LA LEGIÓN QUE NOS UNE: UNA ANTIGUA ASPIRACIÓN Por FRANCISCO J. GONZÁLEZ DEL PIÑAL JURADO

19a_0461

La Legión

Meditando sobre mi anterior artículo, del 13  de  Junio, en  el  que  reivindicaba relatos de la época fundacional, traigo hoy a colación uno un tanto peculiar.

Repasando antiguas revistas del Tercio, de entre mis archivos, me aparece el número 117, de la revista “La Legión” -Marzo de 1968, página 11, firma JSN-  donde me encuentro que el 13 de Febrero de 1968, dos caballeros legionarios de la Hermandad Provincial de Burgos vivieron un día muy solemne. El sargento C. L. Pedro Cebrecos Elipe, antiguo cornetín de órdenes en La Legión, del entonces teniente coronel Franco, consiguió saludar, de nuevo, antes de morir, al que sería su jefe directo en Marruecos. Estamos hablando de un subordinado del cofundador de La Legión, en la campaña marroquí, que se retiraría en 1945 con el empleo de sargento.

“Nada pido, ni nada quiero … Tengo 70 años, me siento viejo y no quiero morime si  antes saludar, de nuevo, a mi teniente coronel …”. Esta frase formaba parte del contenido de la carta que se le hizo llegar al jefe del Estado, a El Pardo, acogiendo Franco con simpatía la petición  de su antiguo cornetín,  concediéndosele audiencia para el martes 13 de Febrero citado. La Hermandad de La Legión burgalesa así se lo hizo saber al sargento, residente en Aranda de Duero, y “postrado en cama por achaques de los años”, testimonia el artículo-entrevista. Parece que su júbilo le sana en el acto y se presenta en Burgos a concretar los detalles del viaje; solicitando, dada su salud, ser acompañado por un miembro de su Hermandad, asistiéndole para tales menesteres el secretario de la misma.

zsMm6gcp

Emblema de la Legión

El día 13 a las 10 de la mañana llegan al Palacio de El Pardo. Del vehículo -un taxi, por más señas- descienden dos hombres vestidos de negro, protocolo en la vestimenta requerido para la ocasión, con cierta dificultad en sus zancadas, por parte de nuestro protagonista. Suben en ascensor al piso superior. Una vez en la sala de espera, advierte el secretario de la Hermandad legionaria la presencia de don Julio de la Torre Galán, general subinspector de La Legión, y del coronel del Tercio Sahariano 3, “Don Juan de Austria”, don Fernando Sanjurjo de Carricarte, ocurriendo los saludos de rigor. Llegado el instante de la audiencia el sargeno legionario burgalés  es introducido en el despaho de S. E., que le recibe con satisfacción, haciendo el Caudillo llamar también al secretario. Tras unos minutos de distensión, comentando también la asistencia a Millán-Astray cuando perdió el ojo. Llegó la inevitable hora de la despedida, tras recordar diversas vivencias legionarias históricas… Al despedirse de la audiencia Cebrecos le dice a Franco: “Excelencia : Ya puedo morir tranquilo después de haber cumplido este gran deseo en mi vida”.   Franco   se   despide  de   su antiguo cornetín, lo toma del brazo y le dice : “Pedro, no pienses en eso, aun estamos fuertes”.

 

FRANCISCO J. GONZÁLEZ DEL PIÑAL JURADO

Anuncios

9 pensamientos en “LA LEGIÓN QUE NOS UNE: UNA ANTIGUA ASPIRACIÓN Por FRANCISCO J. GONZÁLEZ DEL PIÑAL JURADO

  1. Don Francisco,

    Su ilustrado escrito y pensamiento resuelve con exactitud la definición de La Legión que nos unió por azar en una vida herida con zarpa de fiera, pero para siempre más allá de la muerte: nada pido, ni nada quiero.

    Con sentido abrazo legionario, gracias.

    Fdo. Francisco De Javier

    Me gusta

  2. Tuve el honor de desfilar delante de Franco en el desfile de la Victoria de 1.966 con la III compañía de la IV Bandera, su Capitán era Don Fernando García Gutiérrez, aquella mañana estaba lloviendo y Franco estaba en la Tribuna en el primer tiempo de saludo, aquello imponía el respeto que él representaba; y creo que sobra decir que no tenía paraguas

    Me gusta

  3. Gracias por vuestros comentarios, sin duda, muy interesantes. Ser recibido por Franco no era tarea demasiado complicada, aunque pudiera parecerlo. Todo dependía de su agenda y estado físico. Yo no llegué a él, pero sí a Carrero Blanco, que algun día contaré cuando venga al caso.Con respecto al señor Lencero, decirle que en aquella ocasión, que narra, le fueron a acercar un paraguas, que Franco rechazó, diciendo: “Si los demás se están mojando, me mojaré yo también” -más o menos-.Deben existir imagenes en TVE sobre la secuencia del paraguas. En cualquier caso, Franco vestido de militar nunca se hubiera refugiado en un paraguas, por mucha agua que cayera.

    Me gusta

  4. Buenas tardes
    Franco recordaba como la más feliz etapa de su vida la de su paso por África y dentro de esa etapa el mando del Tercio.
    En cuanto podía recordaba con añoranza alguna” batallita” de la época, alguna anécdota y a alguien relacionado con ella.
    Franco fue feliz en aquella etapa, en el África Nº 68, en Regulares, en el Tercio…luego fue fue Caudillo de España y dejó su vida y su felicidad al servicio de la patria.
    Saludos

    Me gusta

  5. Señor Manuel Castillalba. Se nota que usted una persona instruida, mas; por otro lado, disculpe si estoy equivocado; pero me da la impresión, que eso de batallitas es algo así como burlarse de Franco, pero si de verdad es una persona culta e imparcial, creo que no ignorará los hechos de sus hazañas, a África no quería ir todo el mundo, la vida pendía de un hilo y los rifeños mataban antes a un oficial que al de menor graduación, lógico en una Guerra y más ante aquellos ……. Franco tuvo mucha buena suerte, pero NO hay que negar que ante todo era una VALIENTE. ahí le dedico unos versos, que podrán gustar o NO; pero ahí le van.

    Si estoy equivocado le pido me disculpe.

    Atentamente: Ramón Lencero Nieto

    Yo pensaba otra cosa A FRANCO
    ——————————————-
    Cuando Franco se murió
    Yo me alegré de su muerte
    Pensando en esa razón
    Que era Franco el dictador
    Ante el todo omnipotente.

    Mi padre fue un izquierdista,
    Y once años de prisión
    Estuvo engrosando lista
    En los penales franquistas
    Que poblaban la Nación.

    Y me enseñaron a odiar
    Lo que en la derecha estaba,
    Y empapándome ese mal
    Fui creciendo en la sociedad
    Que contra Franco gritaba.

    De aquella forma secreta
    Que murmuraban los miedos,
    Y entre cambios de chaquetas
    Fabricaban la espoleta
    Que explosionan los enredos.

    Yo pensaba que al morir
    Aquel que a España oprimía
    La libertad en su proferir
    Rompería para siempre el uncir
    Que al pobre se le ponía.

    Yo pensaba en la otra cosa,
    En las campanas futuras,
    Aquel camino de rosas
    Que en mañanas primorosas
    Se extienden por las llanuras.

    Yo pensaba que el socialismo
    Era base de la humanidad,
    Y que acabaría el caciquismo
    Que abastece al terrorismo
    Dividiendo a la sociedad.

    Yo pensaba en el clamor
    Que en justicia se concede:
    Yo pensaba en una Nación
    Con mandatarios de honor
    Que al cumplimiento se deben.

    Yo pensaba en esa ESPAÑA,
    Sin yugos, NI independencias.
    Yo pensaba en las campanas
    Que despuntan las mañanas
    Con clamores de decencias.

    Yo pensaba en libertades
    Que se extienden por doquier,
    Sin los sones inmorales
    Que despiertan temporales
    Por los mares del desdén.

    Yo, pensaba; Y SIN SABER
    Que el yugo es la ignorancia
    Del que no sabe entender
    Porque preso en el perder
    Todo le viene en desgracia.

    Yo pensaba en el bienestar
    SIN sinónimos de limosnas
    Que a los pobres se les da
    Para poderlos esclavizar
    En las convenientes normas.

    Yo pensaba que la libertad
    Era decir lo que se siente,
    Y el hacer por la humanidad
    Con el amor y la dignidad
    De un mañana más decente.

    Cuando Franco se murió
    Yo me reía del difunto,
    Y brindando por mí NACIÓN
    Empecé a creer en Dios
    SIN saber lo que estaba oculto.

    Autor. Ramón Lencero Nieto

    Me gusta

  6. Efectivamente
    La Guerra de Marruecos era para gente decidida y con espíritu de servicio
    Los jóvenes segundos tenientes llegaban con 15 o 16 años a la guerra y suplian con voluntad, esfuerzo y valentia las carencias lógicas y la falta de experiencia, no obstante una vez conseguidas ambas peleaban con tesón y aunque a Vd le parezca absurdo, se divertían dentro de las circunstancias, por supuesto.
    Franco recordaba que su etapa Africana fue la mejor y más enriquecedora de su vida , mandaba tropas y se encontraba cómodo haciéndolo, era joven, valiente, tenía suerte y era querido y respetado por sus superiores y sus inferiores.
    ¿Qué mas puede desear un joven de 25 años con vocación militar?
    Cualquier militar le dirá a Vd que la etapa que recuerdacomo la mas bella de su carrera militar es la que manda tropas, es decir teniente, capitán y si tiene suerte comandante y hasta coronel.
    Algunos como el General Coloma han estado en contacto con su tropa toda su carrera militar, pero no es lo normal
    En la Guerra de Marruecos había familias enteras de militares, sagas al completo, Padre y cinco hijos, primos hermanos, cuñados, sobrinos, tios etc que peleaban con bravura por el honor de su Patria y como dice la estrofa:

    Nuestro anhelo es tu grandeza
    que seas noble y fuerte
    y por verte temida y honrada
    contentos tus hijos irán a la muerte.

    Y muchos de ellos cayeron defendiendo con su vida…

    Y por verte temida y honrada
    contentos tus hijos irán a la muerte.

    Y con esta nobleza de cuerpo y alma iban nuestros bizarros militares

    Si al caer en lucha fiera
    ven flotar
    victoriosa la Bandera
    ante esa visión postrera
    orgullosos morirán.
    Y la Patria, al que su vida
    le entregó,
    en la frente dolorida
    le devuelve agradecida
    el beso que recibió.
    El esplendor de gloria de otros días
    tu celestial figura ha de envolver
    que aún te queda la fiel Infantería
    que, por saber morir, sabe vencer.
    Y volarán tus hijos ansiosos al combate
    tu nombre invocarán.
    Y la sangre enemiga en sus espadas
    y la española sangre derramada
    tu gloria y sus hazañas cantarán.

    Eso es todo
    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s