VISUS MILITIS. MANDAR (General Dávila)

MANDAR 14 Agosto 2016

legion-marruecos--644x362

La Legión. Fundada por el general Millán-Astray

‹‹Más quiere llevar el soldado los ojos en las espaldas de su Capitán que tener los ojos de su capitán a sus espaldas…››.

Seis artículos hemos dedicado a defender nuestra historia. Hemos señalado a los que tienen como deber hacerlo. Lo han olvidado.

Jenofonte paseaba a caballo entre las filas arengando a sus hombres…

Sotéridas de Sición le replicó: ‹‹No estamos en igualdad de condiciones, Jenofonte. Tú vas a caballo y yo estoy completamente destrozado a fuerza de llevar el escudo››. Jenofonte se bajó del caballo, lo arrastró fuera de la fila y arrancándole el escudo prosiguió la marcha con él en las manos lo más deprisa que pudo.

Hay que motivar y entusiasmar a la tropa, porque toda virtud o excelencia genera en quien la percibe la tendencia a imitarla. La frustración y desánimo hacen más necesario que nunca el mando.

Ordenan, pero no mandan.

El honor, el valor y la honra se ejercitan sin mentarlos y se reconocen por las obras y no por los enunciados. Hay ocasiones en las que un gesto puede cambiar una situación. De nada sirve hacer correctamente las cosas si lo que se está haciendo no es lo que hay que hacer. Mandar.

General de División Rafael Dávila Álvarez

Anuncios

8 pensamientos en “VISUS MILITIS. MANDAR (General Dávila)

  1. Mi General, como bien sabe mandar a la escala que sea no es fácil cierto que el ejemplo del mando lo es para todo militar con mando, las diferencias del mando por razones obvias no son las mismas para unos y otros según la escala de que se trate, unos mandan y otros obedecen.

    Y desde Capitán por ser los que más cerca están de la tropa todo es distinto yo he tenido tres jefes de regimiento los que verdaderamente con su ejemplo, todos oficiales, suboficiales y tropa admirábamos y respetábamos.

    El Tte coronel Brette 1.974 un hombre menudo, sin duda para mi ha sido en su ejemplo constante por cercanía a la tropa tanto de participación en maniobras, e intervenciones haya tenido el REP desde luego sin menospreciar para nada los demás Jefes de Regimiento, pero este tenía la particularidad en las maniobras o stages ir siempre en cabeza su puesto de mando siempre estaba al lado de un jefe de compañía y los más habitual de un jefe de sección, si había que hacer algún entrenamiento de rappel, tirolinas, o de las diferentes pruebas del “parcours du combattant” siempre que sus obligaciones se lo permitieran ahí estaba él a la cabeza.

    En combate le gustaba visitar los puestos avanzados, se interesaba por la moral de sus tropas y sus consejos siempre eran aceptados por todos, para mi fue un orgullo y honor formar parte de su “garde de corps”.

    En las mismas circunstancias podría decir del Tte Coronel Geuigon 1.980 o Coronel Coevoet 1.988

    Quedo a su orden Mi General

    Me gusta

  2. Buenos dias
    Una de las cosas mas difíciles que existen es saber mandar.
    Dificil porque el mandado necesita querer al que manda, sentirse plenamente orgullosos de ser mandado por la persona que le da órdenes y eso solo se consigue con el ejemplo y la abnegación.
    El soldado tendrá confianza en el mando si este previamente se la ha ganado.
    Y ese es el fin del mando.
    Una tropa bien mandada es un orgullo para el Ejercito
    Saludos

    Me gusta

  3. Buenas tardes General. Efectivamente. Es menester ofrecer sincera motivación y entusiasmo a la tropa, en este caso al pueblo, cosa que, trasladada a nuestros inmerecidos políticos, se ha visto y comprobado que no han hallado encaje para este aserto. Nada extraño, por otro lado, si se tiene en cuenta el saldo que, de los personajes a que me refiero, hemos padecido y … ¡Sorpresa! Seguimos padeciendo.

    Atinado el comentario de Don Manuel Castillalba

    Juan Cejudo Campos

    Me gusta

  4. Creo que cualquier mando que se haga querer y respetar en la práctica como se expone el artículo 5º del Cabo, ese mando tiene garantizada la lealtad de los subordinados, porque irán con él hasta la misma muerte si ello fuera necesario. De hecho ha sucedido en muchas ocasiones, yo he conocido mandos que hubiese ido con gusto donde fuese el menester aunque ahí fuera para morir, pero por un ideal y una RAZÓN, y esta bien puede ser por la unión de ESPAÑA entre otras muchas.

    Artículo 5º del Cabo
    ——————————-
    El cabo, como Jefe más inmediato del soldado se hará querer y respetar de él, no le disimulará jamás las faltas de subordinación, infundirá en su escuadra amor al servicio y exactitud en el desempeño de sus obligaciones. Será firme en el mando, graciable en lo que pueda, castigará sin cólera y será comedido en sus palabras, aún cuando reprenda.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s