APUNTES DE LIDERAZGO DESDE LA HUMILDE EXPERIENCIA (General de División Juan Chicharro Ortega)

balsaY lo hago partiendo de la premisa de que hoy nuestros ejércitos cuentan probablemente con los mejores medios con los que han contado nunca pero desde la certeza de que el hombre sigue siendo la parte más importante de ellos y de aquí la importancia del liderazgo.

Entendemos el liderazgo como la capacidad personal del que dirige un grupo humano para influir en sus componentes de forma que estos trabajen cohesionados y con entusiasmo en la consecución de objetivos supeditados a un fin común y superior.

Yo tuve constancia por primera vez de la importancia del liderazgo cuando en una madrugada  del mes de noviembre del año 1975  me encontraba al mando de una sección de infantes de marina en la península de la Sarga, cerca de Villa Cisneros,( Sáhara español), con la misión de impedir el tráfico de armas para el Frente Polisario. En un momento determinado recibimos aviso de la Corbeta Villa de Bilbao de  la aproximación a toda velocidad de dos embarcaciones hacia mi posición. Inmediatamente desplegamos y en un momento, que nunca olvidaré, se me acercó un infante de marina y me dijo: mi teniente, ¿ahora qué hacemos?

Sentí sobre mis hombros la mirada de mis soldados, es decir todo su mundo dependía en esos momentos de la decisión que yo tomara.”

tesalonica-monumento-a-alejandro-magno-que-era-macedonioCuando se habla de liderazgo la primera cuestión que uno se plantea es si este nace o se hace.

Desde mi experiencia ya digo que las dos cosas sin duda.

La autoridad de un líder emana de su personalidad y carácter pero también se forja con la práctica, la experiencia y desde luego con la competencia profesional. Emana, desde luego, del reconocimiento como tal por parte de sus subordinados y se sustenta en la convicción y en la entrega voluntaria de las personas que dirige.

Pero en los ejércitos la autoridad indiscutida dimana del empleo militar y del cargo que se ejerce. Es decir, la autoridad tiene un sustento legal y que no proviene de la personalidad específica de cada uno; de aquí la importancia de que la autoridad legal, la que deriva de lo establecido, se refuerce con el liderazgo personal.

Liderazgo es la traducción literal de la inglesa “leadership” y debo decir que no fue hasta muy avanzada mi carrera militar cuando oí este término por primera vez.

¿Quiere esto decir que los hoy “veteranos” no estudiamos esta disciplina en su momento y el cómo aplicarla?

No, sucede que lo que hoy conocemos como liderazgo se llamaba otrora don de mando y el arte de mandar; de hecho las propias RROO de la Real Armada de 1793 ya  dedicaban un capítulo entero a desarrollar esta importante materia cuya lectura aconsejo a todo aquél interesado en esta importante disciplina. Difícilmente encontrará algo mejor.

Y de aquellos tiempos recojo algunas frases de los clásicos que nos obligaban a los entonces guardiamarinas a aprender, que tienen validez permanente y cuya lectura sosegada aconsejo igualmente:vptym

El Mariscal Foch decía; “que en el campo de batalla se hace sencillamente lo que se puede para aplicar lo que se sabe y desde luego para poder allí un poco es necesario saber mucho”.

“Hay que dirigir a los hombres con mano de hierro en guante de terciopelo”. Napoleón.

“Más tendréis que aprender en mi ejemplo que en mis órdenes”. Hernán  Cortés.

“El mando no descansa nunca en la fuerza sino en la superioridad moral de quien lo ejerce”. Generalísimo Franco.

“Cuando te halles querido de las tropas, serás bien servido por ellas. La recompensa del capitán no está en las notas de su jefe sino en la mirada de sus hombres”. Marqués de Santa Cruz de Marcenado.

Ser capaces de absorber estos pensamientos y actuar conforme a ellos está muy ligado a determinadas cualidades que el jefe debe poseer y desde luego adquirir, porque para que la autoridad sea verdadera hay que convenir que debe manifestarse en todo la superioridad del líder, del jefe, bien entendido que ésta queda circunscrita a la moral, las dotes de mando y a la pericia o competencia profesional. Dando por supuestas las dos primeras destaca hoy más que nunca la de la competencia profesional que se deriva de la capacidad intelectual y de los conocimientos adecuados.

img_02“En la primavera de 1999, me correspondió mandar un Batallón en Bosnia Herzegovina coincidiendo mi estancia allí con el ataque que en aquellos momentos realizaba la OTAN contra Serbia. Mi Batallón estaba desplegado cubriendo la frontera de la República Srpska con Montenegro. Durante dos meses la actividad fue frenética y los incidentes numerosos: nos tirotearon, secuestraron una patrulla, tuvimos que expulsar una unidad Serbia de posiciones dentro de Bosnia, etc.

Desde luego la situación no estaba para bromas y había que hacer las cosas bien. Mi plana mayor trabajaba a destajo y todos los días a última hora de la tarde se preparaban las órdenes del día siguiente. He de decir que casi siempre no me quedaba más remedio que corregir muchas de ellas con el evidente disgusto de mis oficiales de la plana mayor pero mantengo que, además de ser el jefe, mis conocimientos tácticos eran superiores al de mis jóvenes subordinados siquiera fuera por veteranía y estudios. Cuando, poco a poco, aquellos constataron que mis disposiciones eran casi siempre las correctas noté como las caras largas del principio desaparecieron y se acrecentó su confianza en mi persona.”

A ver, el que no sabe no puede mandar. Ya las propias RROO de la Armada de 1793 decían: ” a las propias cualidades que los oficiales de mis ejércitos deben poseer, debe el de Marina añadir y sobremanera la del conocimiento teniendo en cuenta que si no sabe no sabrá acometer su misión y lo que es peor se encontrará siempre ante el desaire de darse a conocer ante sus subordinados”.

Definitivamente, si en todas las profesiones se hace imprescindible el saber, en las Fuerzas Armadas esta necesidad se agudiza aún más.

Los hombres por instinto natural siguen siempre a aquél que intuyen les va a llevar a la victoria, a aquél que les va a sacar del atolladero en condiciones extremas como las del combate, en definitiva al que sabe lo que tiene que hacer.

Por supuesto que doy un valor inmenso a las cualidades morales que debe tener un jefe, un líder, pero las doy por supuestas; sin embargo me detendré a hablar de un aspecto de ellas: la ejemplaridad.sans-_el_general_prim_a_la_guerra_dc3a0frica

La imitación es inclinación instintiva en todos los seres y especialmente en la especie humana. Al hombre le mueven muchas veces, más que las ideas que le conculcan, el ejemplo que emana de la conducta de las personas que reconoce superiores. Y siendo esto así, es evidente que todo jefe, por el mero hecho de serlo, se convierte en una estampa observada y analizada, y de ahí que sus actos deban ser cuidados, pues ejercen una influencia decisiva sobre el carácter y comportamiento de sus subordinados.

El jefe, el líder, tiene que estar permanentemente dando ejemplo. Y en todas las circunstancias.

“Paso de nuevo a relatar una experiencia personal y me traslado ahora a 1978 a bordo de un buque de la VI Flota en el Mediterráneo con ocasión de unos ejercicios anfibios con fuerzas especiales de la Armada de los EEUU.

hqdefaultEl ejercicio consistía en desembarcar en la costa de Almería mediante un lanzamiento paracaidista y la situación estaba al límite por el viento. Mi unidad la mandaba un oficial, hasta entonces de reconocido prestigio; sin embargo llegado el momento de embarcar en los helicópteros nuestro mando alegó en el último momento una indisposición febril – era verdad –  y se quedó a bordo. En aquel salto tuvimos varios heridos – roturas de piernas y brazos –  y gracias a Dios poco más… y nuestro jefe a bordo…

A partir de ese día nuestro hasta entonces respetado mando dejó de ser informalmente nuestro líder. Siguió siendo nuestro  pero jefe pero ya  había perdido todo nuestro respeto.

Sí, el ejemplo es vital para tener el respeto y cariño de nuestros subordinados.

Y termino reflexionando acerca de si los retos del liderazgo de unidades en estos tiempos difiere de los de antaño. Creo honradamente que son los mismos de siempre si bien con una dificultad añadida y es la que se deriva de la cada vez mejor preparación de nuestros subordinados que hacen cada vez más difícil el convencimiento y la práctica de las virtudes de las que aquí hemos hablado.

Hasta aquí lo que son sólo unos someros pero importantes apuntes derivados de la experiencia personal que resumiría en tres: superioridad moral, competencia profesional y ejemplaridad.

General de División de Infantería (R.) de Marina Juan Chicharro Ortega

Anuncios

7 pensamientos en “APUNTES DE LIDERAZGO DESDE LA HUMILDE EXPERIENCIA (General de División Juan Chicharro Ortega)

  1. Mi querido General: ¿qué decir de su magnífico artículo cuando lo ha dejado todo claro y conciso sobre el liderazgo?.
    Yo, que durante años he enseñado a mis alumnos sobre ello en el Master de Calidad y en los temas de Círculos de Calidad, Grupos de Mejora, Mejora Continua, etc., no tengo nada que añadir pero si me gustaría comentar algo sobre ello: que en el liderazgo hay que predicar con el ejemplo…
    El hecho de ser profesor en un sitio y alumno en otro, me ha servido de mucho a la hora de transmitir conocimientos, aconsejar a los alumnos, entenderlos, comprenderlos y acercarme a ellos.

    Tengo anécdotas muy gratificantes y bonitas, permítame que le cuente una como muestra:
    Hace varios años, antes de irme de viaje a examinar de una asignatura de Teología en la Facultad de Teología del Norte de España (Burgos), me despedía de los alumnos de un Master Universitario Posgrado, del que era Profesor y Director, informándoles del examen que ellos iban a tener en esos días que yo iba a estar fuera por irme de viaje; una alumna llamada Raquel quiso hablar conmigo a solas, la llevé a un despacho y me dijo que iba a abandonar el master porque no quería pasar examen alguno, ya que había sufrido suficiente con los exámenes de la carrera (Licenciatura en Económicas), que lo pasaba muy mal porque sufría taquicardias, nervios, hasta desmayos y dolores de cabeza, etc…
    Yo la intenté convencer para que se presentase al examen y no tuviese que suspender y abandonar el master, alegando el gasto elevado que sus padres habían realizado por ella, el disgusto que les iba a causar, la importancia que el master representaba para su carrera y futura profesión, etc…
    Me contestó que por deferencia a mi, porque ella y los demás compañeros me apreciaban por identificarme y preocuparme por ellos, ayudándoles y aconsejándoles, me lo comunicaba antes que a sus padres, porque esa noche estaba dispuesta a decírselo a ellos.
    Yo insistí y a ella se le saltaron las lágrimas, contestándome: ¡Pedro, por favor, no insistas, lo tengo decidido…!
    Cuando se despedía y se iba, yo le dije que quería corresponder a su deferencia conmigo y contarle algo personal; ella quedó sorprendida por esa decisión mía y escucho interesada lo que quería decirle.
    Le dije lo siguiente: Raquel, mañana salgo de viaje a examinarme de una asignatura de una nueva carrera que estoy realizando, el examen consiste en contestar, comentadas, diferentes preguntas y desarrollar por escrito diferentes temas, esto por la mañana; por la tarde, ante un tribunal, y sacando de una bolsa una bola numerada, desarrollo el tema que me salga durante veinte minutos, y contesto a preguntas del tribunal. Como ves es duro y me pongo muy nervioso, a veces también tengo taquicardias y me duele la cabeza de lo mal que lo paso,… añadiendo a eso un viaje de ida y vuelta de 1.400 Km. en menos de tres días; pero lo supero todo y me sirve como experiencia, disciplina, autocontrol y sobretodo como satisfacción personal por superarme a mi mismo y adquirir conocimientos.
    Pedro, y eso a tu edad…? contestó ella y se fue pensativa.
    A los dos días, cuando yo había pasado el examen escrito y estaba comiendo para posteriormente pasar el examen oral, me llamaron al teléfono móvil desde la Universidad de Murcia para decirme que Raquel se había presentado al examen y continuaba el master.
    Yo, con esa noticia, estaba tan motivado y contento que el tribuna examinador me comunicó que parase la exposición porque ya era suficiente la defensa hecha del tema en cuestión… la nota final que me dio el tribunal fue la más alta de la carrera: un 9.
    A la vuelta del viaje, cuando entré en el aula de mis alumnos, el profesor que estaba dando su clase dejo de hablar, los alumnos se pusieron de pie aplaudiendo, Raquel se abalanzó hacia mi llorando y abrazándome, y yo me emocioné… todos me preguntaron por mi examen, pues hasta ese momento no había dicho nada de mis estudios como alumno.
    La tal Raquel terminó el master con nota y actualmente es la Directora de un departamento de una gran empresa.
    Me invitó a su boda, al bautizo de su hija y cada tres meses comemos juntos y me cuenta como lleva su trabajo en la empresa.

    Una vez más se demuestra que el liderazgo se gana con el ejemplo porque “el ejemplo arrastra” y convence más que las palabras.
    Un fuerte abrazo.
    Pedro Motas

    Me gusta

  2. Con su permiso mi Coronel, apasionante tema; el líder militar, ahora bien ¿de que clase de líder hablamos? del líder emocional, capacitador, u operacional. el líder militar debe poseer una conjunción de capacidades humano-técnica-tácticas, adaptables a diferentes situaciones de acuerdo a su ubicación dentro de la Institución.ejemplo personal, el líder militar debe siempre “estar en la trinchera”, debe estar donde la acción se encuentra, tener siempre la información de primera mano, de sus subordinados, que son en definitiva los que hacen que las cosas pasen. Es inadmisible que un líder llegue a preguntar ¿Cómo fue que esto pasó?. Deben infundir esa energía propia del líder a sus seguidores, demostrando que todo es posible. En la guerra los a que llegan en segundo lugar no les dan medalla de plata.

    En 1.974 en el 2ª REP realizamos la parada militar de traspaso de mando del nuevo coronel Brette, que vendría a comandar el regimiento, a todos los presentes nos produjo satisfacción ver que lucía la medalla militar, segunda en el escalafón de medallas militares francesas, medalla esta que solo se concede a tropa o suboficiales, si algún militar la luce, es porque fue soldado o suboficial.

    Un coronel menudo de apariencia enseguida se gano el respeto de todos sus subordinados, oficiales, suboficiales y legionarios, siempre en cabeza, no le gustaba mucho el despacho, si estábamos en el cuartel venía por la cantina a compartir con los legionarios y suboficiales, si estábamos de ejercicios era el primero, si jugábamos al rugby ahí estaba el, si estábamos de misión pasaba por todos los puestos, aún los avanzados.

    Después del coronel, nombraría al Capitán Puga de la 1ª CIA del 2º REP mi jefe de unidad dio sobradas muestras de su liderazgo que no desconocíamos pero en 1.982 Operación Epoulard Libano cito estos dos oficiales porque para mi reúnen los tres requisitos fundamentales de un líder militar.

    Dejo este link de esta intervención en la foto 29 aparece el capitán Puga, http://www.ecpad.fr/1982-larmee-francaise-au-liban-a-travers-les-photographies-du-reporter-francois-xavier-roch/

    Me gusta

  3. Estupendo articulo de lo que debe ser un Jefe Mi General.

    Predicar con el ejemplo, es ahí la cuestión, recuerdo que sirviendo en la Bandera, el Capitán de mi Cía., D. José Soler Regal, era por todos nosotros sus subordinados el mas querido, pero joder es que era un tipo que se hacía querer y respetar, era un tío, al que seguiríamos a donde el nos llevara, con los ojos cerrados, porque el nos dirigía y enseñaba con dureza, pero al mismo tiempo con la dulzura de un Padre, y esto quedó constatado en las muchas acciones que tuvo con nosotros, por poner un ejemplo, puedo citar en unas maniobras que hacíamos en Gran Canaria, donde un día, llego el sargento de cocina, con la comida que nos había preparado, y nuestro Capitán después de haber probado dicha comida volcó los bidones de esta por el suelo y recriminándole al Sargento, la basura de comida que nos había llevado, le dio la orden de traer, una comida de acorde con el esfuerzo que sus soldados estaban haciendo, cosa que el subalterno en cuestión de media hora solventó, yéndose al pueblo mas cercano y aparecernos con unos pollos fritos con patatas, que degustamos todos, muy alegremente.

    ¿ Como yo como cabo de morteros en aquel entonces, le iba a fallar a mi Capitán, después de haber visto su preocupación por sus soldados ?, si mi Capitán decía, tenemos que tomar esta, o aquella cota, daba igual lo difícil, distante o empinado que fuera el camino, por supuesto con el delante de nosotros, le seguiríamos gustosos y sin rechistar, hasta el fin del mundo, aunque nos salieran las tripas por la boca.

    Este es el mayor problema que tenemos hoy en España, el ejemplo que nos dan nuestros Gobernantes.

    ¿ Como puede un Político pedir al Pueblo, que no defraude a Hacienda, si ellos están de corrupción hasta las cejas ?.
    ¿ Como pueden algunos partidos Políticos defender la Escuela Pública si la mayoría de ellos llevan a sus hijos a la Privada ?.
    ¿Como pueden pedirnos que paguemos mas impuestos, si ellos ni rebajan ni tienen pensamiento de rebajar los gastos de esta mastodóntica administración que tenemos?.
    ¿ Como pueden defender la Sanidad Pública, si llegado el caso para uno de ellos en una enfermedad grave, se van a la privada ?.
    ¿ Como pueden defender delante del Pueblo los recortes, si ellos se suben los sueldos y prebendas nada mas llegar al poder ?.
    ¿ Como nos pueden hacer creer a los trabajadores de este País, que tenemos que prolongar nuestra edad para la Jubilación, si ellos por el mero hecho de estar nombrados dos legislaturas, ( a lo peor 8 años ), ya tienen derecho a jubilarse con la máxima pensión ?.
    ¿ Como pueden algunos Partidos Políticos, pedirnos su voto para cambiar la Constitución, si después les vemos arrastrarse y mendigar, un pacto con los que quieren destruir y separar a España ?.
    ¿ Como me puede pedir el Alcalde de mi pueblo, que cumplamos con nuestras obligaciones, tanto tributarias como de ciudadanía, si deja hacer a estos colectivos de ocupas, lo que les venga a bien con tal de asegurarse sus votos ?.

    Podría seguir eternamente, hasta “agotar la tinta del ordenador”, poniendo ejemplos de lo que ni puede ni debe ser un Dirigente, pero lo dejo aquí, porque se positivamente, que esto no lo cambiará nadie, porque nuestros Gobernantes, no son Gobernantes, son solo eso, gente a los que no les importa el bien común de los Españoles, solo les importa su bien personal y los intereses de sus partidos.

    Perdonen por el tocho, pero es que estas cosas me encienden.

    Un Abrazo a todos de un veterano CLP C-239

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s