DE LOS AÑOS DE PLOMO A NUESTROS DIAS ¿Un cambio en las políticas del extremismo separatista o un simple cambio de estrategia? (General Adolfo Coloma Contreras)

Imagen1En el año 1990, al finalizar mi Curso de Estado Mayor, obtuve destino en el cuartel General de la Brigada de Cazadores de Montaña LI en San Sebastián. Unía así mi deseo de iniciarme en aquello del estado mayor, empezando por abajo, por el escalón brigada, con el de servir en las Provincias Vascongadas donde muchos compañeros de armas y otros servidores del Estado vivían en condiciones muy difíciles. Eran los llamados años de plomo, triste apelativo que aludía a la no menos triste y criminal actividad de la banda terrorista ETA y los que la amparaban.

Eran años muy duros, rodeados de inseguridad, apatía cuando no rechazo por un importante sector de la población. Cuando iba a acceder a mi destino en el Cuartel de Loyola, en el barrio donostiarra del mismo nombre, lo primero que uno encontraba era una pintada: “matar a tu capitán no es un crimen, es un acto de justicia” frente a la entrada principal del cuartel, al otro lado del puente que cruza el Urumea.

Imagen2Allí me trasladé con mi familia, mi mujer y cuatro hijos para vivir en unas viviendas prefabricadas, rodeadas de alambre de espino y vigiladas por soldados de reemplazo de la Policía Militar. Al otro lado del río, cerca de la cárcel de Martutene, asistían mis hijos a un colegio de monjas donde los acogieron con todo cariño y solicitud. Allí, el dejar caer descuidadamente las llaves de mi coche para recogerlas del suelo al tiempo que uno inspeccionaba los bajos del coche, se convirtió en una rutina. Como el escrudiñar con ansiedad los retrovisores del vehículo detenido en los aparentemente eternos semáforos del Bulevar. Habían asesinado al General Garrido y a su mujer en aquel hermoso paseo colocando una carga explosiva en el capó de su vehículo oficial unos años antes. Y también al anterior gobernador Militar, el general Gonzalez Vallés, mientras paseaba un domingo por la Barandilla ante la Playa de la Concha. Y a tantos otros.

Cuando disfrutaba mi primer permiso en las Navidades, tuve que reincorporarme urgentemente. Habían asesinado al coronel  Gobernador Militar accidental cosiéndolo a tiros cuando su vehículo estaba detenido ante un semáforo junto al rio Urumea. Unos meses más tarde, en el curso de una jura de bandera,  mientras el coronel Jefe del Regimiento Tercio Viejo de Sicilia 67, José García de Frías, presidía el desfile con el que concluía la parada,  sufría también un atentado que a punto estuvo de costarle la vida. Recibió un disparo en el muslo, por la espalda (¿podría haber sido de otra manera?) entre el Teniente coronel Balmaseda, Jefe del Batallón de ingenieros y yo mismo, lo recogimos del suelo en medio del tiroteo y lo llevamos al cuerpo de guardia. A continuación me fui a buscar a mi madre y a mi mujer, que con la del coronel Frías se protegían como podían agachadas en el suelo. Mi padre en pie me miraba con la misma expresión, pura definición de rabia,  con la que inmortalizara Goya a los ciudadanos madrileños del dos de Mayo.  El coronel me había dicho   – “La bandera, Coloma, que la retiren con los honores que se le deben” – esa era su primera preocupación.

Si, eran años de plomo. El Brigada Alberto de Juan, que además de prestar sus servicios en el cuartel de Loyola entrenaba a un equipo de balonmano de chavales del barrio, sufrió el mismo y alevoso agradecimiento. Desde luego no solo  los militares éramos “objetivos”, las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, magistrados, funcionarios y hasta periodistas sufrieron el mismo azote.  Imagen3La guardia civil, desde el Cuartel de Inchaurrondo, con tenacidad, paciencia y eficacia hacia lo suyo. En el verano desarticulaban dramáticamente el comando Donostia, reconstruido no recuerdo cuántas veces.

Años de plomo fuera y dentro de aquel hermoso territorio. Tres oficiales de mi promoción, el comandante Baranguá y los tenientes coroneles Blanco y Cortizo, fueron  cobardemente asesinados en Madrid y en León. Además Javier Quintana perdió a su padre, el teniente General Quintana por la mano asesina de ETA. Valga esto como testimonio del precio pagado por una promoción de oficiales del Ejercito simplemente por cumplir su servicio allá donde hay una Bandera de EspañaImagen4

Difícil es valorar qué fechoría de los sicarios de ETA ha sido la más  cruel. ¿El ataque al cuartel de la Guardia Civil de Zaragoza? ¿El absurdo atentado en el que una niña, Irene Villa, perdió una pierna y casi la vida?  No lo sé, cada cual tendrá su propia valoración. Pero en lo que seguro que todos los lectores de este blog convendrán conmigo es que los atentados contra el cuartel de la Guardia Civil de Vic y el atentado de HIPERCOR en Barcelona, se cuentan entre los más alevosos, cobardes y despiadados de cuantos ha perpetrado esta panda de asesinos.Imagen5

Y nos desayunamos hoy con la noticia de que el Parlamento Catalán ha invitado a visitarlo a Arnaldo Otegui, secretario general de SORTU. Un individuo que, con una larga cadena de actividades delictivas, atentados, secuestros y condenas, amparándose en  los recovecos que nuestro garantista régimen de libertades, hoy al frente del maltrecho complejo separatista vasco, es invitado a visitar un parlamento autonómico, el de Cataluña, que debe ser el palacio de la palabra, de los acuerdos, de la democracia.  Justo lo contrario a la imposición de unos pocos merced al uso de las armas.

Imagen6Aunque no es esta la primera paradoja que se da en esta España, en la que se que insulta impunemente al Jefe del Estado, se ignora el cumplimiento de muchas leyes  Me pregunto qué está sucediendo en España

Me pregunto qué ha podido suceder en Cataluña, donde hace poco menos de cuatro años su parlamento ponía voz a la Asociación de Víctimas del Terrorismo, precisamente en el XXV aniversario del horror de Hipercor, en presencia del ex Presidente de la Generalidad de Cataluña, Pascual Maragall, que había sido el alcalde de la Ciudad Condal en aquella luctuosa fecha.

Me pregunto también qué tendrá que hacer, exponer – o negociar – este sujeto, que ha sido invitado por Los Verdes/ Alianza Libre Europea al Parlamento Europeo, ante la consternación del resto de partidos. Me pregunto a que responde esta “nueva política”  cuando ni ha condenado la violencia ni ha perdido perdón a las víctimas del terrorismo y a toda la sociedad española por el infinito daño causado.Imagen7

Imagen8Me pregunto por último qué sentirán las propias víctimas  del terrorismo. Todas ellas, pero en particular los familiares de los 10 muertos del cuartel de la Guardia Civil de Vic (29-5-91), los de los 21 de HIPERCOR ( 19-6-87), los familiares de las 11 víctimas ocasionadas en los 7 atentados de ETA producidos en Barcelona y otras localidades catalanas, por no decir las de los atentados perpetrados por el GRAPO o el FRAP. ¿Una vez más la tibia y confortable equidistancia?

Imagen9Desconcertado, vuelvo a mirar a los muros de la Patria mía. Desconcertado pero no indolente ni resignado ante tanto despropósito. Esto no es hacer política. Es un disparate además de una ofensa, otra más a las víctimas del terrorismo.

Adolfo Coloma

General de brigada (R) del ET.

Anuncios

20 pensamientos en “DE LOS AÑOS DE PLOMO A NUESTROS DIAS ¿Un cambio en las políticas del extremismo separatista o un simple cambio de estrategia? (General Adolfo Coloma Contreras)

  1. Esta es la auténtica memoria histórica que quieren sepultar. Cada uno de nosotros podemos contar media docena de hechos parecidos. Fui cadete con el Capitán Garrido en la AGM, alumno en el Curso de Operaciones Especiales del capitán “Chiqui” Frías y capitán con el coronel González Vallés en el Bon Cataluña IV. De mi promoción cayeron Baró Díaz de Figueroa y Cuesta Abril. ¿Para qué seguir contando?
    Si silenciamos su recuerdo o dejamos que otros lo hagan, seremos los responsables del triunfo de los asesinos.

    Le gusta a 1 persona

  2. Gracias por nombrar a algunos de los asesinados en aquellos años, entre otros al Brigada Alberto de Juan, amigo personal y familiar.Nuestros hijos compartían escuelas en Loyola y nosotros espacios comunes. Sufrí allí los peores años del terrorismo 79-86. El primero en ser asesinado durante mi estancia fue el General González Vallés, no permita nadie el olvido de las víctimas, aunque camino llevamos de ello.

    Me gusta

  3. Los terroristas, los integristas y los antisistema han llegado al poder para quedarse, y mientras tanto nosotros, los demócratas, bla,bla,bla; Pues nada, sigamos hablando mientras ellos continúan con su lucha.

    Mi pregunta sería, al contrario que la suya Mi General, no ¿ que ha pasado en España para que esto esté así ?, sino, ¿ que hacemos para evitar para que esto siga así ?.

    Por todos es sabido que lo que está pasando, no tiene mas que un culpable, LA POLÍTICA, y mas directamente los políticos, que a lo único que se dedican es a DESGOBERNAR y a contar votos, sin importarles nada el interés general de esta Nación.

    La Democracia desde que se instauró, solo me ha servido para que yo pueda escribir en este blog, lo que pienso, o poder hacerlo en la barra de un bar, sin que se me penalice por ello, por eso grito desde aquí, a todos estos que han pervertido la Democracia, que se metan su Democracia por donde amargan los pepinos, que para este viaje no se necesitaban alforjas.

    Un fuerte recuerdo para todos los que dieron su vida por España, y en particular a todas las familias de las víctimas del terrorismo. ( no quisiera estar dentro de su piel con lo que está pasando en esta putrefacta España).

    Un abrazo

    Me gusta

  4. Al General Blas Piñar:
    Desde luego, mi general, todos tenemos casos que contar y que a cada uno nos atañe de una manera especial. Como tantos otros, considero un deber el guardar y difundir la memoria colectiva de todos ellos. gracias por tu comentario, Blas
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  5. ¿Que te voy a contar, Andrés? años de plomo, ¿verdad? dicen que nadie muere del todo mientras se le recuerde. los dos atesoramos la memoria de Alberto de juan. yo le conocí en el Aaiún y mas tarde en San Sebastián. Un gran profesional y una gran persona.
    Un abrazo para ti, Andrés
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  6. Sr García Oliver:
    Me quedo con su aguda reflexión: ¿Y nosotros qué hacemos?
    Un cordial saludo y como siempre, gracias por su aportación.
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  7. Enhora buena mi General. Compartí destino en el Bon. Colón II/67 cuando lo mandaba el Tcol García Frías. Efectivamente eran años de plomo y tristeza, de sin sentido y fanatismo negativo.

    Indignación e incomprensión que una sociedad como la catalana este desandando el camino del amor a la cultura y al sentido común.

    El buenismo está desnortando a una sociedad inmadura y veletera, ya llegarán los lodos:

    No mirando a nuestro daño,
    corremos a rienda suelta
    sin parar;
    desque vemos el engaño
    y queremos dar la vuelta,
    no hay lugar.
    J. Manrique

    Me gusta

  8. Amigo Octavio.
    Años de plomo si, años de plomo. Recordarás lo huérfanos que nos sentíamos cuando perdíamos a uno de los nuestros, tropa, suboficial u oficial y nadie venía a darnos siquiera el pésame. Si Las cosas se olvidan si no se cuentan. Ya que el Gral. Blas Piñar y tú recordáis al entonces Coronel Frías, al “Txiqui Frías”, como cariñosamente lo llamábamos os contaré algo más de su categoría humana y profesional. A los pocos días del atentado que sufrió, tuvo que dejar el mando de su regimiento (en el que había ingresado como soldado) al cumplirse el tiempo de mando estipulado, quedó disponible. Y la primera vacante que se produjo de su empleo y arma, fue la que había dejado su compañero de promoción y amigo Luis García Lozano, asesinado por ETA unos meses antes como he recordado en mi entrada. Le concedieron la vacante. Y se negó a disponer de ningún soldado de escolta aduciendo que “a él le entregaban los soldados para instruirlos y prepararlos para el combate, no para que le proporcionaran seguridad personal. Esa era tarea de los cuerpos de seguridad”.
    Que gran soldado y oficial. ¡que concepto del mandar y del servir!
    Un recuerdo entrañable para ti y para todos los que han formado parte de aquel magnífico Batallón de Irún.
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  9. Años de plomo, mi querido General, años duros de inseguridad, de apatía, de rechazo, de crímenes,… “La bandera, Coloma, que la retiren con los honores que se le deben”. ¡Qué frase más patriótica!. “Hermoso territorio” pero con uno hijos de la muerte que materializaron atentados alevosos, cobardes y despiadados que ha perpetrado esta panda de asesinos. Y es legítima la pregunta sobre ¿Qué está sucediendo en España, en Cataluña? ¿A qué responde esta nueva política? Y ¿Qué sentirán las víctimas del terrorismo?… Yo me uno en ese sentimiento de desconcierto, ante tanto despropósito, ante el disparate y la ofensa de unos políticos que manchan el arte de la política y que hacen de la democracia una sucia actividad y convivencia.

    Honor:
    A las víctimas y heridos,
    a sus familiares y amigos,
    a la gente en manifestaciones,
    a todos los que desean vivir en paz.

    No te han dejado vivir,
    te han cerrado las puertas
    muy pronto, muy rápido,
    muy débil sonaba tu llanto
    en un mar de sirenas oscuras,
    en un cielo de sangre y dolor.

    Te vas,
    tristemente,
    te vas
    y tristemente también
    algo de mi
    se va contigo.

    Aquí estoy para vivir
    mientras el alma me suene,
    y aquí estoy para morir
    cuando la hora me llegue,
    en los veneros del pueblo
    desde ahora y desde siempre.
    Varios tragos es la vida
    y un solo trago es la muerte.

    Cómo comprendo a Cristo cuando dijo
    que su reino no era de este mundo.
    Porque este mundo nuestro,
    este desapacible mundo en que vivimos,
    viene siendo un horror desde el principio.

    Terrorista:
    Qué tendrá que ver
    mi sangre
    con tu lucha,
    mi risa
    con tu odio,
    mis ganas de vivir
    con el desasosiego
    de tu alma,
    mi cuerpo
    con tus balas,
    mis alas
    con tus sierras,
    mi alma
    con los arañazos
    que tú le instalas.
    Qué tendrás tú que ver
    conmigo
    si yo contigo
    no tengo que ver nada.

    Silencio:
    Silencio por los cuerpos caídos,
    silencio por las víctimas inocentes,
    de una sociedad intransigente,
    con otros pensamientos diferentes.

    Querido Adolfo, felicidades por este emotivo y reflexivo artículo que me ha emocionado.
    Un fuerte y afectivo abrazo.
    Pedro Motas

    Me gusta

  10. Querido Don Pedro.
    Pues ha puesto vd. la guinda con esos sentidos y profundos ripios. dios le bendiga.
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  11. Tan solo mi felicitación por tan acertado y desarrollado articulo., y tan solo una pregunta………¿que podemos hacer antes esto que está pasando?, saludos.

    Me gusta

  12. Gracias, amigo Facoba 30. Su pregunta no es “pecata minuta” , ni creo ser yo quien tenga la respuesta. Por mi parte yo me aplico dos ejes de coordenadas: Actitud y compromiso. Actitud en renunciar a quedarme callado, rechazar el victimismo, y denunciar hechos como el que nos ocupa. Y compromiso con todos los que queremos una España distinta. Si ha leído un artículo del Gral. Pereza Alamán en este mismo blog: La hora de la sociedad civil, abunda mucho en este problema.
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  13. Precioso artículo Coloma, que describe situaciones muy duras y , por desgracia, desconocidas para la mayoría de nuestros compañeros del Ejército.
    Nadie se ocupó de difundir tantas lecciones anónimas de patriotismo y de entrega a España, como las que se vivieron en las Vascongadas y en Navarra en aquellos tiempos. No era político ni oportuno que se conocieran…
    A mí me trae entrañables recuerdos de Loyola y del Tercio Viejo de Sicilia.
    Creo que ha habido, y sigue habiendo, mucha cobardía moral, que impidió entonces, e impide hoy, a las personas y a las Instituciones, asumir riesgos, a la hora de decidir, y enfrentarse con valentía a las situaciones que entrañan peligro.
    Ello lleva al fracaso e, incluso, al deshonor.
    Un abrazo

    Me gusta

  14. General Palacios:
    Nadie mejor que tú para dar testimonio de ello, cuando te tuviste que hacer cargo del mando del Regimiento Tercio Viejo de Sicilia 67 en tan difíciles circunstancias.
    Hoy se ha producido la visita de Otegui al Parlamento de Cataluña. La historia se vuelve a repetir. En una sala, en torno a este sujeto, los representantes de Junts pel si. en la otra los del PP con las victimas y el PSOE en ninguna de las dos.
    Recuerdo que, en los años del plomo que describo, cuando teníamos que organizar una capilla ardiente porque habían asesinado a un militar ¡que pocos ciudadanos venían a confortarnos, a expresarnos su pésame! Bueno, he de decir que sí había una excepción: Ramón Jáuregui, el Secretario General de los Socialistas Vascos. Que yo recuerde, era el único que acudía. debo aclarar que por aquel entonces, el PP apenas tenía representación en Guipúzcoa y el PSOE, se percibía entonces como el Estado.
    ¿Qué habrá pasado desde entonces? ¿Se ha impuesto la política de la maldita equidistancia con victimas y verdugos?
    Y no estoy hablando de política ni tomando partido. Hablo de lo que he vivido, de lo que hemos vivido y de lo que estamos viviendo ahora ¿No mi general?
    Con un abrazo me vuelvo a poner a tus ordenes.
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  15. Para España son agravios

    Esos que a la Patria escupen
    Bajo las sombras del mal,
    Y con violencia se nutren;
    Antes que su suelo enluten
    Con ellos ha que acabar.

    Hijos de una madre perra
    Que promovéis el dolor,
    Y en una cobarde Guerra
    De sangre mancháis la tierra
    Con el más demente fervor.

    El suelo Patrio es anhelo
    De todo ser bien nacido,
    Y vuestros puñales de hielo
    Pretenden romper el suelo
    De la tierra en que habéis nacido.

    Es tan grande vuestra demencia
    Que ya no causáis espanto,
    Y vuestra sucia conciencia
    Comulga con la indecencia
    Que a la honradez causa llanto.

    Se rompen en sinrazones
    Vuestros gritos de independencia,
    Y al compás de los tambores
    Que redoblan las traiciones
    Desfila vuestra indecencia.

    ¡¡¡Hijos de una perra madre
    Para España sois agravio,
    Y vuestro hacer despreciable
    Bien puede ser comparable
    Al decir de vuestros labios!!!

    Me gusta

  16. ¡Hombre, Ramón! Viejo y querido legionario Goana, Intervienes e ilustras este foro con unos ripios en la mejor tradición de la poesía legionaria. Responde, creo a lo que siente el soldado de trinchera o el hombre de la calle.
    gracias por estar ahí, ¡legionario de raza!
    Adolfo Coloma

    Me gusta

  17. Mi Teniente, mi Capitán , mi General, aquí estoy, aún no me han matado las hordas anarquistas del Oeste de esta Nación llamada España, están en ello, mas; creo que se lo están pensando y al parecer les falta el valor que hay que tener, porque cobardía les sobra. Pero ya se sabe que los cobardes tienen que estar de a montón, porque solos no son nada a parte de la basura y la peste que dan.
    Arriba España y muera el mal gobierno habido y por haber
    Siempre a sus órdenes mi General

    Cabo 1º Legionario Rogaciano Goana Nelson=Ramón Lencero Nieto

    Me gusta

  18. A las huellas de aquel ayer Legionario
    ——————————————————————————————-

    Ante las ruinas latentes,
    En los vestigios que asoman
    De un ayer que hace presente
    En aquellos que lo sienten
    Y al contemplar se desolan.

    En esta triste visión
    Que aparecen semejanzas
    De aquellos hitos de honor,
    En el Marruecos español
    Requiebran las remembranzas.

    De sombras que tornasolan
    En los ecos que retumban
    De aquellas penas y glorias
    Que persisten a la historia
    Como almas de ultratumba.

    Reclamando la comprensión
    Que España les ha negado,
    Y. En esta contradicción
    Se le rompe el corazón
    Al que siente lo imaginado.

    Donde gritan los silencios
    Que ha sepultado el olvido
    Y empapados de desprecio
    Puede verse el sacrilegio
    Que entristece los sentidos.

    Del que aprecia lo expresado
    Por el paisaje inclemente
    Que se valla en el escarpado
    De los paisajes hallados
    Sobre las tierras agrestes.

    Estoy vivo, y puedo ver
    Las ruinas de aquel pasado
    Que requebrando el ayer,
    Hacen frente a este desdén
    Que la sociedad le ha dado.

    Por eso ruge mi pecho
    Clamando las dignidades
    Que el deshonor ha deshecho,
    Los que tienen todo hecho
    Y. No quieren las verdades.

    Los que su pecho lo exhiben
    Con medallas que rebosan,
    Y en la indignidad se inscriben
    Sabiendo que así reciben
    Los privilegios que gozan.

    Los mismos que son alzados
    Al honor que no merecen
    Ponderando lo tergiversado,
    Y. Todo lo ambicionado
    De los que en ello se crecen.

    El Ejército fue un menester
    Que sepultan con olvidos
    En el hoy de aquel después
    Que el Patriotismo se ve
    Anacrónico y negativo.

    Legionario soy de España,
    De esta Nación tan sufrida
    Que ponderan las artimañas
    Con la más cobarde saña
    Que la tienen dividida.

    Estos versos son inspirados por lo leído, visto y oído con el corazón, es una imaginación que luego de haberla repasado de una forma intensa y apasionada; en ella me reconozco como fiel a la verdad, dentro de algunas pequeñas variaciones que pudieran ser objeto a tener en cuenta para darle más realidad.

    Luego de una visita por posiciones y acuartelamientos españoles en Marruecos

    De Ceuta a Tetuán y alrededores

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s