JORNADA DE REFLEXIÓN. EL HATCHET MAN (General de División Rafael Dávila Álvarez)

 

directo44_110502De nada ha servido la jornada de reflexión. No me refiero a la electoral sino a esa larga y necesaria reflexión constante, prudente y obligada, exigible a  todo el que manda o dirige. Los que dirigen, incluso mandan, en España no reflexionan cuando ganan y si pierden nunca la reflexión les lleva a exigirse responsabilidades. Siguen y siguen… duran y duran. Con más capas encima que una cebolla quedan protegidos de la realidad de sus errores que achacan siempre a los demás.

‹‹Si todos están de acuerdo contigo es que ninguno está pensando››, decía el general Patton. Es el peligro de verse rodeado de escasa inteligencia y mucha soberbia proyectada a base de arrogantes portavoces. La alabanza innecesaria, además de ofender, debilita y conduce al fracaso.

general_batallaHay batallas perdidas de antemano, no a causa de una superioridad incontrastable del adversario, sino por falta de fe, confianza y entusiasmo.

Urge que los que han perdido ganando hagan una reflexión interna, valoren sus errores y se planteen cuánto hay de responsabilidad individual y diferencien el error colectivo del suyo propio. Puede ser que el máximo responsable sea el líder y deba dar un paso atrás para que otro asuma el mando. Mientras esto no ocurra seguiremos anclados en la individualidad.

Por otro lado, el peligro de alguno de los partidos que han ganado perdiendo es que viven exclusivamente de un líder al que siguen ciegamente sabiendo que, aunque no ganen, mantendrá el río revuelto donde podrán pescar sin dar palo al agua, con la protesta y la algarada como medio de supervivencia. Detrás del líder no hay nada. No hay proyecto viable sino promesas incumplidas ya que solo se trata de un programa electoral basado en la política de agitación.

La situación después de estas elecciones va más allá de la complejidad acercándose a un evidente riesgo y a una mayor fractura social. Los desafíos exigen estar vigilantes, con la ley en la mano, sin descuidar ni ceder un palmo de terreno. Cobra su mayor protagonismo la independencia de poderes. Libre es cada cual para plantear su opción política, pero no es libre para saltarse la ley aplicando su normativa peculiar y particular. Empieza de nuevo la pesca en río revuelto: ‹‹Referéndun en Cataluña o nada››, intransigencia, aquí están mis condiciones y no hay otras. Es la oferta de negociación de la agitación.

Dicen que el futuro es el diálogo y la negociación.es_mediacion

Hay que poner condiciones, las de la ley, y saber hacerlo. En el ejército de los Estados Unidos de América, ante la complejidad del desarrollo de las operaciones y los distintos caracteres de cada jefe, utilizan la figura del facilitador , un hábil negociador que resulta esencial para resolver numeroso problemas. Pero curiosamente  también hacen uso de la figura contraria, el hatchet man, hombre de fuerte personalidad que asume las tareas de negociación más desagradables y no se deja llevar por la necesaria imagen que hay que vender de cordialidad y negociación.

Nuestro hatchet man debe tener muy claras cuales son las condiciones de la negociación, sea quien sea su interlocutor, y debe ser inflexible a la vez que humilde. Las premisas de la negociación están muy claras, y ya las expusimos en nuestro manifiesto:

Que la Constitución española se fundamenta en la indisoluble unidad de la nación española, patria común e indivisible de todos los españoles.

Que, por tanto, no hay más Nación que España que ha de permanecer unida de manera ‹‹indisoluble››.

Que la unidad de España ni se dialoga ni se negocia y que la solidaridad es un mandato constitucional.

Facilitador, negociador, hatchet man, llámenlo como quieran pero concesiones a la ruptura ni una.

water05Decía Lord Wellington que toda su vida de campaña había transcurrido intentando adivinar lo que había al otro lado de la colina. ¡Cuidado! Podría ser que al que ha ganado perdiendo le permitan gobernar mientras una auténtica guerra de guerrillas acabe consumiéndolo y logre su objetivo la política de algarada.

El  hatchet man nunca debe dejar de observar lo que se esconde al otro lado de la colina. Mientras se esconden seguro que algo intentarán. Es necesaria una larga jornada de reflexión.

Lo digo por España, todo por España.Presentación1

General de División (R.) Rafael Dávila Álvarez

 

Nuestro Manifiesto: POR ESPAÑA. TODO POR ESPAÑA

https://www.change.org/p/instituciones-instituciones-del-estado-espa%C3%B1ol-por-espa%C3%B1a-todo-por-espa%C3%B1a

 

https://www.change.org/p/instituciones-instituciones-del-estado-espa%C3%B1ol-por-espa%C3%B1a-todo-por-espa%C3%B1a

 

Anuncios

3 pensamientos en “JORNADA DE REFLEXIÓN. EL HATCHET MAN (General de División Rafael Dávila Álvarez)

  1. Y el resultado de todo ello, mi querido General, es que este pasado domingo ha comenzado una nueva era para España. Una nueva etapa muy complicada en la que tres partidos han insistido en la regeneración democrática, en la potenciación de los derechos sociales y en cambios políticos y sociales fundamentales.
    Bruselas a través de diversos medios informativos ha venido lanzando mensajes de preocupación de que España pueda convertirse en un nuevo Portugal, que en pleno ajuste, ha sido la oposición de izquierdas la que ha venido a sustituir al partido ganador.
    Pero para la UE, a la vista de estos resultados, lo que le puede quitar el sueño, es que España pueda convertirse en una nueva Grecia, con el agravante de que nuestro país, nuestra querida España, es la cuarta economía de la eurozona, y todavía hacen falta nuevos ajustes para cumplir los objetivos de déficit.
    El bipartidismo se ha acabado y los dos grandes partidos están obligados a entenderse y puede que hasta el punto de tener que sentarse juntos en un Gobierno de coalición, como en Alemania, porque España está ahora en una encrucijada de altísimo riesgo de estabilidad.
    Y ello para que España no se hunda más en la crisis de la economía y el paro, para recuperar el prestigio y dignidad de las instituciones, para defender la unidad de España frente al desafío catalán, para recuperar valores perdidos y para proceder a una necesaria reforma democrática y del sistema electoral.
    Estoy hablando de un pacto de gobierno constituyente al que bien podría sumarse Ciudadanos que permitirían de manera holgada la reforma de la Constitución, si ello es necesario. Y la mejora del sistema político necesitado de una renovación, pero siempre contemplado y llevado a cabo con mucha prudencia.
    Este es el gran desafío que tienen por delante Mariano Rajoy y Pedro Sánchez, dos políticos enfrentados hasta en lo personal que tendrán que dar un paso atrás para permitir que sus partidos, con ayuda de Ciudadanos, articulen un gran pacto nacional.
    No hay otra salida para la España actual que la gran coalición porque la idea de un gobierno minoritario no aguantará toda la legislatura. Y unas nuevas elecciones anticipadas, en tan solo dos meses, tampoco garantizan un resultado mejor que el actual.
    El PP y PSOE deberán abrir un debate interno en sus respectivos órganos directivos y, llegado el caso, deben convocar a sus bases para plantear este nuevo gran acuerdo nacional con voluntad constituyente y reformista.
    En definitiva, PP y PSOE han de encontrar las personas adecuadas y capaces de dialogar para llegar al gran acuerdo, siempre pensando en España y no en ideologías o intereses partidistas. De lo contrario España sufrirá y estos dos partidos también, con el riesgo de sufrir un derrumbe de insospechado alcance, porque está claro que los españoles quieren un cambio en profundidad, que ya ha comenzado y no tiene vuelta atrás.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s