El retorno a la neutralidad. Salvador Fontenla Ballesta General de Brigada de Infantería (R).

325px-batalladealmansaLa Guerra de Sucesión (1700 – 1713) supuso el final de la política internacional propia e independiente de España. La firma del Tratado de Utrech trajo el advenimiento de la dinastía de los borbones (Felipe V), y con ella la corona española quedó ligada y supeditada a la francesa (Luis XIV) con los Pactos de Familia.

España se metió en una serie de conflicto a causa los citados pactos, y siempre pagó los platos rotos, porque delegó las negociaciones internacionales en el Rey de Francia, que ejerció de cabeza de familia. Las cesiones que tuvieron que hacer los reyes franceses, como consecuencia de los diferentes conflictos en los que intervinieron ambos reinos, de forma astuta y taimada siempre fueron a costa de su aliada y subalterna España. La intromisión de Napoleón en la política interna española, no fue más que una continuidad de esa tradición borbónica. Durante el resto del siglo XIX, fuimos de la mano de Francia y, para sus exclusivos intereses, y participamos como comparsas de los franceses en las campañas de Italia, Conchinchina y Méjico, de las que no sacamos ningún beneficio y sin elevados gastos. La inercia de esta política llegó hasta principios del siglo XX, cuando la nación gala tuvo que ceder territorios a Alemania, para que ésta le dejara las manos libres en Marruecos, a cambio de cederle tierras para colonizar, en el Centro de África, pero Francia compensó parcialmente ésta pérdida de territorios aumentándolos en su Protectorado marroquí, a costa de España.

Esta tendencia se rompió cuando España se mantuvo neutral en las dos guerras mundiales que asolaron Europa, y de cuya política internacional autónoma solo recibió beneficios. Independientemente de algunas peregrinas teorías de historia ficción.

nato-otan

OTAN

El fin de la Segunda Guerra Mundial trajo un mundo bipolar, que enfrentó a comunistas y anticomunistas. El terror europeo al comunismo impulsó la creación de la OTAN, por la que de hecho Europa se convirtió en un protectorado de USA, en el que delegó su defensa, pilar esencial de toda soberanía. España después de derrotar al comunismo en la Guerra de Liberación (1936 – 1939) y quedar fuera del Telón de Acero, se alineó con las naciones anticomunistas, pero manteniendo un grado elevado de autonomía en la política internacional, como lo demostró en diversas ocasiones.

El ingreso tardío de España en la OTAN, de forma precipitada y sin contraprestaciones, fue anulando de forma progresiva la política internacional de España, y poner los intereses internacionales españoles en manos espurias, como ocurrió en los siglos XVIII y XIX. Así es inconcebible que seamos aliados de Gran Bretaña, que tiene usurpada la colonia del Peñón de Gibraltar, que incumple de forma reiterada el Tratado de Utrech, y niega su devolución, a pesar de las reiteradas resoluciones de la ONU. Y no conformes con tener esa base extranjera, en un lugar tan estratégico y sensible, como es el Estrecho de Gibraltar, sino que de forma gratuita hemos cedido la base de Rota a Usa ¿a perpetuidad? Sin embargo, Ceuta y Melilla han quedado, incomprensiblemente, fuera del paraguas otánico.

mur-berlin-9

Muro de Berlín

1459022294_947252_1459022398_noticia_normal

Submarino ruso en Ceuta

Rusia y España, a lo largo de la historia, han sido naciones amigas y aliadas, porque el paréntesis entre 1939 y la caída del Muro de Berlín en 1989,  es solo una anécdota desde la perspectiva histórica. Ejemplo de lo anterior fue las guerras contra Napoleón, que las dos naciones, cada una desde un extremo del continente, tanto contribuyeron a la salvación de Europa. Ambas naciones no tienen intereses contrapuestos, ni puntos de fricción, lo que favorecen sus relaciones amistosas y de colaboración, y que recuerde España y Rusia nunca han estado en guerra, ni nos ha usurpado ningún territorio, cosa que no se puede decir igual de nuestros vecinos o actuales aliados. Es incomprensible que nuestras relaciones con Rusia estén mediatizadas por las políticas internacionales de Usa y de la UE, como si hubiéramos regresado a los Pactos de Familia y al mundo bipolar, cuando es evidente que, y cada vez más, estamos en uno multipolar. Esta política internacional de España que se elabora en alejados despachos, con intereses espurios y poco claros, perjudica seriamente a nuestros intereses económicos y geopolíticos, como son las restricciones al comercio bilateral, o la imposición de que los buques de la flota rusa no atraquen en Ceuta y Melilla, y mientras tanto los submarinos nucleares de la usurpadora Gran Bretaña, incluso los peligrosamente averiados, lo hacen libremente en el Peñón, que recordemos es además un paraíso fiscal parasitario del Campo de Gibraltar y un centro de interceptación de las comunicaciones, incluidas las nuestras.

Salvador Fontenla Ballesta General de Brigada de Infantería (R).

Anuncios

9 pensamientos en “El retorno a la neutralidad. Salvador Fontenla Ballesta General de Brigada de Infantería (R).

  1. Muy certero el comentario que comparto punto por punto.Fue patético que nuestro gobierno no dejara atracar en Ceuta a la flota rusa que se dirigía a luchar contra los islamistas. Además de privar a esa plaza española de los beneficios de dicha escala,los rusos son europeos y combaten decididamente al fanatismo islámico que tiene a España y muy especialmente a esa ciudad española como objetivo,mientras la OTAN no la protege y sí manda que los soldados españoles mueran donde interese a EEUU. De paso¿que pitan nuestras tropas potegiendo a Erdogan en Turquía? Pues eso,la OTAN.

    Me gusta

  2. La UE está pagando muy caro en cuestiones de crecimiento y empleo el embargo a Rusia, España “en particular” mucho más ya que es la “olvidada” y sin puesto clave en ningún órgano de decisión importante.

    Pero hay algo en lo que todos están (estamos) perdiendo: la idea de integrar a Rusia en la UE, lo que crearía la mayor potencia mundial en lo económico y en lo político. Una Europa en que los pensadores rusos del siglo XIX ya habían soñado, una Europa desde Lisboa hasta Alaska, con 600 millones de habitantes, 22 millones de kilómetros cuadrados y las mayores reservas de recursos naturales del planeta.

    ¿En qué narices están pensando los líderes europeos? Rusia es un país europeo, heredero de la cultura grecorromana desde que Bizancio pasara a Rusia y profundamente cristiano.

    Tanto que sería precisamente Rusia la salvadora de la Compañía de Jesús. En 1773, cuando la masonería de obediencia –siempre británica– consiguió del Papa Clemente XIV la disolución de la Compañía de Jesús, esta encontró refugio y protección en la Rusia de Catalina la Grande, la conquistadora de Crimea a los turcos, hasta su reautorización en la Iglesia católica por Pío VII en 1814.

    Me gusta

  3. MI GENERAL,

    Excepcional, clave su pensamiento.

    Por favor, una pregunta de carácter reflexivo: ¿ Cuál sería el ejemplo de un (Estado) protectorado dentro de otro protectorado?.

    Tal vez, España: como forma de gobierno (Estado) sometida a un doble protectorado o binomio de resta al cuadrado. Una doble tendencia colonial de las metrópolis de explotación, saqueo y vasallaje.

    Así, con respecto de terceros países, de carácter político y económico: Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Alemania. Y dentro del Estado, sumando el carácter social, con regiones que de hecho son Estados a un tiempo, al albor de la implosión de un sistema constitucional que en su origen, como ha demostrado definitivamente su desarrollo, fue caballo de Troya de una ficción legal ahora oficializada e institucionalizada de facto: País Vasco y Cataluña, con sus respectivos territorios de influencia colonial, al unísono: Navarra, Aragón, Valencia e Islas Baleares.

    Inaudito, de vergüenza ajena, tomando como referencia el extenso conjunto de países soberanos miembros de la OCDE.

    Un (Estado) protectorado es una entidad política que no alcanza a ser Estado por su escasa institucionalización y soberanía.

    ¿Conocerá de su pensamiento, y de este breve análisis, aun tratándose de un completo error, la Casa de Bourbon-Anjou?.

    A LA ORDEN DE VUECENCIA,
    – Francisco de Javier

    Me gusta

  4. Mi General he leído con mucha atención su comentario, y no me parece nueva la versión que plasmada en él, aunque sí, a mí entender es Vuecencia merecedor de un aplauso por parte de la sociedad que cree en España como Nación independiente, única e indivisible; y que si es necesario, derramar hasta la última gota de sangre en defensa de su integridad.

    Esto de venir haciendo el Quijote de manera continuada y estúpida nos ha traído hasta aquí. Y. NO culpemos solamente a los políticos, ¿Acaso nosotros, los ciudadanos somos simplemente números para dejarnos manejar al antojo del capricho insensato, insidioso y degenerado de los que ejercen el poder desde el sillón que el pueblo les ha prestado para servir en base a los más altos ideales y siempre en el beneficio de España, nuestra Nación común de todos los españoles de buena voluntad? ¡¡¡E incluso hasta de los que la vienen renegando de forma cobarde y mostrenca!!!.

    Por otra parte, si no he interpretado mal, y aunque Vuecencia no haga mención a Franco; yo entiendo, no sólo por su comentario, ello es por otras y otras cosas, que luego de la muerte del General Franco, muerte que celebré en su momento; pero, que luego de ver, escuchar y sentir; ahora lo venero de una manera tan sublime que me enfrento al que ofenda al Generalísimo Franco. Esto se lo dice el hijo de un vencido que estuvo 11 años en prisión por ser contrario al franquismo y en el año 1.947 estaba dispuesto a comenzar la lucha para derrotarlo al creerse que los rusos estaban en Francia pare entrar en España y reestablecer la funesta segunda república.

    Este que queda a la orden de Vuecencia mi General: Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 1 persona

  5. — Con el permiso de vuecencia, mi General.

    Caballero Legionario, Lencero Nieto, permíteme, tuya es la autoridad. La de una vida de entrega y generosidad sin pedir nada a cambio, solo sacrificio.

    Gracias por tu ejemplo; gracias por tu tiempo, hermano.

    – Francisco de Javier

    Me gusta

  6. Con el permiso de Vuecencia mi General

    Francisco de Javier, gracias por su consideración, mas, no creo que sea tan merecedor de sus palabras; yo no estuve en La Legión todo el tiempo que me propuse, ya que hubo contrariedades ajenas a la voluntad del alma. Pero le agradezco más que otra cosa, lo de Caballero Legionario, porque ese DON lo siento desde el 22 de Octubre de 1.965, y en La Legión nos enseñaron a ser respetuosos con el derecho ajeno, que eso es base fundamental para entender algo la libertad, a ser españoles por encima de todo, sin que la política criminal pueda apartarte del sentido de amor a España como Nación que aglutina a todas sus regiones.
    Y como sé que es amante de La Legión, ahí le dedico algo que compuse dedicado a los políticos y a los que hacen posible que España siga en esta decadencia.

    Legionario soy de España,
    De esta Nación tan sufrida
    Que están rajando su suelo
    Las políticas fratricidas
    Y el pueblo honrado soporta
    Las indecencias habidas
    Llevadas por criminales
    Que en el deber se descuidan;
    Por eso estoy a la espera
    Con la acechanza debida
    ¡¡¡Y. Si es preciso luchar
    A España ofrezco la vida!!!

    Atentamente: Ramón Lencero Nieto

    Le gusta a 1 persona

  7. Mi general, ¡cuantas verdades y que bien dichas!
    Por lo que veo, compartimos puntos de vista esenciales relativos a la reciente historia de España, donde, no debe olvidarse, reside el origen de la actual situación.
    Es cierto que hay que mirar hacia el futuro y no lamentarse del pasado, pero no es menos cierto que para solucionar los grandes problemas e IMPRESCINDIBLE conocer sus cusas, sus orígenes y su evolución.
    En línea con lo que apuntas en tus certeras consideraciones, yo he escrito hace tiempo un texto cuyo solo enunciado es revelador: 1700-1713 La primera guerra de la independencia: La que perdimos los españoles.
    Aunque la historiografía denomina a este conflicto bélico “Guerra de sucesión” debe ser considerada como la primera “Guerra de la Independencia” y la perdieron los españoles a diferencia de la segunda, que con tanto esfuerzo y sufrimiento ganaron… aunque luego se malograra el triunfo con un regreso desafortunado.
    Tras el tratado de Utrech España pasó a ser de facto, y por los “Pactos de Familia”, una colonia de Francia, perdiendo su soberanía, pues toda su política, e intereses económicos y estratégicos, estuvieron supeditados a los de Francia que hasta ese momento histórico y ya desde los Reyes Católicos, había sido su enemiga natural., Y así España perdió todo el S.XVIII.
    Pero aún fue peor el S.XiX en el que tras habernos liberado de la invasión francesa retomamos el viejo camino que nos había conducido al precipicio y unos nuevos “intereses de la misma familia” (esta vez domésticos) ensangrentaron y dividieron a los españoles creando unos conflictos que, superados nuevamente con “sudor sangre y lágrimas” en el primer tercio del S.XX han vuelto de nuevo por idéntica razón que sucedió en 1813: “Marchemos todos juntos y yo el primero….. Acabo de jurar fidelidad… Y de aquellos polvos estos lodos.
    A tus órdenes mi general con un fuerte abrazo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s