LA SANIDAD MILITAR VISTA POR UN OFICIAL DE LAS ARMAS (General de Brigada Adolfo Coloma Contreras-R.)

1-sanidad-militar-en-operaciones

Sanidad Militar en operaciones

2-destacamento-de-guelta-zemmour

Destacamento de Guelta Zemmaour

En uno de mis primeros servicios en activo, cuando me encontraba destinado en el Tercio Sahariano 3º de La Legión, tuve una traumática experiencia al mando de un destacamento de legionarios, en Guelta Zemmour, a 30 kms. de la frontera con Mauritania, en la que me vi en la necesidad de atender a un legionario que, presa de un ataque de epilepsia sufría violentas convulsiones que le llevaron no solo a perder el conocimiento, sino la respiración y el pulso llegándose a encontrar en trance fatal. En medio del patio del destacamento, de noche,  a la luz de velas y linternas (no se podía encender las luces del destacamento ya que desde las montañas que lo rodeaban habíamos sufrido algún paqueo los días precedentes) nos desesperábamos tratando de reanimarlo, mientras por la radio de HF, nuestro único vínculo con el mundo exterior clamábamos a todas las estaciones solicitando el consejo de un médico sin conseguirlo. Al final, tras una intervención a la desesperada y tras una noche de grandes sobresaltos, aquel legionario salió adelante.

Estoy convencido de que muchos de mis compañeros de armas se han tenido que enfrentar a situaciones, si no tan dramáticas, si a hechos en los que la disponibilidad de un galeno ofrece, además de un plus de supervivencia, sin la menor duda una enorme tranquilidad para la unidad y en especial para el responsable de la seguridad de todos: el jefe. Lo cierto es que e mí esta temprana experiencia me marcó para toda mi vida en activo. En cualquier ejercicio, maniobra o despliegue, siempre he estudiado con minuciosidad la distancia (y el tiempo) que me separaba de la presencia del médico más próximo.

Y es que la presencia del Servicio de Sanidad en las unidades es algo consustancial. Nuestro oficio lo demanda. Claro, que las condiciones en que se presta han variado mucho en los últimos años. Que le pregunten si no a cualquier profesional de la sanidad militar. Pero no es éste el objeto de esta reflexión, sino la auténtica necesidad que de ellos se siente desde la perspectiva de las unidades. Dejo para otros más técnicos en la materia el análisis de cómo lograr satisfacerlas. Solo pretendo poner de manifiesto, cómo han cambiado las necesidades y las circunstancias en las que el apoyo sanitario se ha venido prestando.

3-hospital-militar-de-las-palmas

Hospital Militar de Las Palmas

Porque en el tiempo en el que yo me refería con el relato inicial de este artículo, Las Unidades se nutrían mayoritariamente de soldados procedentes del servicio militar obligatorio y salvo algunas excepciones, como en el Sahara que tenía más carácter expedicionario, la Sanidad Militar era puramente asistencial. Atendía a los soldados de reemplazo,   los militares profesionales y sus familias, en territorio nacional, cuya defensa desde el interior,  presidía el concepto estratégico imperante por aquel entonces.  No había marcha, ejercicio de tiro, maniobras en la que faltara la presencia del médico y su ambulancia. No había tampoco guarnición militar de alguna entidad en la que no hubiera un hospital militar con mayor o menor dotación. Y las unidades contaban todas, hasta nivel batallón con un médico, uno o más enfermeros (entonces se llamaban practicantes y más adelante ATS) y un botiquín, en algunos casos con capacidad de enfermería.

4-emblema-de-sanidad

Emblema de Sanidad

5-dama-de-sanidad-militar

Dama de Sanidad militar

A mi modo de ver, dos fueron las circunstancias que se dieron cita para cambiar aquella envidiable situación. De una parte, el desarrollo del sistema público de salud expandió el número hospitales y centros asistenciales por toda la geografía nacional, lo que trajo consigo la reducción del número de hospitales militares y de las especialidades que atendían. Este hecho en combinación con el voraz afán unificador de escalas que acometió el Ministerio de Defensa, devino en la unificación de los antiguos Cuerpos de Sanidad de los Ejércitos y la Armada en un nuevo ente integrado lo que se ha dado en llamar “Cuerpos Comunes de la Defensa”. Sus virtudes habrá tenido, pero desde el punto de vista de las Unidades, alejó a muchos profesionales sanitarios de sus ámbitos específicos y en general supuso una considerable pérdida de médicos militares. Y no solo médicos, la reforma también se llevó por delante al cuerpo de Damas Auxiliares de  Sanidad Militar, que con enorme celo y abnegación habían atendido a nuestros soldados  en hospitales y en las operaciones de Ifni y del Sahara.

Una importante derivada de todo esto, junto con la profesionalización de la tropa, ha sido el paulatino cierre de casi la totalidad de aquellos hospitales militares y la creación del Instituto Social de las fuerzas Armadas (ISFAS) que da respuesta a las necesidades asistenciales de los militares y sus familias mediante conciertos con la sanidad pública o compañías privadas del ámbito sanitario.

6-equipo-de-asistencia-sanitaria-en-sfor

Equipo de asistencia sanitaria en SFOR

Por otra parte, la integración de España en organismos internacionales, fundamentalmente ONU, OTAN, UE y coaliciones internacionales, ha modificado el concepto estratégico. De aquella defensa del territorio nacional hemos pasado a una defensa colectiva con nuestros socios y aliados que nos ha llevado a compromisos militares muy lejos de nuestras fronteras. Este es un aspecto de la mayor importancia que ha revolucionado en nuestras FAS, particularmente en el ET, todo el ámbito logístico. No se trata ya de desplegar nuestras unidades y sostenerlas apoyándonos en toda la infraestructura nacional, sino proyectarlas a grandes distancias, por períodos de tiempo muy prolongados y normalmente en escenarios de crisis o conflictos donde se pueden obtener pocos recursos en beneficio propio. Por lo que a la asistencia sanitaria se refiere se ha pasado de un concepto puramente asistencial a un apoyo mucho más operativo, allí donde nuestro propio sistema sanitario no puede llegar.

7-quirofano-de-campana

Quirófano de Campaña

Las operaciones en el exterior han requerido un apoyo sanitario muy especializado,  como los aspectos epidemiológicos, el tratamiento de urgencia, estabilización y evacuación, en ocasiones bajo fuego hostil, por personal sanitario que sufre las mismas vicisitudes que sus compañeros de las armas combatientes. Algunas de estas necesidades se han solventado con la creación de unidades sanitarias de vanguardia, desde las secciones avanzadas hasta un hospital de campaña dotado de gran número de especialidades. La incorporación de la telemedicina ha sido otra gran ayuda.

El paso dado ha sido de una enorme magnitud, pero como en todos los procesos, algunas cosas han quedado pendientes de resolución. Me voy a referir únicamente a un par de ellas. Las que como consecuencia de mi vida profesional he vivido más de cerca. La primera, sin duda es la disminución de personal sanitario, especialmente médicos.  De aquellos antiguos médicos militares que atendían a la propia Unidad (tropa, mandos y familiares) habitualmente en su lugar de destino hemos pasado, casi sin solución de continuidad a otros que desempeñan su cometido largos períodos de tiempo fuera de su base o guarnición, lo que les dificulta el desarrollo de su actividad profesional fuera del ámbito de las FAS, como solía ser habitual. Esto, junto con la unificación a la que he aludido con anterioridad, ha supuesto una drástica reducción en el número de profesionales altamente cualificados y con mucha experiencia así como un considerable envejecimiento de los que han permanecido. Y tales consecuencias las han sufrido principalmente las unidades militares.

8-hospital-de-campana

Hospital de Campaña

Desde el Ministerio se han arbitrado distintas soluciones, desde la movilización de médicos reservistas voluntarios hasta la externalización de algunos servicios.  Sin que hasta la fecha se haya resuelto el problema del reclutamiento, la formación, especialización y lo que es más importante, la fidelización de los médicos necesarios. Desde hace cuatro años se ha emprendido un programa en el que se seleccionan estudiantes que han superado la PAU, valorando especialmente física y matemáticas e ingresan en la Academia de Sanidad desde donde cursan el grado de Medicina con cargo al presupuesto del MINISDEF, pero este programa, aún no ha visto los primeros resultados.

Esta es a vuela pluma, la evolución de la Sanidad Militar desde la perspectiva de un oficial que ha pasado más de la mitad de su vida activa en unidades muy demandantes, como la Legión, operaciones especiales o montaña. Pero en general, la necesidad de personal sanitario en las unidades es consustancial con cualquiera de ellas y las carencias se notan doblemente.

9-medico-militar-en-pilar-frutos

Médico Militar

Sirvan estas reflexiones como reconocimiento y homenaje a tantos y tantos médicos, enfermeros,  damas auxiliares,  e incluso sanitarios de patrulla (mal llamados “paramédicos”,  de los que les hablaré en otra ocasión) que en períodos más o menos extensos hemos disfrutado en las Unidades. Con arrojo, y compromiso son y han sido parte integrante, indispensable de las Unidades. De su preparación, espíritu y voluntad de servicio puedo y debo dar testimonio y expresar mi agradecimiento, desde mis primeras experiencias, en el Sahara, pasando por Bosnia, Kosovo o Afganistán, hasta mis últimas experiencias en el Mando de Operaciones Especiales.

10-virgen-del-perpetuo-socorro-patrona-de-sanidad

Virgen del Perpetuo Socorro. Patrona de Sanidad

Adolfo Coloma

Anuncios

20 pensamientos en “LA SANIDAD MILITAR VISTA POR UN OFICIAL DE LAS ARMAS (General de Brigada Adolfo Coloma Contreras-R.)

  1. Impecable artículo del General Coloma. Su experiencia atendiendo a un legionario con un status epilepticus en medio de la noche, sin iluminación, en ambiente hostil, con el enemigo acechando y en circunstancias sumamente extremas ( lo que ahora se dice almibaradamente como “un contexto difícil”) , un eufemismo para decir que estaban en medio del desierto sin ningún apoyo y rodeado de “pacos”, pues hacen que me sienta impresionado y agradecido por el magnífico artículo.
    Impresionado de ver a Doña María Pilar, la primera mujer médico que sirvió en la Legión en Sanidad Militar ( al margen de la carrera excepcional que hizo después) , la primera que se vistió de sarga, jefa excelente y gran persona y a la cual tuve la suerte de conocer al ser de la primera promoción de RESVOL en la UME I en Torrejón.
    Guardo bue recuerdo de ella y de los magníficos mandos que siempre tuve la suerte de tener.
    Un saludo.

    Me gusta

  2. Me ha encantado el artículo, y además rinde homenaje a médicos de sanidad militar que dieron su vida por atender a sus soldados, como el teniente D. Enrique Herrero Alonso, fallecido en el frente de Teruel, tío de quien escribe estas líneas, y al que por razón de edad no pudo conocer.

    Me gusta

  3. Gracias, don Juan Carlos.
    La anécdota inicial solo trataba de ilustrar la imperante necesidad de los servicios sanitarios desde el punto de vista de las unidades y en particular del Ejército de tierra, que es lo que mejor conozco.
    Por otra parte, creo que es necesario, y obligado, rendir tributo al personal sanitario que presta servicios en las FAS de una manera tan abnegada y profesional.
    Adolfo Coloma.
    GB (R) del ET

    Me gusta

  4. Pues, Sr Castillaba. en base a mis conocimientos y experiencias, debo decir que la sanidad militar operativa, es decir, la que se presta en apoyo a nuestras unidades desplegadas particularmente en el exterior, es excepcionalmente buena. con un escalonamiento adecuado, buenas y modernas instalaciones sanitarias, quirófanos de campaña, ayudas de telemedicina y un plan de evacuaciones médicas, que incluyen la evacuación en ambulancias protegidas y helicóteros medicalizados.
    Cierto es que, para dotar adecuadamente de personal y medios a las unidades desplegadas o que forman parte de algún plan operativo, hay que extraerlos del resto de las unidades y servicios. Es cuestión de prioridades. Las carencias que se producen se trata de cubrirlas con el sistema nacional de sanidad, pero desde luego no pueden atender todas las necesidades en el tiempo y condiciones requeridas.
    La Sanidad Militar (incluyo la que se presta en los ejércitos y en la Armada) ha sufrido muchas vicisitudes. no soy yo ningún experto para hablar de su historia. confío en que los nuevos programas den respuesta a las expectativas y puedan las unidades, ya sea a flote, en bases, acuartelamientos y maniobras, disponer en permanencia los medios sanitarios necesarios.
    En cualquier caso, estará Vd. de acuerdo conmigo en que hay que reconocer y rendir tributo a nuestros médicos, enfermeros y resto del personal sanitario de nuestras FAS ¿no?

    Adolfo Coloma
    GB (R) del ET

    Me gusta

  5. Gracias, Sr. Herrero.
    Así es. Desde las primeras operaciones con fuerza (UNPROFOR, Bosnia Hercegovina, 1992) Hemos vistos a los médicos salir en apoyo de cada patrulla. dormir dentro del BMR como el resto de los soldados, tal vez con el único privilegio de hacerlo sobre la camilla de campaña, auxiliar presto a los heridos, estabilizarlos y pponerlos en las mejores condiciones de evacuación.
    Creo de justicia reconocerlo desde fuera del propio Cuerpo de Sanidad.
    Adolfo Coloma
    GB (R) del ET

    Le gusta a 1 persona

  6. Mi General, me deja perplejo y confuso de verdad ¿hasta ahí llegamos? entonces imaginemos “una sección en avanzada descubierta”, caen cinco hombres heridos ¿que hacen? podría explicarle como esto está resuelto hasta para un equipo de 5 a siete hombres en la LEF y en particular en el 2º REP.

    Quedo a su orden Mi General

    Me gusta

  7. Los farmacéuticos también son dignos de ser considerados como sanidad militar, yo desde teniente farmacéutico y en el Sáhara en Villa Cisneros y en El Aaiun he realizado análisis clínicos y tras fusiones de sangre en mis 15 años de permanencia en el territorio hasta que lo perdimos a cientos de personal de remplazo y legionarios del tercero y cuarto tercio con situaciones como. para escribir un libro.

    Me gusta

  8. Sr. Magallón:
    ¿se refiere Vd tal vez a la emboscada que sufrieron fuerzas francesas pertenecientes a ISAF, entre Kabul y Jalalabad, creo recordar que en el Otoño de 2008? En efecto fue una acción brutal que causó más de 20 muertos y numerosos heridos. Un episodio tan doloroso como excepcional, sobre el que hay numerosísimos informes escritos, lo que se llaman análisis críticos que se realizan tras las maniobras y operaciones reales con objeto de extraer lo que los militares llamamos “lecciones aprendidas”

    Mire, en el Ejército Español, y en la mayoría de los Ejércitos de la OTAN (desde luego en el francés), la Unidad más pequeña que cuenta en plantilla con personal sanitario titulado es el Batallón (o Grupo) cuenta con un médico titulado y con un enfermero. disponen de un mínimo equipo para proporcionar los socorros profesionales de emergencia y para poner una baja, o un mínimo numero de ellas, en estado de evacuación a retaguardia. Por debajo del Batallón, existen los sanitarios, soldados combatientes de la especialidad de la unidad (son infantes, artilleros, ingenieros etc.) a los que se les ha proporcionado una cierta formación sanitaria para proporcionar los primeros auxilios a un herido o accidentado.

    Pero no deja Vd. de tener razón. Es el caso de Unidades muy pequeñas adiestradas y equipadas para actuar lejos de las líneas propias y por o tanto, lejos de la cadena de atención y evacuación sanitaria. Es el caso de las Unidades de Operaciones Especiales, o el que Vd. apunta ( aunque no en aquella particular misión) de componentes del 2º REP , cuando realizan misiones como Reconocimientos a grandes distancias. Si recuerda Vd., en mi propio artículo hablaba de los “paramédicos” o sanitarios de patrulla, pero dejaba este particular aspecto para otra ocasión.

    La realidad de las operaciones se impone y cada vez es más usual que algunos combatientes de estas unidades especiales, reciban formación avanzada en cursos muy especializados como el Tactical Combat Casualty Care, que vienen a llenar este espacio. Es una demanda muy vieja, abanderada como digo por las Unidades de operaciones Especiales y que se puso sobre la mesa, con ocasión de la infortunada acción protagonizada por elementos del 2º REP, francés, al que creo que Vd. se refiere.

    Comprenda Sr Magallón, que mi artículo abraca la generalidad de la sanidad en las unidades. no obstante comentarios como el suyo me animan a desarrollar más esta parte.

    Gracias por darme la oportunidad de introducir este importante tema.
    atentamente
    Adolfo Coloma GB (R) del ET

    Le gusta a 1 persona

  9. Coronel Alamán.
    Me temía que algo así sucedería, porque tienes toda la razón. Los farmacéuticos, como parte integrante de la sanidad militar, merecen desde luego toda la consideración. E igualmente los psicólogos, cuya actividad se ha revalorizado desde que operamos en el exterior. Y los veterinarios, aun cuando haya desaparecido esa figura que yo conocí en las Unidades de Montaña, continúan velando por las condiciones higiénicas y la adecuada alimentación en las unidades desplegadas.
    Dos cosas puedo únicamente decir en mi descargo. La primera es la propia limitación del artículo. La segunda es que mi discurso se focaliza solo en una parte de esa sanidad, en la perspectiva de las unidades. Mucho se podría hablar de la aportación de La farmacia militar a las Unidades. Por poner un solo ejemplo, basta comparar aquel viejo “paquete de cura individual” al práctico “botiquín individual de campaña” del que se dota en la actualidad a cada soldado en operaciones.
    Haces muy bien, mi coronel en reivindicar la importancia de los farmacéuticos, como parte de la Sanidad de las FAS. Faltaría más

    Le gusta a 1 persona

  10. Buenas tardes, ya veo al leer los comentarios que se me han adelantado a dar un pequeño matiz a este gran articulo. Mucho cariño y recuerdos a un soldado que orgullosamente empezó con las insignias del cuerpo de farmacia (serpiente +bastón), y termino con las de sanidad militar(cruz). Mas de algún envio habra llegado al orte de africa de los que preparamos desde el HMC Gomez Ulla.

    Me gusta

  11. Para nada llega tarde, don Andrés. Vd que ha vivido la integración del Cuerpo de Farmacia Militar del ET en el de Sanidad, de los cuerpos comunes de las Fuerzas Armadas, podría compartir con todos los lectores de este blog sus experiencias y consideraciones sobre esta integración.
    Y le aseguro que sí. El tónico cardíaco que tuve que inyectar al legionario con el que empezaba el artículo, lo había suministrado el Servicio Farmacéutico del Ejercito. Gracias a eso, tal vez aquel legionario sobrevivió..
    Adolfo Coloma
    GB (R) del ET

    Me gusta

  12. Buenas tardes
    Los servicios medicos militares siempre han demostrado su gran competencia en todo tipo de situaciones y gracias a ellos muchos buenos españoles han podido contar sus vivencias tras duros combates.
    En la actualidad se que tienen graves carencias derivadas fundamentalmente de la falta de presupuesto, pero eso no es obstáculo para que cumplan de forma serena y admirable con su trabajo.
    De manera que efectivamente rindo tributo de gratitud a todo el personal medico militar o al servicio del Ejercito.
    Sin ellos y sin su afan de servicio la cosa se complicaría seriamente.
    Saludos

    Me gusta

  13. Mi General me imagino se refiere a la emboscada en el valle d’Uzbin en donde nuestros hermanos del 8e Régiment de parachutistes d’infanterie de marine (RPIMa) sufrieron 10 bajas y 21 heridos y un legionario enfermero de la 4ª CIA del 2ª REP fue muerto al ir a socorrer a un soldado del (ANA), 20 heridos de las fuerzas armadas afganas (ANA). No el 2º REP. (la 4ª CIA del 2º REP fue trasladada de urgencia desde el Tchad, cuya especialidad es destrucción y sabotaje y snippers.

    Fue una operación conjunta entre fuerzas especiales USA y francesas integradas en el (Forward Operationnal Base).

    Verá Mi General, yo me jubile como militar del 2º REP en el año 90, ocho años en servicios especiales integrado en los CRAPS disueltos en el 1.985 y refundados con otras competencias en el hoy GIS, tengo a mis espaldas 16 intervenciones operacionales, entre ellas haber saltado en la primera oleada en Kolwezi, varías intervenciones en Líbano entre ellas la evacuación de Yasser Arafat (82).

    Le digo esto Mi General porque en la AALP (Amicale des Anciens Légionnaires Parachutistes) seguimos con interés las intervenciones militares francesas y del REP en particular.

    Pues bien en su día analizamos “para entretenernos” como se desarrolló esta emboscada, de los datos conocidos, en primer lugar los datos de la inteligencia “civil” entre franceses y americanos, eran antiguos y poco fiables. Se sabía de movimientos de insurgentes pero no el número, ni sus desplazamientos, ni armamento.

    En una operación como esta se deberían haber empleado los Chuteurs Opérationnels (HAHO) al menos 4 equipos detrás de las líneas enemigas (lo habitual) estas informaciones de inteligencia militar de combate son vítales para este tipo de acciones, por qué no se hizo nunca se sabrá. (no había urgencia, ni necesidad) Puesto que la inteligencia “civil” se basa en datos obtenidos en entre civiles dentro de las líneas “amigas” y no siempre son fiables, rara vez detrás de las líneas enemigas.

    Como reconoció el General Jean-Louis Georgelin. Jefe del Estado mayor Francés (une “embuscade bien montée”) pues no, lo que hubo fue dejación de información, no había prisa para tal acción, no como en Kolwzi por ejemplo en donde llegamos si saber que había en realidad, pero que los CRAPS enseguida transmitimos información fidedigna de la situación de los tigres, en donde era urgente evitar los asesinatos y masacres de la población civil.

    Precisamente por aquello de “la lección aprendida” la LEF y en particular el 2º REP tenemos aún hoy, unas maneras “particulares” de desplegarnos, dicho despliegue se basa en la dispersión de los efectivos, lo que hace difícilmente grandes bajas.

    En nuestro argot un enfermero le llamamos “copahu” ni tengo idea de su preparación lo que sí puedo decir es de su capacidad para tratar heridas en combate, lo cierto los “copahu” estos están en todos los equipos operacionales o servicios especiales (uno por equipo, de 5 a 7 hombres y todos son combatientes, precisamente como ud., apunta Mi General por lo lejos que actuamos de nuestras líneas.

    Si le tengo que ser sincero no se tampoco si los servicios hospitalarios avanzados lo son a nivel batallón.
    Quedo a su Orden Mi General

    Me gusta

  14. Pues entonces estamos de acuerdo, Sr Magallón. Cuando afirmaba yo que el apoyo sanitario a unidades del ejército Español desplegadas en el exterior es “excepcionalmente bueno”, me refería a que las unidades despliegan al completo con los medios sanitarios que figuran en las plantillas. además, cuentan con todos los medios que describía (quirófano de campaña, telemedicina etc.) claro que lo hacen a base de detraer personal y medios de otras unidades y centros porque, como pone de manifiesto mi entrada, la cobertura de personal sanitario titulado en las FAS es en la actualidad muy deficitario. La integración en la unidad se viene resolviendo con unos períodos de adiestramiento con la unidad que va a ser desplegada. Por cierto. cuando me refería al nivel Batallón, me refiero a la presencia en el mismo (Secciones de Sanidad del grupo Logístico) de médicos y enfermeros, capaces de desplegar un Puesto de Socorro”, poco más que una enfermería de urgencia. Las formaciones hospitalarias, aún las más sencilla se despliegan en apoyo de Unidades más complejas.

    Y en efecto, el apoyo sanitario a esas pequeñas y especializadas unidades, como las patrullas del 2º REP o los equipos de operaciones especiales en el caso de Unidades españolas, Buscan su apoyo sanitario inmediato con la alta especialización de alguno de sus miembros, pero son combatientes a todos los efectos y no personal sanitario.

    Por cierto, Sr Margallón, me he acercado a su biografía y veo que tiene Vd. una envidiable experiencia operativa, de donde le viene la preocupación – que yo comparto al 100% – por la asistencia sanitaria a tan especializados equipos que despliegan dependiendo de sí mismos prácticamente sin ningún apoyo exterior.
    Atentamente
    Adolfo Coloma

    Le gusta a 1 persona

  15. Mi General, gracias por interesarse por mi biografía y no está todo hay operaciones de esas que en nuestro Bordeau des Services figuran como “non dèclare”.

    Lo cierto Mi General es que no tenía conocimiento de como se organizan los servicios sanitarios incluso en Francia, así que gracias por su aclaración

    Yo siempre he conocido nuestros copahu “enfermero combatiente” les he visto curar heridas, extraer metralla, balas, coser las heridas, frenar hemorragias, hasta que han podido ser evacuados, es lo que conozco y nunca les pregunte por la formación que tienen, hasta me atrevería decir que ninguno de nuestros compañeros, les preguntan, pero lo que si tengo claro, es que si en una intervención la vida propia la ponemos en manos de los compañeros, el copahu tiene en sus manos nuestras vidas.

    Quedo a su Orden Mi General.

    Me gusta

  16. Mi general, adjunto un artículo escrito el año pasado relacionado con el tema para remover algunas conciencias y que , hasta el momento,. no ha dado ningún resultado

    SALVAD AL HOSPITAL VIGIL DE QUIÑONES
    Por Francisco Javier Membrillo Becerra. Cor. de Caballería (r)

    Hace mas de una década que las instalaciones del moderno Hospital Militar Universitario Vigil de Quiñones de Sevilla, el segundo en importancia de la Sanidad Militar del momento, que prestaba servicio al colectivo militar de la zona y a parte de la población civil de las sevillanas barriadas Elcano , Pineda y Montequinto, receptor de urgencias de Ceuta y peñones norteafricanos, y que disponía de una capacidad supletoria de hospitalización extra para casos de catástrofes, fueron transvasadas a la Junta de Andalucía tras numerosa reclamaciones de la misma para que, según decían sus responsables políticos, prestar servicio sanitario a través del SAS (Servicio Andaluz de Salud) , perdiendo su carácter militar.
    El motivo real del traspaso de dependencia del hospital fue, eso creo, el afán depredador de las autoridades de la Junta de Andalucía para incrementar su activo con unas instalaciones sanitarias modélicas , y el impulso de algunos incautos o incompetentes dirigentes del MINISDEF que creyeron haber descubierto otro bálsamo de Fierabrás con la externalización de servicios en empresa civiles y afrontaron la optimación ( palabra que en léxico militar es entendida, irónicamente, como disminución o desaparición) de la Sanidad Militar, a fin de compaginar las necesidades de la Sanidad Asistencial ( que atiende, mediante el abono de una cuota, al personal militar y civil de dicho ministerio así como al de la Guardia Civil, como a sus familias ) mediante la subcontratación con empresas sanitarias civiles , y la Sanidad de Campaña ( que atiende al personal militar en ejercicios y maniobras así como al que toma parte en Operaciones fuera del Territorio Nacional en cualquier contexto y que los nuevos cometido asignaban a las FAS ).
    Aunque hubo protestas de algunas organizaciones sevillanas por la no activación inmediata de los servicios hospitalarios para la atención a la población civil que llegaron incluso a presentar denuncia en los juzgados, el sobreseimiento y archivo de las mismas y la recolocación de los trabajadores civiles dentro de la localidad las fueron acallando y poco o nada se ha sabido de ellas después.
    Una década mas tarde el hospital sigue cerrado, se le ha desprovisto de parte de sus equipos para su instalación en otros hospitales de la Comunidad ( acción que , en terminología logística militar, se denomina, “canibalización” ) lo que ratifica las falsaria razones de la Junta para las insistentes y reiterativas reclamaciones del traspaso de dependencia , e incluso ha pretendido desposeerle del nombre del insigne médico militar andaluz que ostenta la instalación, Rogelio Vigil de Quiñones ( Marbella, 1862-1934), héroe de los últimos de Filipinas y de la guerra del Rif, y que estuvo destinado en varias unidades sevillanas.
    Recientemente han vuelto a aparecer voces, entre otras del Colegio de Médicos de Sevilla, que reclaman la puesta en servicio del hospital, y que han coincidido en el tiempo con el repunte de algún problema médico como la alarma sobre el ébola y la saturación de las urgencias con la gripe, etc , así como la de los sanitarios eventuales de larga duración del SAS que reclaman por la precariedad de sus contratos.
    En cuanto a la “optimación” de la Sanidad Asistencial Militar, ha seguido progresando adecuadamente ( favorecida también culpablemente por los usuarios del ISFAS quienes han preferido, en muchos casos, a derivarse a los hospitales civiles con concierto en lugar de a los militares donde aún mantienen centros ),habiéndose cobrado , como última pieza, el hospital Militar San Carlos de San Fernando (Cádiz) , también trasvasado a la Junta y que ya lleva varios meses sin actividad, a la vez que cada vez hay menos compañías sanitarias civiles que se presenten anualmente a la licitación del concurso para la prestación de servicios al ISFAS ( Instituto Social de las FAS) y/o con menores prestaciones para los usuarios, y que la “externalización“ de servicios es tan fiable que, recientemente, una compañía de transporte aéreo civil ha dejado en tierra a un contingente militar que viajaba a una ZO aludiendo la peligrosidad de la tarea lo que ratifica, también, el buen ojo clínico de algunos aficionados gestores ensimismados con el paradigma de la externalización obviando que un principio logístico militar es, (o era) la “ seguridad de actuación”.
    Y aquí viene la cuestión : ¿Es necesario poner en servicio nuevamente el hospital Vigil de Quiñones de Sevilla y pueden ser compatibles las necesidades del Servicio de Salud de la Junta de Andalucía y la de la Sanidad Militar?.
    Teniendo en cuenta que un hospital no es solo un edificio de mas o menos valor económico, sino , sobre todo, una organización sobre la que se sustentan los varios centenares de facultativos y personal auxiliar que lo activan y el presupuesto necesario para su sostenimiento y ,dado que el Servicio Andaluz de Salud ya cuenta con otros dos Hospitales Generales ( Nuestra Señora de Valme y Virgen del Rocío) ubicados en la misma zona , entiendo que la Junta no será propensa a dotar y sustentar un nuevo hospital a escasa distancia de los mencionados, aunque presumo que sí sería receptiva a derivar a algunos de sus enfermos a otras instalaciones en caso de saturación de sus servicios sanitarios y de disponer de una reserva de camas en caso de contingencias–como se activó en el caso de la EXPO 92.
    En cuanto a la importancia de Sevilla en la Sanidad de Campaña Militar y la contribución de los médicos militares a la Sanidad española , ésta comenzó su participación activa cuando, junto con Cádiz y a través de las Casas de Contratación de ambas ciudades, constituyeron la base de proyección y sostenimiento de las Unidades militares terrestres y navales que , desde el siglo XV , marchaba al descubrimiento, conquista y colonización del Nuevo Mundo y con médicos militares andaluces o de unidades de su demarcación que fueron a aquella ZO .
    Se inició con el primer medico con carácter oficial y con jurisdicción en América, el militar sevillano Diego Alvarez Chanca ( 1450?-1515), que acompaño a Colon en el segundo de sus viajes y continuó por, entre otras importantes incorporaciones, con el médico militar Fco. Javier Balmis Berenguer ( 1753-1818), que encabezó la Real Expedición Filantrópica de la vacuna (llamada expedición Balmis en su honor) que, a partir de 1803 dio la vuelta al mundo en una corbeta de la Armada llevando la vacuna de la viruela a todo el imperio español , con el capitán médico Santiago Ramón y Cajal ( 1852-1934), que fue premio Nobel de medicina ( uno de los dos únicos premios Nobel con carácter científico que tienen españoles) y ,aunque en otras ZO,s. (en los campos de prisioneros de la 1ª guerra mundial y en Melilla durante el desastre de Annual) con el comandante médico Fidel Pagé Mirave (1886-1923), descubridor de la anestesia epidural de la cual se benefician la mayoría de las mujeres del mundo y algunos hombres, etc . Pero es que , mas recientemente, a finales de los años 80 del anterior siglo, es en el propio Hospital Militar Vigil de Quiñones donde nació , y creó Escuela bajo la dirección del entonces comandante médico Carlos Álvarez Leiva, un nuevo concepto sanitario operativo, los EMAT,s ( Eslalon Medico Aerotransportado) , que resolvió el apoyo médico a los contingentes militares españoles recientes que salían al exterior , y que la mayoría de los servicios de urgencia actuales ( incluyendo los SUMA, SAMU, etc) han nacido de la mente de médicos militares baqueteados en la Medicina de Campaña, incluyendo el servicio de TELEMEDICINA a través del Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla ( Madrid)-aun no adoptado por la sanidad civil- , que lleva asistencia en tiempo real de facultativos de todas las especialidades a los contingentes y buques españoles desplegados en todo el mundo.
    Pero, por otro lado, también recientemente el triángulo geográfico formado por ROTA-SEVILLA-MORON se ha convertido en una base de proyección militar tanto conjunta como combinada (potenciada recientemente con nuevas incorporaciones de efectivos norteamericanos) hacia los Teatros de Operaciones de Oriente y África, por lo que no es descabellado pensar que el hospital Vigil de Quiñones podría ser un elemento con capacidad de apoyar al personal militar de dichas instalaciones, proyectar órganos sanitarios de campaña como antaño hacia dichos Teatros, de acoger y tratar a las bajas que se repliegan de los mismos-incluyendo las de Ceuta y Melilla-, a enlazar con ellos a través de la TELEMEDICINA de Campaña , que disponga de una reserva de camas para atender cualquier contingencia en caso de catástrofe sanitaria local, regional o nacional y, dada la variabilidad de las misiones que reciba, emplear , mientras tanto, los servicios /horas excedentarios disponibles para atender los requerimientos sanitarios de refuerzo de la UME y del Servicio Salud de Salud.
    Si conseguimos solventar las reticencias que existen entre los diferentes partidos políticos y Administraciones, y tener la mira puesta en el interés general lograremos entre todos salvar al Hospital Vigil de Quiñones y que Sevilla siga disponiendo lo que por historia, tradición e importancia nunca debió perder; en caso contrario, lo enterraremos definitivamente y seremos sus responsables.

    Me gusta

  17. Don Francisco J: Como Vd. ve, este blog recoge su opinión y la difunde. Desde luego, desde un punto de vista de la inversión y de la asistencia sanitaria, no parece que sean baladíes sus argumentos en pro del que fue hospital Militar y rememora el nombre de un mítico médico de unidad, el Capitán Gil de Quiñones, héroe de Baler. De su modernidad y espíritu de vanguardia, doy fe cuando, con el apoyo del entonces Capitán Médico Carlos Alvarez Leiva al que Vd. alude en su artículo, se comenzó la formación en primeros auxilios de algunos componente de la Bandera de Operaciones Especiales de La Legión (BOEL).

    dicho eso, entienda Vd. que la perspectiva que ofrece mi propio artículo, se basa en la formación y experiencias de un oficial de las armas, no de un técnico en Asistencia Sanitaria, como entiendo que es Vd. y que plantea un asunto que va ,mucho más allá de la pretensión de mi artículo que no era otra que poner de manifiesto la necesidad de buenos profesionales y medios sanitarios en las unidades y desde luego, reconocer la labor de los que de forma muy abnegada y cubriendo como puedan las necesidades ocasionadas por los puestos vacantes de los que, por diversas razones se han ido, siguen prestando en las Unidades.
    Adolfo Coloma
    GB (R) del ET

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s