BRIPAC 50 BOP 0 (Tte. Gral. Emilio Pérez Alamán)

IMG_7290

El pasado 23 de Febrero los paracaidistas del Ejército de Tierra español celebramos el LXII Aniversario del primer salto desde avión con el que el primer curso paracaidista abría las puertas a la constitución de la Bandera “Roger de Flor”, que sería la Primera de la Gran Unidad que doce años más tarde se organizaría como Brigada Paracaidista, nuestra “BRIPAC”. En consecuencia coincidían en la Base “Principe” la conmemoración del primer salto con el contundente número de 50 años , las Bodas de Oro, de la “BRIPAC”, punta de lanza de nuestro Ejército durante más de la mitad de su existencia y ejemplo a seguir a la hora de adecuar la organización y empleo del resto de Unidades a IMG_0189la hora de cumplimentar las nuevas Misiones.

También se aprovechó fecha tan señalada para constituirse el Regimiento de Infantería “Nápoles” nº4 de la nueva Brigada Orgánica Polivalente (BOP), cuyo Mando asumirá el hasta ese momento Coronel 2º Jefe de la Brigada Paracaidista.IMG_0201

El 0 (cero) que se asigna en el título a la inminente activación de la BOP, fruto de la enésima reorganización de la Fuerza en nuestro Ejército, no tiene ninguna intención peyorativa, tan solo es una valoración temporal entre los 50 años de entrega y valor acreditado por sus caídos y victorias logradas en todas las misiones asignadas a la BRIPAC, frente a la todavía no activada, aunque ya exista oficialmente en el BOD, BOP”Almogávares VI” de paracaidistas.

Insisto en que no se entienda la expresión como negativa, no lo es porque la nueva orgánica la pondrá en práctica el Espíritu Paracaidista, de cuya adaptabilidad no cabe dudar como lo demuestran, a lo largo de su corto pero intenso Historial, todas sus acciones puramente paracaidistas, sus capacidades como Unidad Heliportada y Aerotransportada, su aptitud para Operaciones de Asalto Aéreo, actuar como Infantería Ligera Protegida con medios blindados y realizar misiones, tanto de Ayuda Humanitaria en Kurdistán y Mozambique como de Combate en Ifni, Sahara y Afganistán.

IMG_0200La propuesta de la polivalencia que han aconsejado los partidarios del cambio permanente, con razón o sin ella, parece que pretende disponer de Brigadas con una orgánica permanente que permita tener Unidades preparadas para reaccionar frente a cualquier amenaza inmediata, al estimar que dicha organización supone que una Unidad polivalente puede ser considerada como una estructura operativa para cualquier situación, aunque la experiencia demuestra que las necesidades de cada Misión obligará a crear, prácticamente siempre, una estructura distinta para cada operación concreta, agregando y asignando a la Unidad base los medios no orgánicos necesarios para cada ocasión. Tal capacidad es una característica principal de la BRIPAC, como demostró en la Operación “ALFA KILO”, cuando en 72 horas hubo de reorganizarse internamente, recibir toda clase de apoyos y estar dispuesta para desplegar en el Norte de Irak y cumplir una misión absolutamente desconocida y por tanto no preparada previamente. El cometido se realizó con el éxito reconocido por el pueblo kurdo y el Mando Internacional bajo el que se actúo.

Con este razonamiento solo intento expresar mi opinión sobre el concepto de la “polivalencia” con el que, al parecer, se justifica la última reorganización y que, repito, el Espíritu de las Unidades absorberán con la naturalidad de la costumbre aunque les complique su actividad sin mayores ventajas operativas.IMG_0197

Sin embargo, pese al mal menor que supone la permanente variación de las estructuras orgánicas, con sus cambios de dependencia, alejamiento de las pequeñas Unidades de su Mando, remodelación de plantillas, diversificación de materiales, mayor complejidad en su mantenimiento.. etc, es más preocupante el empeño por buscar un “uniformismo” que no asegura una mayor cohesión por la polivalencia que la que pueda tener una estructura operativa “ad hoc”, como se ha comprobado a lo largo de estos 25 años en la organización de contingentes formados con los medios necesarios para cada Misión sin ningún problema importante.

Por supuesto que no siendo un teórico del tema y habiendo vivido las grandes dificultades que se encuentran los Mandos de mayor nivel para cubrir sus necesidades y cumplir adecuadamente los objetivos deseados, (Según El COFIDENCIAL DIGITAL, 26/02/2016, La OTAN ya ha mostrado su preocupación por la falta de atención a la preparación de nuestras Fuerzas Armadas), creo que dichas dificultades no son motivo para que se busquen otros caminos con el fin de soslayar las carencias de medios y tiempos de adiestramiento, con cambios orgánicos tan frecuentes que, si bien pueden complacer a los responsables de Defensa, no mejoran precisamente la operatividad.

Para ello es necesario hacer llegar a quien corresponde la importancia de una política de Defensa que dé seguridad al desarrollo y mantenimiento de la política económico-social para el bienestar interno y fuerza a la Política Exterior que dé confianza a nuestros Aliados y suponga disuasión a los que no lo sean.

Pese a todo, la BRIPAC asumirá con disciplina y lealtad el nuevo reto que los nuevos cambios le imponen y estoy seguro que lo hará con el Espíritu del Ser Paracaidista y su Ideario será el Ideario de las Unidades que se incorporan, respetando las inamovibles tradiciones de procedencia.

IMG_0199Considero importante insistir en que la necesidad de la evolución no es discutible, pero se deben contemplar todos los factores de la misma y no convertirse en cambios que desvirtúen su auténtico objetivo con otros fines.

Fíjense los reorganizadores en las Unidades Paracaidistas de nuestros Aliados y de más allá como los de Rusia o China, desde su creación han sufrido la evolución impuesta por los nuevos medios, capacidades y procedimientos de empleo, pero todas han mantenido el Ideario y tradiciones adquiridas en su origen y a lo largo de su Historial, teniendo todas ellas la valoración de Infanterías ligeras de élite muy bien entrenadas y motivadas.

La 11 Brigada Paracaidista francesa, heredera de la 11 División con la que la BRIPAC tantas veces ha participado en ejercicios y misiones. Al igual que la Folgore italiana o la 82 División Aerotransportada de Estados Unidos, con más de 14.500 efectivos,en la que desde su General hasta el último mecánico o escribiente son paracaidistas. Todos constituyen la principal Unidad de la Reserva estratégica de sus Fuerzas Armadas por su disponibilidad, capacidad de respuesta rápida y versatilidad para el despliegue. Para ello se ha de disponer de los medios adecuados pero tanto o más importante, es el espíritu que desde la GM II conlleva el Ser Paracaidista, lo que supone estar siempre dispuesto a saltar desde un avión, no como un simple acto individual, sino para cumplir una misión.IMG_0190

Esa acción del lanzamiento condensa y sublima todos los valores y virtudes del soldado, dispuesto a superar todos los condicionantes de un riesgo cierto antes de empezar la misión. El ejemplo y la decisión del Jefe que arrastra a sus subordinados a seguírle, la cohesión y el espíritu de equipo que se crea en la patrulla puesta en pie y enganchada esperando la luz verde. En el reagrupamiento en tierra se pone en valor las máximas exigencias de un soldado: iniciativa, compañerismo, valor, esfuerzo, sacrificio y preparación excelente. Esta consideración debe tenerse muy en cuenta, al igual que el espíritu propio de todas y cada una de las Unidades a la hora de reorganizarlas materialmente.

IMG_0204Supone una gran alegría que los componentes del tres veces centenario Regimiento de Caballería “Lusitania” Nº 8, próximo a integrarse en la BRIPAC polivalente, manifiesten su deseo de hacer el curso paracaidista como especialidad principal de su nueva Gran Unidad. Espero que nada se lo impida.

Termino como no puede ser de otra forma, con mi más efusiva felicitación a nuestra Brigada Paracaidista. Todos sus Veteranos, desde los del primer curso a los últimos licenciados seguimos sintiendo el “veneno” que su estilo nos inculcó en nuestra juventud. El libro de su Historia que se abrió en IFNI y la larga lista de caídos en sus filas son la garantía de que los que hoy forman y saltan encuadrados en sus Unidades mantendrán el Espíritu del Ser Paracaidista que nos enseñaron los primeros bajo el mando de nuestro Fundador, el Comandante Pallás ¡CON NOSOTRSOS!

De nuevo, como hice tiempo atrás, reclamando el nombre tradicional de “BRUNETE” para la nueva División que encuadra en la presente reorganización a las Brigadas Mecanizadas, desde estas líneas solicito a quien tiene la responsabilidad y la posibilidad de hacerlo, que independientemente de las reorganizaciones y estructuras que considere necesario realizar, permita que se mantengan todos los signos de identidad de la Brigada Paracaidista así como el contenido y práctica de sus tradiciones, empezando por no variar su denominación de BRIGADA PARACAIDISTA “ALMOGAVARES” a nuestra “BRIPAC.

También acertaría el Mando, si reconsidera que todos los componentes de sus Unidades subordinadas, tal como he comentado en el caso de la 82 División Aerotransportada US Army, tengan la especialidad que les permita lanzarse del avión, si preciso fuera, para cumplir la Misión. En consecuencia se debería unirí a la denominación de cada Unidad dentro de la BOP el calificativo de PARACAIDISTAS.

Creo que dicho matiz no debería suponer un gran coste en la reorganización polivalente y sería muy valioso para el conjunto de la Gran Unidad Paracaidista de España. Solo supondría aceptar un cambio mínimo por los que tienen una imponente capacidad de cambiar en nuestro Ejército.

IMG_7300

POR ESPAÑA ¡DESPERTA FERRO!

Emilio Pérez Alamán Teniente General (R)

Anuncios

3 pensamientos en “BRIPAC 50 BOP 0 (Tte. Gral. Emilio Pérez Alamán)

  1. Cómo le agradezco este artículo, mi querido General, que me da pie y fundamento para expresar, sobre todo, un sentimiento sobre lo que ha sido hasta ahora nuestra gran BRIPAC y un deseo de que nunca pierda su esencia legionaria y paracaidista.

    Como muy bien dice el General Cifuentes: “Es nuestra Brigada una Unidad moderna y preparada para las situaciones más exigentes de las operaciones actuales, pero su preparación y adiestramiento constantes no sirven sin la presencia de un grupo humano realmente extraordinario de paracaidistas (mandos y tropa) que, en constante evolución y con un acendrado espíritu militar, mantienen viva la llama de la tradición almogávar, del sacrificio personal en apoyo a los demás y de su permanente disponibilidad para ser empleados en las ocasiones de mayor riesgo y fatiga.
    Son estos hombres y mujeres los que hacen que la vida militar tenga sentido, los que salen por la puerta del avión en marcha para acudir donde no se puede llegar de otra manera, poniendo en juego su fortaleza física y mental. Son ellos los brazos, la mente y el corazón de esta Unidad.”

    Y ¿cómo olvidar nuestro nacimiento, nuestro pasado, bautismo de sangre y sacrificio de nuestros héroes que con el credo legionario y el espíritu paracaidista marcaron el camino a seguir a los que somos veteranos y a los que hoy están en activo?

    Dos ejemplos de ello pongo a continuación:

    1) Oración encontrada junto al cuerpo del Teniente D. Antonio Ortiz de Zárate:
    “¡Oh, Dios!, Señor de los que dominan, Guía Supremo que tienes en tus manos las riendas de la vida y de la muerte, escucha mi oración de guerra.
    Haz, Señor, que mi alma no vacile en el combate y mi cuerpo no sienta el temblor del miedo.
    Haz que yo te sea fiel en la guerra como yo te lo fui en la paz.
    Haz que el silbido agudo de los proyectiles alegre mi corazón.
    Haz que la sed y el hambre, el cansancio y la fatiga, no lo sienta mi espíritu, aunque lo sienta mi carne y mis huesos.
    Que mi alma, Señor, esté siempre tensa, pronta al sacrificio y al dolor. Que no rehúya, ni en la imaginación siquiera, el primer puesto en el combate, la guardia más dura en la trinchera, la misión más difícil en el avance.
    Pon destreza en mi mano para que mi tiro sea certero.
    Pon caridad en mi corazón para que mi tiro sea sin odio.
    Haz por mi fe, que yo sea capaz de cumplir lo imposible. Que desee vivir y morir a un tiempo.
    Morir como tus Santos Apóstoles, como tus viejos profetas, para llegar a Ti.
    Vivir como tus abnegados misioneros, como tus antiguos cruzados, para luchar por Ti.
    Te pido Señor, que mi cuerpo sepa sufrir con la sonrisa en los labios,
    ¡Como sufrían tus mártires Señor!
    Concédeme, ¡oh! Rey de las victorias, el perdón por mi soberbia.
    Quise ser el soldado más valiente en mi Ejército, el español más amante de mi Patria, ¡perdona mi orgullo Señor!
    Te lo ruego por mis horas en vela, el fusil y el oído atento a los ruidos de la noche.
    Te lo pido por mi guardia constante en el amanecer de cada día.
    Por mis jornadas de sed y de hambre, de fatigas y de dolor.
    Si lo alcanzo Señor, ya mi sangre puede correr con júbilo por los campos de mi Patria y mi alma puede subir tranquila a gozarte, en el tiempo sin tiempo de Tu eternidad.

    2) Poema escrito por el Caballero Legionario Paracaidista ANTONIO LÓPEZ CANALES, en un alto del fragor de la lucha contra los guerrilleros marroquíes que intentaban arrojar al océano a nuestros compatriotas (después de pasarlos a cuchillo, evidentemente):

    A MIS COMPAÑEROS CAÍDOS EN IFNI

    Alejados de la Patria
    Rechazando a sangre fría
    Del enemigo el acoso
    Metido entre montañas
    Luchan hombres valerosos
    Que son soldados de España.

    Llegamos hace ya meses
    Legión, varias Compañías,
    Banderas Paracaidistas,
    Cádiz, Soria y Pavía.

    A Dios pedímosle fuerzas
    Para soportar con calma
    Esa tristeza tan honda
    Que nos destroza el alma.

    Madre Patria, aquí me tienes
    Presto a defender tu fama.
    En momentos como este
    Cuando el peligro amenaza
    Mi amor, amigos, mi hogar
    Los que mi vida alegraban.
    Todos quedaron muy lejos
    Por eso la pena me embarga
    Y por eso estoy tan triste.

    ¡Pero no temas, España!
    Juré defender tu honra
    Costara lo que costara
    Y hasta que mi cuerpo herido
    Por una certera bala
    Deje de gritar tu nombre
    No dejaré de elevarla
    Y con esta sencillez
    Con estas simples palabras
    Se nos quitó la tristeza
    Y tuvimos confianza.

    … Ya estábamos preparados
    Dispuestos a la batalla
    Y es que el soldado español
    Siempre fue de buena casta.

    Pronto se empieza a luchar
    Unos hoy, otros mañana
    Poco a poco van cayendo
    Mis compañeros del alma.

    La lluvia, el frío, el viento
    Hambre, sed y la nostalgia.
    Todo son calamidades
    Todo lo que entonces pasa.

    …Cuantas veces por el frío
    O por no tener cuchara
    Hemos comido dos juntos
    Dormido en la misma manta.

    Tal vez ese compañero
    Poco después se dejaba
    El cuerpo sobre la tierra
    Y junto al Señor el alma

    … Y era un pequeño grupo
    De piedras mal colocadas
    Y una tosca cruz de palo
    De sepultura cristiana.

    ¡Así se quedaron muchos!
    ¡No volverán a sus casas!
    Sus madres siempre dirán:
    ¡Murió defendiendo a España!

    ¡Ya regresan los soldados
    Terminada la campaña
    Junto a personas queridas
    Pronto podrán abrazarlas!

    Y allá… lejos de la Patria
    Conseguida la Victoria
    Quedan los cuerpos gloriosos
    Metidos entre montañas
    De esos hombres valerosos
    ¡Que… eran soldados de España!

    Y para terminar, fragmento de la carta enviada al teniente coronel Crespo del Castillo (que fue mi General los años 68, 69 y 70) el 16 de diciembre de 1957 por el gobernador general del África Occidental Española, General Zamalloa:
    “Nunca una nueva Unidad ha abierto tan brillantemente su historial de guerra como esa, hasta hace poco bisoña Agrupación de Paracaidistas, y si hacemos honor al espíritu combativo, a la magnífica preparación física puesta de manifiesto siempre que hubo que hacer un supremo esfuerzo, y el valor ya reconocido y altamente acreditado en todas las operaciones en que ha tomado parte la Agrupación, bien podemos decir que el espíritu heroico de la gloriosa Legión y el arrojo y coraje de nuestros infantes ha reencarnado brillantemente en esos nuevos y heroicos legionarios paracaidistas”.

    Espero y deseo, mi querido General, que todos los cambios, las iniciativas y los inventos continuos, que en la época actual se están experimentando, no desvirtúen el espíritu legionario y paracaidista que hemos heredado generación tras generación; y que podamos seguir estando orgullosos de nuestra Unidad, porque tanto en La Legión como en La Bripac no existe el “ex”, ya que hemos sido, somos y seremos legionarios y paracaidistas hasta el fin de nuestra existencia.

    Reciba, mi querido General, mi felicitación por el artículo y un fuerte y afectivo abrazo legionario y paracaidista.
    Pedro Motas

    Me gusta

  2. Magnífico artículo mi General. Se puede decir más alto pero no más claro: el collar no cambia al perro, salvo que sea de puas. Me encantaría tener a los “lusitanos” de paracaidistas. Pero que no nea como la “caza carros” Habrá que preguntarles…o no.

    Un respetuoso saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s