CALLE DEL GENERAL DÁVILA (General Rafael Dávila Álvarez)

IMG_20151222_211837¡Por fin!

¡Gracias! Señora alcaldesa de Madrid, de cuyo nombre no quiero acordarme, por retirar el nombre de mi abuelo el Capitán General don Fidel Dávila Arrondo. Se lo agradezco en mi nombre y en el suyo. No es precisamente el nombre de una calle a lo que aspiraba mi abuelo sino transmitirnos, como así ha sido, el alto sentido de servicio a España, la honradez y la humildad.

Suprimir la calle con su nombre era un clamor popular, una necesidad que no podía esperar un día más. ¡Cuántos vecinos de Madrid dormirán tranquilos sabiendo que la calle del General Dávila ya no existe! ¡Qué alivio! Se acabaron las protestas y reivindicaciones que colapsaban la administración municipal. Por cierto ¿Sería tan amable de decirme el nombre que va a sustituir al general? ¿Otro general? Es simple curiosidad. Le podría dar alguna idea.

Como, a mi juicio, y perdone mi reflexión escrita, no es la inteligencia un signo distintivo de su ayuntamiento, le digo de antemano que no hay ninguna ironía en mis palabras y mi agradecimiento es muy sincero. Ruego lo  acepte como un regalo de Navidad; perdón para usted mejor utilizar el término fiestas.

Pues sí, en esta Navidad (fiestas para usted) el espíritu de reconciliación y concordia y de respeto al pluralismo hay que ponerlo en marcha. Pero algo veo que falla. Aquí y perdone la reflexión, a buen seguro equivocada, el sectarismo, el gasto inútil y la, aún más inútil, venganza es lo que adorna este gesto tan necesario.madrid1

Pero estoy de acuerdo con usted en que mi abuelo, al que conocí y mucho me enseñó, hombre sabio, honrado y humilde, no debe estar en una calle de un ayuntamiento del que usted es alcaldesa. Por eso le doy las gracias. Su nombre al lado del suyo afea su plural, discreta y eficaz gestión y a mí me molesta enormemente que eso ocurra. Adivina, adivinanza. La sintaxis es caprichosa, a veces.

No hace falta que me recuerde la ley de no sé qué memoria. Yo la llamaría ley de ideología. No hay mayor intransigencia y fanatismo que convertir el sectarismo, la ideología, en ley. Cuando no se convence con rigor histórico, con argumentos, se imponen las ideas por ley. Ya sabe usted lo que eso significa. ¿Le suena? Sabemos quién tiró la piedra, pero también sabemos quién la recogió, la volvió a tirar y esta vez escondió la mano. Cosas de la política de incumplimientos.

Prohibir es lo que mejor saben hacer.

13.MartiresdeParacuellosEn fin, señora alcaldesa, somos tres generaciones, tres generales apellidados Dávila, y lo que ni usted ni nadie puede retirar es la historia de esas tres generaciones y la memoria del servicio a España.

Hay que leer. Hay que estudiar. Y hay que dejar de interpretar la historia bajo el sectarismo de una ideología. Sin imposiciones y prohibiciones de las que Madrid ahora es pionera en Europa.

Paseo General Davila

Paseo del General Dávila en Santander

Gracias de nuevo, sin ironía, y siento decirle que yo también he borrado su nombre de mi memoria. Recuérdemelo cuando nos veamos. O mejor, imponga su nombre a una de las calles de Madrid sustituyendo a la de un general. Encaja perfectamente en lo que a diario vemos.

Feliz Navidad, señora alcaldesa, aunque para no ofenderla se lo diré de otra manera: felices fiestas.

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

BREVE BIOGRAFÍA DE MI ABUELO EL GENERAL DÁVILA

IMG_20151222_230318Nació en Barcelona en 1878. De incipiente vocación militar alcanzó el grado de subteniente de Infantería (alférez) a los 17 años y al fallecer, inmediato a los 84 años, el de capitán general.

Tres campañas militares: Cuba, Marruecos y la de 1936-1939.

Sus características militares eran el estudio profundo, la permanente formación y la rigurosidad de su trabajo tanto como oficial de Estado Mayor o como jefe del Ejército del Norte. Su humilde caminar por la vida le han hecho un general casi desconocido cuando fue el cerebro de importantes hechos tácticos y estratégicos tanto en la guerra de Marruecos como en la de 1936-39.

Fue Jefe de la Sección de Campaña de la Comandancia General de Melilla entre 1919 y 1921. Rechazó el plan de ocupación de Annual, pero sus consejos fueron desoídos por el general Silvestre. El enorme esfuerzo físico y psíquico al que se vio sometido le hizo enfermar y tuvo que ser evacuado días antes del Desastre de Annual. Posteriormente preparó y documentó la operación sobre Alhucemas que culminó en el desembarco y recuperación del territorio.

Ascendió a Coronel por méritos de guerra en 1924 y a general de Brigada en 1929.IMG_20151222_230416~2

Se retiró con la Ley de Azaña al no admitir renegar de sus creencias monárquicas y religiosas dedicándose en este periodo a la enseñanza en Burgos, trabajando para el Círculo Obrero Católico.  A pesar de ello el gobierno de Azaña, que conocía su capacidad de organizador, le propuso ser nombrado Subsecretario del ministerio de guerra lo que rechazó.

Al estallar la guerra en 1936 se hizo cargo de Gobierno Civil de Burgos, formando desde sus comienzos parte de la Junta de Defensa Nacional..

En octubre de 1936 fue nombrado por Franco Presidente de la Junta Técnica del Estado y Jefe de Estado Mayor del Ejército. A la muerte del general Mola fue nombrado Jefe del Ejército del Norte y posteriormente ministro de Defensa Nacional.

En agosto de 1939 fue nombrado Capitán General de la 2ª Región Militar con sede en Sevilla, a la que amó profundamente y donde su hijo Manuel, también general y Medalla Militar, conoció a una bella sevillana con la que se casó. Mis padres.

Posteriormente fue Jefe del Alto Estado Mayor de Ejército, ministro del Ejército, Consejero del Reino y Presidente del Consejo Superior Geográfico.

Falleció en Madrid el 22 de marzo de 1962.

El general Dávila, mi abuelo, ha pasado casi desapercibido por su humildad y sencillez. Él junto al general Vigón fueron los cerebros de la táctica y los que desarrollaron todos los planes de guerra que dieron el triunfo a las tropas nacionales.

Como abuelo le admiré y presumo de ser uno de sus nietos favoritos. Conservo su sable, su faja de general y su estilo, al que jamás renunciaré. Y algo que siempre llevó en su bolsillo, la reliquia de San Fidel. Ahora la llevo yo. Un hombre bueno que se retiró en silencio, igual que había vivido. Honorable, honrado y bueno.

Hoy he hecho algo que jamás me hubiera él permitido, escribir estas líneas y el artículo sobre la retirada de su calle.

Abuelo te pido disculpas. Acéptalas. Es únicamente por levantar una voz en defensa del honor y la honra.

Perdóname. Me hubiese gustado ser como tú.

 

Anuncios

133 pensamientos en “CALLE DEL GENERAL DÁVILA (General Rafael Dávila Álvarez)

  1. ¿puchesub? ¿puchero del subsuelo? ¿qué sabrá este de Alemania y de la milicia? ¿sabrá este lo que es traición? ¿sabrá este lo que es democracia? ¿sabrá este lo que es educación, cultura, respeto, esfuerzo…? me parece a mi que “este” no sabe nada de nada y en la ignorancia se cree un aprendiz de sabiondo ideologizado.

    Me gusta

  2. Joder con el monaguillo, otro que alucina en colores y se cree el rey del mambo, que se cree un salva-patrias siendo apátrida, ¡¡¡ qué sabrá él del Ejercito Español !!! ¿sabrá él lo que fueron los Tercios de Flandes?… es una pena que exista tanta golfería supina.

    Me gusta

  3. Señor Pedro Motas, querría responderle pero no consigo comprender lo que me ha querido decir. Imagino que en su mente tendría alguna idea, pero ha sido incapaz de expresarla coherentemente. Le ruego que pida a algún amigo más culto que la traduzca a un castellano comprensible. Gracias.

    Me gusta

  4. Señor Dávila, me hace gracia que se queje usted de que publiquemos anónimamente. Usted, precisamente, un español que está autorizado a portar armas y cuyos amigos y correligionarios también pueden hacerlo. Un valiente con pistola, vamos. Y encima, conociendo su concepto del patriotismo que consiste en cepillarse a los que ustedes no consideran patriotas.

    Me gusta

  5. Señor monaguillo, seguro que el Señor Dávila querría responderle con su principal arma “la inteligencia”, pero es posible que no consiga comprender lo que le ha querido decir con ese lenguaje chusco y ese peligroso anonimato que le califica. Imagino que en su mente tendría alguna idea, aunque sea perversa y malintencionada, pero ha sido incapaz de expresarla coherentemente. Le ruego que pida a algún amigo o colega más culto y coherente que la traduzca a un castellano comprensible y maduro, pero no tan infantil, por favor. Por cierto, ¿sabe usted lo que es, o significa ser, un patriota? En este blog hay muchas personas que se lo podrían explicar, pero me temo que le entraría por un oído y le saldría por el otro, ya que sería incapaz de retenerlo en el cerebro dominado por la ideología…

    Me gusta

  6. Mire, yo soy independentista catalán pero no puedo más que sentir asco con el revanchismo de la izquierda. Muchas cosas malas hizo el franquismo pero igual hizo la república en mucho menos tiempo. Hace años visité Madrid y me alegró ver tanto una placa que lamentaba el asesinato de José Antonio como otra que lamentaba el de Lorca. Una cosa es reivindicar la memoria de los vencidos y otra hacerlo a costa de humillar a los vencedores. Un poquito más de respeto de los unos con los otros. Pero bueno, dentro de poco alguien me insultará aquí o en mi facebook así que casi no vale la pena hablar.

    Me gusta

  7. Sr. David de Germá, ¿ porqué se le iba a insultar aquí ?, se puede ser independentista, del Betis, o medio pensionista, todos tenemos derecho a pensar como queramos.

    Mientras se sea algo, que esté amparado en la Constitución, nadie tiene porqué criticarle nada, aunque no se comparta su opinión.

    Eso si, esa misma Constitución, establece unas normas para llegar a la Independencia, con lo que no estaré nunca de acuerdo es en saltarse esas normas, ni en esta cuestión ni en otras.

    Saludos

    Me gusta

  8. Estimado general, soy nieta del Capitán Cortés cuya calle, como la de su abuelo, va a ser suprimida del callejero madrileño. Lamento la estrechez de miras de esta señora que trata de borrar con un gesto tan torpe una parte de la historia de España, sin entender que eso no impedirá que se recuerde con orgullo la vida de entrega y sacrificio de estos militares que supieron defender sus principios y luchar por sus ideales.
    Yo también, como usted, me siento muy orgullosa de mi abuelo y de este ejército al que aprendimos amar y respetar también a través de mi padre, general del ejército de tierra, que siempre nos inculcó el amor a la patria y el respeto por esta profesión que defiende y engrandece España, esta España que es de todos, aunque le pese a la Sra. Alcaldesa.
    Rocío Antón Cortés

    Me gusta

  9. Muy agradecido por sus palabras Rocío y no hay que darle mas importancia a algo que no deja de ser una rabieta. De verdad que yo me alegro.
    Se cumple la voluntad de mi abuelo que nunca quiso figurar en ningún sitio.
    Por otro lado aprovecho para ponerme a su disposición y enviarla mis respetos y afecto. General Dávila.

    Me gusta

  10. Sería usted tan amable de explicar el criterio de selección para publicar comentarios en este glorioso blog? Me gustaría poder debatir junto a ustedes sobre el tema pero me es imposible debido a su censura. Le dejé varios comentarios el pasado Domingo dia 27, pero fueron eliminados. Tengo capturas de pantalla si desea recordarlos.

    Un saludo Sr. Dávila.

    Me gusta

  11. Simplemente educación, respeto y nada de insultos. Eso es así y así será. Si se va a dedicar a utilizar esos calificativos que conserva en sus “capturas de pantalla”no se moleste en enviarlos de nuevo. Saludos ¿Su nombre? Es necesario publicar con nombre y apellidos.

    Me gusta

  12. Este, como ha visto que algunos han intentado entorpecer y envenenar el diálogo y el debate tranquilo y sosegado que existe en este Blog, ha querido seguir en la misma linea y se ha equivocado. Pedir respeto, educación, sin insultos ni ofensas, no es censura, es comportamiento ético y moral, porque en estos debates existe libertad pero no libertinaje ofensivo y malsonante. Y por encima de todo, qué menos que la identificación, como lo hacemos los demás. Podemos ser compañeros, amigos,… pero no somos colegas callejeros.

    Me gusta

  13. Puerca sangre de antiespaña
    España ya es tierra de lobos
    Españoles de bien
    Dirección de carroñeros
    Objetivo de cobardes y carroñeros
    Semejante gentuza
    Estos impresentables
    La ruin y miserable izquierda de este país
    Esa horda
    Mortal pestilencia
    Fantoche
    Horda de vagos
    La tiparraca esta
    Maldita la madre que los parió
    Estos elementos

    Etc etc

    Tras leer su soflama acerca de la retirada del nombre de la calle a su familiar y el resto de comentarios, me doy cuenta de que su inteligencia es, más bien, inteligencia selectiva.
    Cuando le interesa, pide el nombre completo, cuando se insulta a esa gente de “izquierda” no elimina comentarios (flaco favor se hace Ud. y sus acólitos al pensar que los que estamos en desacuerdo con lo que expone, somos poco españoles, poco ilustrados históricamente, sin capacidad de análisis o similar, celebradores de fiestas no cristianas o semejantes sandeces), etc.

    Sinceramente, no dudo de la valía como militar de su abuelo, no dudo en su amor hacia España, no dudo que fuera un abuelo ejemplar para Ud.; pero permítame dudar de que un militar que decide involucrarse en contra de unos representantes legalmente elegidos por el pueblo, sea una persona que haya que honrar con una calle (por ser educado y cortés con Ud.).

    Un saludo.

    Me gusta

  14. Se equivoca o ha leído otra cosa. Ni una palabra de las suyas he pronunciado. Usted se califica solo. Ahí quedan.
    La historia a su gusto. Asesinatos, Calvo Sotelo, quemas de iglesias y violaciones, paseíllos, venganzas, robos , golpes de Estado en Barcelona Asturias…
    Todo muy legal. Legalidad de Paracuellos.
    Feliz Año y sea usted realmente feliz buscando la objetiva verdad.
    Solo he expuesto la enorme alegría de que el nombre de mi abuelo no conviva con algunos personajes. Enorme alegría y que con palabras como las suyas se acrecienta.

    Me gusta

  15. Me parece perfecto y le apoyo totalmente Mi General, en lo de dar la cara.

    ¿ Estos “insultos”, es todo lo que ha podido recopilar este individuo en ciento y pico comentarios para demostrar cuan malos y maleducados somos los que amamos a España y su unidad?, ademas dando la cara, con nuestros nombres o sitios donde se nos puede identificar.

    Me parece a mí, que este Sr. debería hacérselo mirar, y sobre todo se fije en el lenguaje de sus correligionarios, que en poco mas de cuatro mensajes, hacen mas insultos y dejan caer mas mala baba y acusaciones sin prueba alguna, que todos los que el muy partidístamente refleja.

    Lo que este Sr. no soporta es que en este blog, se digan las cosas tal y como son, y no como el quiere que sean, y que no nos callaremos, por mucho que él y muchos como él, lo pretendan, ya está bien de que la izquierda en España, nos tome por tontos y antidemócratas a los que no pensamos como ellos.

    Eso sí, le pediría a este Sr. se pregunte y se responda neutralmente, ( cosa que dudo hará), el porqué del alzamiento Nacional, y las circunstancias de España en aquellos momentos para que se hiciera, por el ejercito, los únicos que en aquel momento defendían, tal y como hoy en día nosotros defendemos la Unidad de España.

    Francisco Garcia Oliver, un veterano CLP.

    Me gusta

  16. Estimado general,
    hasta hoy no había tenido noticia de su escrito, dirigido a la alcaldesa de Madrid, que acabo de leer hace un momento. No pierdo tiempo y le escribo, a vuelapluma, para felicitarle por ello y para suscribir cuanto en él afirma.
    También hago mío, punto por punto, el comentario de Rocío Antón Cortés, a quien desde aquí envío un afectuoso saludo. Ambos expresan a la perfección cuanto yo opino acerca del asunto y me resultaría difícil quitar o añadir una coma a lo que en ellos queda tan fielmente reflejado.
    Yo también, como ustedes, estoy orgulloso de mi abuelo y tampoco creo que él se sintiese ofendido por tan inteligente y audaz iniciativa municipal. Entre otras razones por aquello de que no ofende quien quiere, sino sólo quien puede. Y, en este caso, por mucho que se afanen, la historia va a seguir siendo la misma, tal cual, pese a quien pese. En ella, cada cual ocupa su lugar y, me parece a mí que, en el caso concreto de mi abuelo, ya demostró en su momento que no resulta tarea fácil desplazarle del sitio en el que había decidido permanecer.
    Hablando de Historia -que siempre me ha gustado mucho, pero solo cuando se escribe con mayúscula y es materia de estudio- resulta curioso recordar ahora como los egipcios, y otros pueblos antiguos, se apresuraban a quitar, con escoplo y martillo, los nombres, esculpidos en los monumentos, de aquellos antecesores que no les resultaban gratos. Da un poco de pena comprobar cómo los tres mil años de historia transcurridos no parecen haber influido gran cosa en la evolución de algunas mentes que se tienen por preclaras. En suma: nada nuevo bajo el sol, la misma estupidez repetida por siempre, hasta la saciedad.
    Iba a terminar ya estas letras, demasiado prolongadas, pero mientras las escribo veo en televisión imágenes de la reciente cabalgata de Reyes de Madrid a la que, de niño, tanto me gustaba asistir. Y como sus autores son, precisamente, los mismos que han urdido el cambio del callejero, no me resisto a sacar el tema a colación. Pero solo para decir que cuando contemplo semejante mascarada, que nada tiene de inocente, me hago cargo de que el estado de las mentes que la han ideado es aún peor del que yo pensaba cuando me puse a escribir. Confiemos en que, más pronto que tarde, se agote su fértil inventiva o, por lo menos, pierdan la capacidad para llevar a cabo sus estériles experimentos.
    Nada más. Reciba de nuevo mis saludos y mi felicitación por expresar tan claramente unos sentimientos que muchos compartimos.
    José María Moscardó Cardona.

    Me gusta

  17. Gracias José María y me he recreado con tus palabras. Perfecta síntesis de nuestros sentimientos rodeados de educación y respeto a lo que nosotros pensamos y a lo contrario siempre que luzca la verdad. Gracias y me pongo a tu disposición con un fuerte abrazo. General Dávila

    Me gusta

  18. Muchas gracias por permitirme opinar. Desde luego estoy con el gral. Dávila… Pero ¿esto es lo que vamos a dejar a las futuras generaciones, polémicas? Cuando falta casi 20 años para que se cumpla un siglo del evidentemente triste episodio de nuestra guerra fraticida, ¿todavía estamos removiendo lo que ocurrió casi ochenta años atrás? Dejemos la revancha para los deportistas del boxeo y unidos cada uno con sus ideas, levantemos España… ¡España!, no esos apelativos de “el Estado”, “el de las 17 autonomías” (incultos, ¿Ceuta y Melilla, qué?), “la Roja”, “combinado nacional”, etc.

    Me gusta

  19. Buenas noches general, he de decirle que su carta me ha causado mucho respeto. Tanto su abuelo como su padre me merecen admiración, y por supuesto usted, que con palabras educadas y sensatas, has defendido el honor de muchos Españoles reflejado en tus familiares. Un cordial saludo. Manuel Aragón.

    Me gusta

  20. Buenas noches general, no he tenido gusto de leer esta carta hasta ahora, pero he de decirle que le ofrezco mi admiración y mi respeto ante tan gentil acto. Honrras a todos los Españoles que se sienten identificado con usted. Un cordial saludo. Manuel Aragón López.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s