallas, título, ascensos. De esos que no me den nada.
    Sólo quiero en recompensa tener mi espada mellada.

    Me gusta

  7. Don Celedonio. Impecable su argumento. No es necesario que insista. Habría que volver a aquello de “De la ley a la ley” de Don Torcuato que, en su momento fue una solución.
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  8. Gracias por traernos tan evocador poema, Ramón. “Se mellaron defendiendo”. dices bien, que se afloja el alma. solo te ha faltado poner el autor.
    no dejes de ilustrarnos con los tuyos.
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  9. Agradezco vivamente y en el nombre de mi madre Pepita, que con 85 años os sigue, vuestra demostración diaria de Patriotismo.
    Nos recordáis diariamente el Amor a España y Su Unidad.
    Gracias de todo Corazón a los miembros de la Redacción.
    A vuestras órdenes siempre!!! Y VIVA ESPAÑA.
    Andrés Galán Aguilar. Marinero 2 R (1981/82) y a mucha honra!

    Me gusta

  10. Tienes toda la razón mi general…. la monarquía es, hoy por hoy, la única institución que puede y debe preservar la unidad de España. Pero ello no quita ni un ápice de razón a lo tan certeramente expuesto por Celedonio Perea: razones que con su permiso, me permito guardar en mi archivo.
    Somos muchos los soldados veteranos que sentimos una profunda desazón al pensar en la España que nos dejaron nuestros padres y la que vamos a entregar a nuestros hijos.
    ¿Sentirá la misma desazón, quien recibió todo atado y bien atado y contempla ahora lo que le ha dejado a su hijo?
    También tiene toda la razón D. Celedonio: De aquellos polvos estos lodos

    Me gusta

  11. Quiero expresarle mi desacuerdo y desagrado por su comentario. La duda ofende y me ofende. No permito estos comentarios que a mi juicio, espero estar equivocado, que puede ser, deslizan y señalan con error e intención lo que no debo admitir en este blog que administro, dirijo y creé. Hay otros lugares que puede que lo admitan, yo no. General Dávila

    Me gusta

  12. Respetado General Dávila: quiero romper una lanza por D. Lorenzo. No creo esté en su ánimo la ofensa ni sea justo el reproche. Si la Institución sirve a España yo soy el más monárquico de todos. Creo entender que en su juicio subyace más bien una interpelación sobre si hemos hecho todo cuanto estaba en nuestra mano hacer, individual, colectiva e institucionalmente, para preservar y enriquecer la herencia recibida. Y esta interpelación se proyecta hacia el futuro: ¿cómo podemos ayudar a reconducir esta dramática situación? Los enemigos de España y de la Monarquía son los mismos, y no se engañen, no frecuentan este sitio. No les daremos el gusto de vernos divididos ni enfrentados.
    ¡¡Viva España!!

    Me gusta

  13. Lamento profundamente mi general haberle ofendido. No era mi intención y le pido disculpas por ello.
    Como muy bien dice, este es su blog, que administra, dirige y creó, y por ello tiene todo el derecho a trazar y mantener su línea editorial. Por tal motivo acepto disciplinadamente y “en primer tiempo del saludo” su reconvención.
    Creo mi general que compartimos el mismo amor a España y a su ejército. También la preocupación por la incertidumbre sobre el futuro de nuestra Patria y el convencimiento de que sólo S.M. Felipe VI puede ser garantía de unidad entre las tierras y los hombres de España. Tal como ya he dicho en mi comentario al general Coloma.
    No obstante, tras estos esenciales acuerdos, parece ser que existe una profunda discrepancia de opiniones sobre el origen y las razones de la situación en que se encuentra actualmente España.
    Seguiré frecuentando su blog porque es un soplo de aire fresco, imprescindible para seguir respirando entre tantas miasmas como las esparcidas a diario por los MCS.
    También porque tiene entre sus colaboradores a unos buenos amigos además de admirados superiores. Pero me abstendré de hacer comentarios, ni aún velados, sobre lo que nos distancia.
    De todas formas pienso que entre los seguidores y admiradores de su blog nos encontramos bastantes viejos soldados con “comunidad de doctrina” tal como se pone en evidencia con las intervenciones de Celedonio Perea, a quien agradezco sinceramente la lanza que rompe.
    Finalmente mi general, y a modo de disculpa, quiero poner de manifiesto que juré bandera el 14 de diciembre de 1971. Una bandera actualmente proscrita y perseguida por la interpretación torticera de la Ley 52/2007 ya que su escudo es el mismo que figura en la primera página de la Constitución de 1978
    Al tiempo de recordar aquel solemne juramento que presté en diciembre de 1971 -lo que hago a diario, como el rezo de mis oraciones antes de dormir- me vienen a la mente y al corazón aquellas estrofas:

    ¡Soldados, la Patria entera
    para vosotros sagrada
    ondea en esa Bandera
    que os entrega la Nación
    traidor es quien la abandona
    o la vuelve mancillada
    y la Patria no perdona
    el crimen de la traición!

    Le saluda con el mayor respeto y queda a sus órdenes su subordinado.
    Lorenzo Fernández Navarro. Coronel (R) de Infantería

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s