NI POR VICIO NI POR FORNICIO (General de División Rafael Dávila Álvarez)

viejos

El invierno demográfico

España pierde población. Los índices de fecundación se desploman y el envejecimiento sube exponencialmente. Le llaman el invierno demográfico.

Como estamos en verano no quiero cansarles con los cotidianos problemas ni tampoco animarles a otra cosa que no sea el merecido descanso.

Esta época veraniega es buena para hablar entre amigos cara a cara dejando los encuentros virtuales para otra ocasión.

Vengo de visitar a uno de ellos. Tiene una preciosa casa en uno de los rincones más bellos de España: las Rías Bajas; el nombre no importa, todas son igual de atrayentes.

si_780_0

La belleza de las Rías Bajas. Galicia.

Galicia está de nuevo envuelta en las infinitas gamas de color verde que ya no recordaba. Alguien cambió la paleta durante algún tiempo y ahora, aunque despacio, parece que de nuevo afloran las tonalidades de un paisaje que no todos han entendido, entre ellos algún gallego. Siempre fue el verde, en sus matices, un color difícil de entender y trasladar a lo cotidiano. Es el gran ausente de muchas paletas por la dificultad técnica de crear un color que solo se muestra tal como es cuando surge del fondo de la tierra, donde fabrica su belleza.

Verde quizá sea lo que les cuento, pero el humor y el sentido de la anécdota que he vivido con mi amigo me ha llevado a compartirla con ustedes.

Mientras esperábamos para cenar me enseñó su casa. Al llegar al dormitorio observé que un enorme crucifijo presidía la entrada  y a los pies del mismo un reclinatorio invitaba al rezo. Ante el gesto de extrañeza mi amigo me recordó que la mayor parte de los muebles de la casa eran una herencia de su abuelo. El crucifijo y el reclinatorio siempre estuvieron en el dormitorio y él quiso respetar la tradición familiar. Sus abuelos tuvieron doce hijos. Todas las noches, antes de irse a la cama, su abuelo se arrodillaba en el reclinatorio y se dirigía a la imagen del Crucificado repetiendo la misma oración:

Maternidad - Jacob Meijer de Haas

Maternidad-Jacob Meijer de Haas

“No es por vicio ni por fornicio sino para tu Santo beneficio”.

El hecho de que España tenga un índice de fecundidad inferior a 2,1 por mujer (fecundidad de reemplazo), supone que no se garantiza una pirámide de población estable.

Decididimos no tener hijos. ¿Por qué? No es una decisión libre sino obligada por las circunstancias. Los hijos no son un estorbo sino una bendición. Estorban las políticas y los políticos que no legislan para poder tenerlos con las máximas garantías de libertad y desarrollo para la madre y el conjunto familiar.

¿A quién le importa? Mejor guardo silencio y termino con sentido del humor: “Ni por vicio ni por fornicio…” De eso andamos sobrados y es lo políticamente correcto. No me cabe la menor duda.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

Anuncios

5 pensamientos en “NI POR VICIO NI POR FORNICIO (General de División Rafael Dávila Álvarez)

  1. Mi General: he leído y comprendido su comentario. Vuecencia lo expone con esa delicadeza de la persona instruida que no quiere ofender, aunque haga ciertas insinuaciones, pero que ellas no serán recibidas como ofensas para aquellos que las merecen por triplicado, y en este caso como en casi todos son para los políticos de esta a Nación, ESPAÑA que la están desmoronando y ahí se tambalea, pero que sigue en pie porque hay otras fuerzas que hacen lo casi imposible para que no se caiga del todo.

    Por mi parte, yo no soy tan instruido, y como persona poco culta, nacida en el pueblo llano, en el que ve la vida de otra manera, porque al no tener montañas de por medio los horizontes se alargan y puede verse con más claridad la realidad de lo que sucede en lo referente a la demografía invernal.

    Lo que parece demencial, es el hecho de que los llamados talentos de la Patria NO se hayan pronunciado en este sentido, ni creo que lo hagan, entonces ese talento es que está podrido, o va a ser un talento con el talante de Zapatero, que Rajoy tampoco se escapa, ni los seguidores de ambos.

    De seguir esto así, dentro de pocos años, España desaparecerá; será gobernada por los musulmanes principalmente, ellos no tienen esos problemas de nacimientos, menos de ofender a los cristianos. Quizás sean más humanos y luchan porque su fe no desaparezca. Pero aquí es el vicio de costumbre, el fornicio y el beneficio a corto plazo.

    Atentamente y a la orden de Vuecencia mi General

    Me gusta

  2. En general, España ha dejado de tener ideales,valores, patriotismo tanto en la derecha como la izquierda y no parece que en 50 años los recuperemos. Los los ex-telón de acero parecen curados y defienden algo lo espiritual; será por lo mal que se lo ha hecho pasar el comunismo dictatorial

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s