RECONCILIACIÓN Y HONOR (General de División Juan Chicharro Ortega)

calle-caidos-division-azul--644x362En un artículo reciente me refería a la Ley de Memoria  Histórica. Una ley que ha reavivado entre los españoles odios y malos recuerdos de un pasado que comenzaba a ser olvidado y que ahora por la insidia de unos dirigentes instalados en la inquina y el rencor adquiere de nuevo actualidad. Buena prueba de ello es el cambio de denominación de determinadas calles en Madrid, y en toda España, de personas y hechos relacionados con el bando nacional en dicha guerra, mientras se mantienen otras del bando republicano o rojo (perdón  pero es la terminología de la época).

Cambiarán la denominación de las calles pero el honor de esos generales permanecerá incólume mal que les pese. Lo único que consiguen es atizar un fuego ya extinguido. Tal vez deberíamos reflexionar sobre lo que significa la reconciliación y echar una ojeada a lo acaecido en Francia hace 50 años. Son sucesos lejanos y bien diferentes, pero que nos pueden dar idea de lo que son capaces de hacer hombres de Estado por el bien de su nación. Esos que aquí tanto echamos en falta.

LarteguyAún tengo en la memoria el recuerdo del coronel Raspeguy, del comandante De Glatigny y de los capitanes Esclavier y Boisfeuras, personajes todos de una magnifica trilogía escrita por Jean de Larteguy (los centuriones, los mercenarios y los pretorianos); lecturas que llenaron toda una época de quienes por allá en los 60/70 ya rondábamos los sueños de la milicia. La citada trilogía describe maravillosamente las vicisitudes de dos generaciones de oficiales franceses. Unos lucharon en su juventud en la primera guerra mundial, luego como jefes de Batallón lloraron la derrota en la segunda y ya como Generales sufrieron la misma vicisitud en Indochina y en Argelia. Y junto a estos últimos ya al final los capitanes y tenientes. Y también recuerdo la generosidad y grandeza de una nación como Francia al saber perdonar el error de algunos de sus Generales – los más importantes y conocidos – al decantarse en lo que se conoció como “el putch de Argel ” contra el poder legal que personificaba el General De Gaulle como Presidente de la V República. Sin duda una rebelión militar.

Entre los más conocidos el general Salan.

Recordemos algunos hechos de aquel entonces.

París, 2345 horas del día 23 de mayo de 1962. El Presidente del alto Tribunal Militar que juzgaba al General Raoul Putsch de Argel Zeller Jouhaud Salan y ChallerSalan por rebelión militar y jefe de la facción OAS (organización secreta del ejército) dictó sentencia: ” el acusado es considerado culpable” – la sala contuvo el aliento – “sin embargo por mayoría de votos se consideran determinados atenuantes”.

La abarrotada sala estalló en sollozos y gritos, no dejando que el Presidente terminase de leer y entonó a gran volumen La Marsellesa. Tal era el fervor que una gran parte de la ciudadanía francesa sentía por dicho General.

El General más condecorado del ejército francés del siglo XX se libró de la pena de muerte, siendo, sin embargo, condenado a cadena perpetua.

Años más tarde, el 27 de mayo de 1974, el Presidente Giscard d,Estaing le devolvió su condición de General de Ejército y en 1982  el socialista Mitterrand le reintegró al escalafón de Oficiales Generales. Hombres con visión de Estado. La herida y brecha consecuente que la guerra argelina había producido en el ejército francés quedaba cerrada.

¿Por qué un hombre de convicciones legalistas que había luchado contra la Alemania nazi, que había defendido la cultura occidental en Indochina y en Argelia, optó en determinado momento por la rebelión militar incurriendo en un gravísimo delito?

Placa-Comandante-VillamartíAhondar en estas razones ha sido objeto de numerosas obras así como de biografías, y se escapan al espacio de estas líneas. Tal vez la razón última habría que buscarla en su concepto de la profesión militar y en el de su concepto del honor; virtud tan arraigada entonces y ahora en los ejércitos. Una virtud que lleva al cumplimiento del deber hasta sus últimas consecuencias y, que sin ser privativa del estamento militar en ningún caso, se manifiesta en este con mayor fuerza que en ningún otro.

Veamos lo que había sucedido antes: lo primero que hizo De Gaulle tras haber tomado el poder el 1 de julio de 1958 fue visitar Argelia convirtiéndose en el primer defensor de la Argelia francesa y asegurándose así el apoyo del ejército. “Vive l,Algerie francaise” fue su grito en Mostaganem.

Tan sólo siete meses después todo cambió y De Gaulle propició el fin de la presencia francesa en Argelia. En ese periodo, 2000 soldados franceses habían caído en combate siguiendo a sus jefes que les habían conminado y motivado a la lucha.

Gran parte de los jefes y oficiales del ejército que llevaban años en Argelia, que habían combatido y que habían perdido muchos hombres se sintieron traicionados por De Gaulle.

Apareció entonces la rebelión militar – el Putch de Argel – a la que se unió el General Salan. Fracasado el golpe, el General lideró la OAS que tanto dañó ocasionó: más de 1500 muertos e innumerables atentados.

El General Salan siempre fue consciente y sabedor que había emprendido un camino hacia el fracaso. Si se embarcó en esta aventura fue por sentirse ligado al juramento de no abandonar nunca Argelia, por su compromiso y fidelidad con sus subordinados y por la profundidad de sus convicciones. En definitiva por su sentido del honor.

Fue juzgado y condenado.

El teniente condecorado con la cruz de guerra y la legión de Honor, gravemente herido en la primera fuerza mundial, el soldado a quien Delattre destacó como uno de sus mejores Coroneles en 1944, el que fuera Comandante en jefe de las fuerzas francesas en Indochina, y en Argelia, descansa hoy en paz en un cementerio en Vichy.

Siempre hay flores frescas en su tumba; en ella se puede leer ” Raoul Salan soldat de la Grande Armée”.

Francia le condenó por su último error pero también supo reconocer la grandeza de su sentido del honor y dio visos de realidad a la necesaria reconciliación entre franceses.

Militares de honor y Estadistas. Respeto al honor de un General y reconciliación.800px-Obelisco_Dos_de_mayo_(Madrid)_03

En España en 1936 un grupo de Generales se alzó contra el caos, la anarquía y el desgobierno generalizado que reinaba en España; lo hicieron sirviendo a su Patria y conforme a su concepto del honor. También hubo otros que al contrario de los citados no se adhirieron al alzamiento. No seré yo quien les niegue igualmente que lo hicieron conforme a su concepto del honor y a sus creencias. Lamentablemente, dos generaciones después, todavía hay españoles incapaces de reconocer que a nada bueno conduce despertar odios enterrados y buen ejemplo podían tomar de la grandeza de un país como Francia.

General de División (R.) de Infantería de Marina Juan Chicharro Ortega

Anuncios

16 pensamientos en “RECONCILIACIÓN Y HONOR (General de División Juan Chicharro Ortega)

  1. Hoy vi morir a un hombre. Aquel que tanto nos grito ¡Fascistas! Desde la otra orilla.
    Lo reconocí por su eterna boina roja. Tenía un tiro en el pecho, y sangraba por la nariz y la boca.
    Me pare al verle, con los ojos llenos de miedo y desesperación, tendiéndome una mano para pedirme con su mirada ayuda.
    Cogí su mano, y nuestras miradas quedaron fijas una en otra mientras su sangre regaba el suelo que ambos tanto amábamos.
    Vi alivio en su expresión al sentir mi mano en la suya, y sin saber cómo, le dije “Tranquilo, estate tranquilo, no pasa nada, estarás bien en seguida”.
    Es curioso, observe un detalle que me ha quedado grabado en mi mente, ahí no pensé en sus insultos y en su vociferante odio, y sé a ciencia cierta que él tampoco. Solo que aunque en algún momento su mente y la mía tenían ideas diferentes, sus manos y las mías eran iguales.
    Manos de campesino y de pescador……..
    RECUERDOS DESDE LA BUTACA DE MI ABUELO.
    JL MONTOYA

    Me gusta

  2. Magnífico recordatorio, mi general.
    Si me permites, un apunte a la edificante reflexión sobre el honor y reconciliación, me permito subrayar, como dices, que el General Salan no olvidó a sus compañeros de armas, pero tampoco éstos se olvidaron de él.
    Con ocasión de los graves disturbios que asolaron París y otras localidades francesas en lo que se ha conocido como “el Mayo del 68”, el día 29 el Presidente de la Republica Francesa Charles De Gaulle desapareció. Se había ido a Baden-Baden (Alemania), donde estaban estacionados los paracaidistas franceses bajo el mando del General Massu, antiguo subordinado de Salan. La amenaza de la intervención del Ejército se cernió sobre los grupos políticos que amparaban la revuelta y la cosa se calmó. A cambio, el día 15 de Junio De Gaulle hubo de amnistiar al General Salan y a otros militantes de la extinta OAS.
    Allí empezó la reconciliación. Los reconocimientos, como bien señalas, vinieron más tarde. Pero ante y después el General Salan acudió con honor a su cita con el destino.
    Adolfo Coloma
    GB (R) del ET

    Me gusta

  3. Buenos dias mi General: He estado leyendo sus artículos y he tenido la grata sorpresa de encontrar su artículo sobre la milicia universitaria. Es de agradecer el reconocimiento que hace a aquellos jóvenes que con honor e ilusión afrontaron como sargentos y alfereces el servicio a España , con la recompensa del deber cumplido , sin esperar nada a cambio y en en la gran mayoría de los casos , nos ha dejado uno de los mejores recuerdos de nuestra juventud. La imec contó en sus filas con jóvenes universitarios que representan a la mejor juventud de los 80 y que afrontan hoy en día su responsabilidad en la sociedad civil, sin olvidar nunca su paso por la escala de complemento. Tuve el gran honor de cumplir mis obligaciones con España como Alferez de Caballeria . Como escribió el gran Cervantes ” Nunca la pluma emboto la espada” Un cordial saludo.

    Jose Manuel Rodriguez

    Enviado desde mi iPad

    Me gusta

  4. EL PROBLEMA ESTRIBA CUANDO UN ODIO NO ENTERRADO, PREVALECE SOBRE EL LLENO DE VALORES MILITARES CUANDO EN EL PRIMERO ERAN MINIMOS LOS QUE PORTABAN ESOS VALORES

    EL GEN SALAM ESTUVO A PUNTO DE ATERRIZAR EN UN AEROPUERTO NATURAL DE JACA
    DESTACARON DE LA BRIGADA DE ALTA MONTAÑA A UN TTE CON UNA SECCION CON ORDEN DE APRESARLE SIN HACER NINGUN DISPARO
    NO ATERRIZÓ LA AVIONETA EN QUE SE LE ESPERABA
    NO VOY A DAR EL NOMBRE DE ESE TTE QUE LLEGÓ A GEN Y ALAMAN CONOCERA POR HABER ESTADO MUCHO TIEMPO EN PARACAIDISTAS COMO ÉL CREO ERA DE LA XIX Y DILOMADO EN EF
    A TUS ORDENES MI GENERAL

    Me gusta

  5. Mi querido General Chicharro, esta vez no tengo nada que mejor que poner en este grandioso Blog de mi querido General Dávila y referente a su extraordinario artículo que hacerme eco de sus palabras finales y haciéndolas por ello mías:
    “En España en 1936 un grupo de Generales se alzó contra el caos, la anarquía y el desgobierno generalizado que reinaba en España; lo hicieron sirviendo a su Patria y conforme a su concepto del honor. También hubo otros que al contrario de los citados no se adhirieron al alzamiento. No seré yo quien les niegue igualmente que lo hicieron conforme a su concepto del honor y a sus creencias. Lamentablemente, dos generaciones después, todavía hay españoles incapaces de reconocer que a nada bueno conduce despertar odios enterrados y buen ejemplo podían tomar de la grandeza de un país como Francia.”
    Como siempre un fuerte y afectivo abrazo, con un entusiasta ¡¡¡ VIVA ESPAÑA !!!
    Pedro Motas

    Me gusta

  6. MI general, vuelvo a leer tu articulo, pues esa triología me trae recuerdos de valores militares con la frase del Cor Raspeguy cuando dice
    “Me di cuenta empezaba a tener soldados cuando en sus cantimploras en vez de vino llevaban agua” En contra de con pan y vino se anda el camino
    Conocí siendo estudiante en Ceuta a un legionario que había estado en Dien Bien Fu. Sus historias con tu articulo, las revivo y más cuando una vez retirado, visite un museo de la guerra, creo fue en Natrang, Vietnan si la memoria no me falla. Pero no me falla, el recuerdo de la maqueta del asedio de Dien Bien Fu donde con luces cambiantes se explicaba las fases de ese asedio
    En otra sala, una antiaérea Oerlinkon. El guía que la explicaba, recalcaba el valor de sus sirvientes cuando sabemos, que los encadenaban por salir corriendo
    Venía a la memoria como Francia, tal describe Largeguy, los soldados fueron ignorados por sus compatriotas, tal y como sucede ahora con nuestros compañeros
    Francia, es un país que inculca en su pueblo el amor a la patria con su Grandeur. Ahí están sus enormes banderas en todas sus instituciones o la contradicción de hacer victorias de sus derrotas. No hay mas que visitar su Arco del Triunfo, donde están escritas también sus derrotas. o entrar en los Inválidos que sobrecoge ver esos cuatro féretros de otros tantos generales a hombros de sus soldados y luego Napoleón con una silla de montar, resaltando su tumba. Al que desterraron y reconocieron su valía. Lugar de constante visitantes
    Vuelves a España ¿ Que se ha hecho con su historia militar ? intentar reducirla translandando a una provincia su museo y para más bofetada, en un lugar orgullo de cualquier país como es ese Alcazar y olvidamos a Castaños que derrotó a uno de los grandes generales franceses o Blas de Lezo , medio hombre o tantos.otros que en las escuelas se debe estudiar A cambio se estudia a Sabino Arana, Company o el mal llamado padre de la patria andaluza. Personajes sin escrúpulos, a los que se intenta encumbrar inventando sus glori as u ocultando sus bajezas morales
    Acudes a nuestros tiempos actuales y ves como ese nefasto Zapatero, retira nuestras tropas de Afganistán orden que anticipó al conocer que el cor. integrado en una fuerza internacional al mando de un general americano le ordena matar a un imán qcvoluciona<rios r
    n
    o

    e
    soldasdos onde

    Me gusta

  7. Buenas noches, General Dávila y General Chicharro. Muy buen artículo, General Chicharro, supongo que en Francia también podríamos tener en cuenta la “reconciliación” -imperfecta, pero que tuvo que poner en juego el olvido- entre los que apoyaron la “Francia Libre” y los que apoyaron al Régimen de Vichy. Sin embargo, para el caso de España me gustaría negar “la mayor”, haciéndola radicalmente diferente al caso francés. Ninguno de los “actores” de esta “película”, que trata de rememorar una ya muy vieja, son los “actores de reparto”, sino aficionados, pues los “de reparto” ya hace muchos años que tuvieron muchos otros para reconducir sus vidas, apuntar lecciones aprendidas sobre sus errores y encontrar un punto de acuerdo para un nuevo inicio (que se llamó Constitución de 1978), establecido sobre la homologación con los países de nuestro entorno, a los que tanto nos parecíamos ya en aquel tiempo y con ninguna gana de revancha (lo que se llamó “reconciliación”). Ninguno de los actores de esta “versión” corresponde a los actores de la anterior(en su inmensa mayoría ya desaparecidos) y, para la inmensa mayoría de ellos, ni siquiera lo son sus padres; ninguno de estos actores puede señalar afrenta alguna sobre su persona, ni alegar restitución alguna sobre unos derechos perdidos. No son, pues, sino unos figurantes que aprovechan una causa abandonada para hacerla propia, en ese sentido “de nuevo cuño”, con un sólo fin: crear un espacio político para hacerse con el poder. A mi modo de ver, no se puede obrar de modo más miserable y despreciable, desde el punto de vista de cualquiera de los bandos contendientes en el pasado; claro está que juegan con la ventaja de que los que se fueron no pueden volver para darles de patadas en el trasero. Así, niego rotundamente que la actual situación española derive de la situación del pasado, es una farsa (a la que dedican toda su propaganda, incluida esa “ley de desmemoria histórica”), pero lamentablemente sí que la trata de recrear.
    Reciban un cordial saludo.

    Me gusta

  8. GRACIAS POR SUS ARTICULOS SOBRE LA RECONCILIACION. NO TIENEN DESPERDICIO.
    ME UNO A SUS INTENCIONES PARA LA CONSECUCION DE LA ESTABILIDAD EN NUESTRO PAIS Y TOTAL CONSENSO EN LA UNIDAD DE ESPAÑA.
    UN FUERTE ABRAZO LEGIONARIO.
    FRANCISCO RUIZ ALBA-ALFEREZ DE MILICIAS UNIVERSITARIAS Y LEGIONARIO DE HONOR
    R

    Me gusta

  9. Tiene razon Barber Buesa.. El perdon y la amnistia a Salan y al resto de la OAS y del Puscht fue un quid pro quo del General De Gaulle con el General Salan que mandaba el 2º CE destacado en Alemia en Mayo del 68. De Gaulle desaparecido de Paris de la Presidencia de la Republica estaba en Alemania para traer a Francia el 2ºCE de Salan, en el cual se daba la coincidencia de que mandaba la 10ª Division Paracaidista en Argel en tiempos del Pustch. He sido testigo por haber vivido en Paris de la amnistia completa que se completo en tiempos de Miterrand como Presidente de la Republica

    Me gusta

  10. Magnífico este artículo sobre la reconciliación y el ejemplo de Francia, igualito que aquí que acabo de enterarme que pitar el himno no es delito, o así lo ha decidido uno de estos estupendos jueces de la Audiencia Nacional que disfrutamos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s